Friday, March 03, 2017

HAN PASADO TRES LUNAS


LibrArte la Librería de Tejupilco
Recuerdo la conseja paterna que aprevenía contra la imprudencia y premiaba la paciencia: “antes de decidir algo, tómate tres lunas”. Hay otra voz que siempre me acompaña, la que autorizaba mi Padre como freno a lo atrabancado, decía mi Pa´, “Roma no se hizo en un día”
Hace tres meses, el tiempo que define metafóricamente el nombre de este recuento, le entregaron a Cristina, en compañía de Claudia y Carmen, sus hermanas, la primogénita y la benjamina respectivamente de la familia, el Premio Nacional de Librería, por el trabajo desarrollado al frente de la Librería LibrArte, en la población asentada en el municipio de Tejupilco, en el estado de México, en lo que se conoce también como región de la “tierra caliente” mexiquense.
Son mis hijas y constituye un deleite escribir este relato que como la vida, está lleno en tan corto espacio de tiempo, de luces brillantes, rutilantes, destellos de sol y felicidad, pero también de penumbras y claroscuros, matizados de grises.

“Nos hemos convertido en palanca de velocidades que acelera el desarrollo cultural en una región atávica y conservadora, en favor de grupos beneficiados con el NO Leer y Escribir.” 

Sabía bien el estilo, el modo, los vicios, conozco la naturaleza, las fortalezas y las debilidades que han llevado a preservar la existencia de lo que “más mejor”, hoy que nunca, debemos entender como la “mafia en el poder”: porque no es solo el PRI, y las burocracias municipales, son todo el sistema de partidos y las escuelas de todos los niveles, el magisterio corrupto y sus instituciones, los sindicatos charros, es el aparato electoral, son las policías y por supuesto los grupos criminales, son los muchos beneficiados con la corrupción. Es un despotismo cruel, que mata la vida o el alma de los habitantes de la región.
Me extenderé en los momentos bellos, en la idea perfecta de lo que pretendemos construir con nuestro trabajo en la región donde habitamos, en los recuerdos sensibles de este breve tiempo, pero antes dejo una advertencia para recordar. El gobierno municipal de Tejupilco ha desatado un trato a las libreras honradas, a Criss, Clau y Car, peor –porque la insidia, vileza y calumnia hace más daño que los golpes- que el que recibió en estos fatídicos meses, la ejemplar velocista y Senadora de la República, Ana Guevara.
No hay que olvidar, urgentemente el trabajo de investigación periodística de Humberto Padgett, que entre otros méritos tiene el haber recibido el Premio Rey de España, en la categoría de reportaje en el año 2012, que denuncia los feminicidios alarmantes en el estado de México: más que las muertas de Juárez, reza el subtítulo del trabajo, que calcula en términos siempre proporcionales a la población, que le violencia mortal en contra de la mujer en el estado de México, ha llevado a Tlatlaya a ser el municipio con mayor incidencia feminicida nacional, seguido en el tercer deshonroso lugar, por Tejupilco.


Este es el escenario en el cual, los “grupos beneficiados con el NO leer y escribir” (cita textual contenida en el Proyecto calificado por la FIL –Indeli), se han sentido agraviados y operan para que nadie se entere que Tejupilco ganó. Que la gente bella y buena y noble del pueblo de Tejupilco, y también de los municipios aledaños, hicieron ganar un proyecto propio de una familia afanada en hacer que la gente lea y sea mejor: Ellas, con un espíritu más comercial que social, porque así son los tiempos. Pero para quien esto escribe, como un propósito político deliberado, enfocado en revolucionar a nuestro pueblo y hacerlo transitar del despotismo imperante, hacia comunidades políticas. Es la combinación del merchandising, los rostros amables, la atención para cerrar ventas. Jóvenes mujeres enfocadas primordialmente en la niñez sureña, con la fascinación paterna por la metáfora platónica de la caverna de Aristocles

Llegamos el domingo 26 de noviembre a Guadalajara. Anticipamos nuestra salida por la invitación expresa del Ing. Ismael Ordoñez, encargado de la promoción del libro por el gobierno del Dr. Eruviel Ávila en el estado de México, para hacerles compañía el día de la inauguración del módulo del estado de México, en el marco de la 30 FIL Guadalajara.

