Saturday, July 24, 2010

EL LIBRO Y LA OMNISCIENCIA

El lanzamiento al mercado del iPad, provocó enormes filas de compradores en todas partes del mundo, con el fin de adquirir el último gadget de la firma Apple. Con medio kilo de peso, 25 cm. de pantalla y 1.5 cm. de ancho, el lanzamiento de esta nueva generación de ordenador, conlleva una discusión sobre el futuro del libro impreso. Porque este poderoso aparato electrónico entra en competencia frontal, con un dispositivo llamado Kindle, quien es líder en la venta de libros electrónicos.
Para las librerías no parecen buenas noticias, pues el horizonte que se prevé, necesariamente apunta a la desaparición del libro como lo conocemos al día de hoy. La casa Amazon, que es también la empresa líder en el mundo en venta de libros, reporta que en Estados Unidos, por primera vez se han vendido más libros electrónicos que impresos, a partir de que en junio Kindle disminuyo su precio de venta a 1850 dólares.
Y es que aunque de manera paulatina, resulta irremediable consignar que el libro tiene por destino su extinción. Por ejemplo mi caso personal, lector asiduo de periódicos, que en mis mejores momentos eran tres diarios, ahora, a través de internet, ya sin el estorbo del papel y el extravió de las páginas, no dejo de leer todos los días, al menos diez periódicos distintos. Y creo que habría que esperar con alegría esta gran posibilidad de acceder a la lectura inmediata y barata, de las grandes bibliotecas mundiales.
Hoy que en nuestro país se impone la preeminencia del fanatismo tanto como de la ignorancia, la incultura y la generalización del no saber en la educación pública, la disponibilidad del iPad o de Kindle son un estímulo para todos aquellos apasionados del saber y del conocimiento, como son los tres siguientes casos: Carl Sagan e Isaac Asimov, grandes exponentes de la omnisciencia, el saber total, el conocimiento pleno, incesante, absoluto. El entendimiento perfecto. Y por supuesto, es el caso de Carlos Monsiváis, quien desde donde este ha de pasarla muy mal, al enterarse que se pretende colocar su nombre en San Lázaro, con letras de oro, por los consabidos jinetes del oportunismo nacional.
Tres grandes exponentes de la necesidad imperiosa por saber y conocer. Carl Sagan era un conocido escéptico, con un fuerte posicionamiento en contra de las pseudociencias y religiones en general: “No puedes convencer a un creyente de nada, porque sus creencias no están basadas en evidencias, están basadas en una enraizada necesidad de creer”, afirmaba el autor de una serie de obras sobre el cosmos y el espacio sideral. En Isaac Asimov uno puede encontrar al genial autor de obras de ciencia ficción tanto como al historiador, naturalista, biólogo, filósofo, gran divulgador de ciencia.
Carlos Monsiváis pertenece a una época donde no existían el Internet, Google ni Wikipedia. Tampoco se imaginaban los iPod o los teléfonos celulares, con sus camaritas integradas, que hipnotizan a los consumidores de la soledad y la impotencia. Ni siquiera había fotocopiadoras, grabadoras o teléfonos fijos. Uno llamaba a la tiendita y dejaba recados. El correo tampoco era electrónico y aún así se jugaban torneos de ajedrez por correspondencia. Época en que la gente se movía en transporte público. Ni pensar en comprar un automóvil particular.
Cuentan sus amigos y biógrafos que al cumplir los 18 años de edad, Monsiváis ya acumulaba una enorme cantidad de lecturas, perfectamente analizadas y críticas. “Era el que más había leído de todos nosotros”, relata José Emilio Pacheco.
Monsiváis incursiono en el campo de la fábula, de la poesía, la traducción, la narrativa y los ensayos, pero donde más se le recuerda, es en la facilidad que tuvo para la crónica, principalmente la urbana: Amor Perdido, Crónicas de Familia, Bolero, Los Rituales del Caos, son solo algunos títulos, legados a México.
Además Monsiváis fue un asiduo participante a charlas, conferencias, coloquios, entrevistas y su estilo, mezcla de ingenio e intelectualidad culta lo vuelve único. Monsiváis ejerce la crítica “con higiene moral y también como un combate…” escribió Octavio Paz.
Hay facetas de su vida que, cuentan quienes le conocieron, las revive con una sonrisa: la de un niño acosado en su infancia, ultrajado en su sexualidad; la del único estudiante, con una religión protestante, en escuelas predominantemente católicas. Los rastros de la intolerancia y la agresión a sus creencias o a sus preferencias amorosas, no fueron nunca obstáculo o valladar, para impedir su crecimiento moral, espiritual, intelectual y personal. En Por mi Madre Bohemios, el tino y humor, la inteligencia de Monsiváis, deja ver el grado de estupidez, demagogia, absurdos e intolerancia en el discurso tanto de representantes de la Iglesia Católica, como de la Política Mexicana, o de los sesudos conferencistas empresariales, magos de la motivación, sabandijas de la superación personal.