Viajamos en un auto Versa de Nissan. Un día antes, uno de los representantes más oscuros de la mafia que controla y mantiene en el temor permanente a la población de Tejupilco, había desplegado una infamia supuestamente en contra de este escribidor, pero en realidad desataba los demonios machistas y xenófobos, entre los miserables beneficiarios de la corrupción. Pienso de nuevo en la caverna, los esclavos encadenados que solo pueden mirar hacia el fondo y que se han acostumbrado a la corrupción, o a las sombras proyectadas por la antorcha humeante, que envilece sus vidas.

Me acusan de recibir dinero del gobierno municipal (antes muerto que sencillo), pero a las Emprendedoras del Año en el estado de México (llevan dos premios al hilo) las tachan de adjetivos que no vale la pena ni recordar. El trayecto versó –ya rimé- con la eventual desinversión de Tejupilco y el traslado de nuestros negocios a otro lugar de México.

Es necesario señalar que la mayor de mis hijas es propietaria de un GyM extraordinario, donde acuden diariamente más de 400 mujeres; que atiende a decenas de niñas bailarinas de ballet clásico y que es el centro y punto de reunión social, político y económico de la gente buena de Tejupilco. Allí se gesta el pasaporte para el mundo de los libros.

Como buen economista (soy Galardón de la UNAM), hice rápidamente cuentas y soñamos en playas, en pueblos mágicos e incluso en la misma CDMX. Suelta la capacidad imaginativa, las potencias de la ensoñación, las musas graciosas, nos pidieron raite. Todo lo que pasó entre el domingo y el miércoles constituye el viaje más hermoso que he realizado en toda mi vida. Guadalajara es una gran ciudad. El mundo de los libros es “el mundo”, la gente que lee, es el universo humano por excelencia.

Nos felicitó el poeta cubano Alberto Peraza, quien escribió sobre la “cumbre”, que significa para todo lector, el laudo obtenido: primera vez que se otorga el Premio Nacional de Librería a un establecimiento que no se encuentra en la capital de un estado de la república; primera vez que el estado de México obtiene este premio; y primera vez que Tejupilco recibe un trofeo de esta envergadura y trascendencia.

Han pasado tres meses y ha nacido una sucursal de LibrArte, precisamente en el local que da entrada al edificio que alberga las instalaciones de DanzArte. Hemos invertido en mucha publicidad y por primera vez un negocio de los libros, se anuncia en lo más alto de Tejupilco, con un gran anuncio espectacular, que por las noches se ilumina con la tecnología de las luces “led”, tan maravillosas como económicas.

“Tejupilco no se hará en un día”, translitero el refrán que cité al principio, más metonimia que metáfora. Estamos presentando un programa de Fomento a la Lectura, que lleva por nombre ¡SALIR AFUERA! La idea –insisto en Platón- es visitar escuelas, llevar la fiesta de la lectura a la plaza pública, jugar y leer, ejercitarse y leer, la lectura como una comunidad.

En realidad, me declaro humilde discípulo de Aristóteles y adelanto que nuestro programa es retórica principal, porque la naturaleza de nuestra misión es Salir Afuera de la “caverna” donde viven amaestrados, los paisanos y amigous de la región, contra todos los cavernícolas que se obstinan en mantener el despotismo de siempre.




NACE GRUPO EMPRESARIAL DEDICADO A LA CULTURA Y LA SALUD EN TEJUPILCO

Les llaman “Las Chicas LibrArte” y son tres mujeres, hermanas, dedicadas a promover la salud a través del ejercicio, la cultura mediant...