Thursday, July 22, 2010

LA HERENCIA SUCESORIA II

El asunto de la sucesión es un problema complejo, en la medida en que se aparta de la naturaleza real de la vida política. Cuando puede no suceder así, las bellas muertes son tiempos de fiesta. Un caso célebre, el de una muerte principesca, lo ha sido sin duda la de Karol Wojtyla, Juan Pablo II, quien paso a paso, cedió ante la inminencia mortal y preparó todo el espectáculo de su fallecimiento anticipado.
Gracias a este rito ancestral, una institución milenaria como la iglesia católica perdura y mantiene influencia, respeto, poder y autoridad. Pero veamos tres casos notables por su alejamiento o cercanía, con la probada naturaleza de las cosas y comparemos:
• En el Rey Lear, Shakespeare retrata un mal acto, de un mal rey, quien decide abdicar su lugar soberano, y heredar en vida su reino, seducido por las empalagosas adulaciones de sus hijas mayores. En cambio, mira monstruosas las afirmaciones de la menor, Cordelia -la que esta cuerda- quien a cambio de recibir el ser, alimento y cariño de su padre, le dice, “Os retorno lo que el deber me impone; obedezco, os amo y honro sobremanera… Ni más ni menos”
El Rey Lear no acepta ni tolera la sinceridad y franqueza de su hija, y le expulsa del reino. Los motivos de esta herencia anticipada, corruptora como todas las herencias, en que el “muerto” toma posesión del vivo, son frívolas y banales y las consecuencias de esta decisión equivocada es la guerra entre hermanas, hasta la muerte de las hijas heredadas, y el deceso, también del monarca y Padre, muy a pesar de de la presencia salvadora de la hija menor.
En la Satrapia de Calderón, sucede al revés. El vivo tomo posesión del “muerto Mouriño” y todo se le cuatrapeo.
• En El Padrino de Mario Puzzo, la cuestión de la sucesión es un asunto de sobrevivencia y muerte. Ocupar el lugar que deja Vito Corleone, se traduce en el asesinato a mansalva de Sony, el hijo mayor, y en el ajuste de cuentas entre familias por el menor de los herederos, Michel, quien comprende que solo masacrando a su vez a todos los rivales, se podrá convertir en el nuevo Don del poder, que da solamente el dinero y la guerra.
Es el escenario premonitorio de la elección del candidato, dentro del PRI.
• Una biografía de Guillermo el Mariscal, preceptor de uno de los Eduardo que gobernarían sabiamente Inglaterra durante generaciones, comienza con el momento de su muerte, que como obra teatral se representa por actos: el primero es la conciencia de que llega el momento de morir y hay que preparar la sucesión; el segundo es el discurso moral que los padres, en el lecho de muerte deben tener con su hijo mayor: la regla, dice Duby, el historiador, es muy simple “no hay más que un solo heredero natural, el hombre en el que sobrevivirá el difunto, su hijo mayor".
Fue la regla majestuosa, en una Monarquía Repúblicana, siempre que gobernó un Presidente Real.
En México la sucesión presidencial fue epicentro de todo orden político, social y económico. Estado Republicano en la forma y a la letra de la ley, era en esencia una Monarquía, constitucionalmente, meta constitucional y extralegal. Esa fue su fuerza y de ahí devino siempre la autoridad que hizo que nuestro país fuera ejemplo, paradigma y realidad. Hasta que se rompió el principio sucesorio que hacía del primogénito del sistema político, el candidato y próximo presidente de la Nación. Dichas bases eran que el delfín sucesor estaría al frente de la Secretaría de Gobernación, estar Licenciado en Derecho, originario del interior de la república, haber ocupado cargos de elección popular y, por supuesto mexicano, de padres y ancestros mexicanos. Rota esta regla sucesoria, México vive un drama parecido al de la familia Corleone.
Curiosamente, el Secretario de Gobernación mas recordado, Jesus Reyes heroles, es el caso que rompe con la regla de oro en la Política Mexicana. Impedido para heredar la Presidencia, la soberbia y vanidad, del Tuxpeño, hijo de padres españoles, acepto un cargo que políticamente no debió ocupar nunca.
La Sucesión en Cuba es, en cambio un rito pausado, majestuoso, calculado, de un Rey, Fidel Castro, que sabiamente reconoce que las fuerzas ya no le alcanzan y prepara, con solo el anuncio, que en la Democracia Cubana, el ya no presidirá el Gobierno ni el Partido Comunista y en su lugar queda al frente su primogénito político, su hermano, Raúl Castro Ruz.
La campaña de infamias, mentiras y ataques diarios en la prensa, ante el anuncio de su retiro de la vida pública, no evita detenerse frente a Fidel, el gran líder que defendió a su patria, a su pueblo y a su forma de vida, del estado de guerra que siempre ha mantenido el imperio en su contra desde hace 50 años.
Como sucede ahora en la edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, a los que Cuba declino asisitir, por las imposiciones del Gobierno gringo a Puerto Rico, “la Perla del Caribe”, a la que mantiene sometida y en calidad de Estado Asociado, desde hace 112 años.
Diría Duby “El moribundo ha elegido ya su sepultura… esperando la resurrección. Este cuerpo… le ha remitido a quienes cumplirán su voluntad. Ya no le pertenece por completo. Además ya no tiene tan firmemente a su alma… esta envoltura corporal deriva desde ahora hacia la muerte, y no se sabe que movimientos van a agitarlo muy pronto, a modificar su color y su olor

Monday, July 19, 2010

RUMORES

Un género muy socorrido del periodismo mexicano es el que está basado en el rumor, el de la filtración, chismes, “decires”. Se ha vuelto cada vez más frecuente, que esta especie de noticias, sin investigación, sin ser comprobadas, sin trabajo de campo, se convierta en fuente de información y en verdades aceptadas socialmente.
En el caso de la política y el periodismo, los títulos de columnas con nombres tales como Trascendió, Bajo Reserva, Retales, Sacia Morbos, Serpientes y Escaleras, son ejemplos de las vías empleadas para esparcir rumores, para crear escenarios falsos, manejar la opinión pública –por cierto decía Francisco Bulnes ¿Qué es la opinión pública?, sino la opinión de los amos del público- como por ejemplo acaba de suceder, con los cambios ocurridos en el gabinete de Felipe Calderón.
No solo corrió como reguero de pólvora, días antes de que esto sucediera, la noticia de que Fernando Gómez Mont dejaba Gobernación, sino que comenzó un juego perverso de pretenciosos para ocupar dicha cartera. Sin escrúpulos, personajes como Javier Lozano, quiso parecer simpático –casi al grado del “copelas o cuello”, o como el ejecutor de más de 40 mil empleados de la CLyFC, que lo afamo entre la clase política- afirmando servilmente, hasta el paroxismo, que estaba dispuesto a hacer lo que “el presidente quiera”. Otro caso que causo mucho ruido fue la salida de una tal Paty Flores, quien para sorpresa de muchos, además de ocupar la función que desempeñaba Camilo Mouriño, se supo de esta manera, que el motivo de su salida, además de su mal carácter, actitud déspota, gusto por el nepotismo (ella es sobrina del “Negro” Elizondo, Secretario de Turismo, y sus cuatro hermanas además de su madre, trabajan en cargos de muy buen nivel burocrático) se dio por hecho que mantenía una relación sentimental con el propio, Felipe Calderón.
Hace un mes aproximadamente, durante la transmisión de los noticiarios matutinos de la televisión, se reporto en vivo y directamente, el momento en que se efectuaba el decomiso de cajas con explosivos, por parte de marinos de la Armada Nacional. No era cualquier cosa, se trataba de un explosivo, conocido como C4 (igualito que las series de televisión gringas). Sin embargo poco más tarde la noticia fue desmentida por la PGR, afirmando inclusive que el material encontrado, era solamente parafina, para fabricar velas.
Los casos que este fin de semana han vuelto a enlutar el ánimo y razón de México, el de la explosión de un auto-bomba en Ciudad Juárez y el de la matanza perpetrada el día de ayer en Torreón, no terminan de ser noticia, cuando se inicia el fenómeno desinformativo y ya los trascendidos hablan de que no se trata de narcoterror, que el gobierno sigue ganando la guerra al narcotráfico, aunque no lo parezca, que no se puede olvidar que desde abril de 1998 se han dado casos de matanzas similares y que no hay paralelismos entre estos eventos terribles –el parte de guerra- con otros países como Colombia, Irak o Pakistán.
El secuestro no aclarado de Fernández de Cevallos (por cierto se solicita una vez más la solidaridad de todos los mexicanos, para participar en una colecta nacional, para reunir la suma necesaria para que NO REGRESEN a este pillo) La muerte de Juan Camilo Mouriño, o las razones de los nombramientos de José Francisco Blake en Gobernación, tras haber sido el encargado del proceso electoral en su natal Baja California, -donde perdió todos los municipios y 13 de 15 diputaciones, tras 21 años de gobiernos del PAN-; o el nombramiento de este señor Bruno Ferrari en la Secretaria de Economía, graduado en Derecho Canónico y con Posgrados en Ciencias de la Familia en la misma sede Vaticana –y ser el responsable de haber difundido en el 2006 los spots en contra de López Obrador, tachándolo de peligro para México- resulta que únicamente se pueden descifrar, bajo la sombra del rumor o mantenido bajo reserva.

Thursday, July 15, 2010

SECRETARIO DE GOBERNACIÓN

El cargo de Secretario de Gobernación, su papel y lugar dentro del sistema político mexicano, refleja la perversión actual de la vida nacional en México. Por la pasión por el poder, la ignorancia del origen, definición y principios de la Teoría Política, tanto como de nuestra propia Historia; la preeminencia, al nivel de certezas indiscutibles, de la locura convertida en igualdad, las mayorías como sinónimo de buen gobierno, la divinidad indispensable, la anarquía como eje rector.
Así como el “burka” -recién prohibido en Francia- entre las mujeres musulmanas del desierto, constituía una prenda natural que otorgaba protección, contra el viento y el sol inclemente y guardaba del rapto a las mujeres, de manera lógica y natural. En materia de Política, se olvida que la constitución de un Estado tiene una lógica natural, con base en el origen, principios y número de los integrantes de cualquier comunidad política.
Que la primera forma de asociación política la constituye la familia, parece indiscutible. Que la naturalidad de las cosas dispone a los hombres a ser quienes prevén y la mujeres las que proveen (la misma naturaleza les dotó de glándulas mamarias para tal fin) es tan cierto como que todo ser humano tiende a vivir en sociedad. Padre, Madre, hijos y esclavos componen toda familia, base de la sociedad, comunidad y Estado.
Constituye una delicia, sumergirse en la política clásica, aquella que llevo a Aristóteles en su tiempo a revisar y analizar cientos de constituciones escritas, lamentablemente extraviadas, donde discurrió sobre la naturaleza de los hombres que por sus disposiciones estaban destinados a mandar y aquellos que su esencia, los convertía en sujetos propios para la esclavitud. Palabras difíciles, lo reconozco, símbolos utilizados para el manejo de las masas, porque asombra calificar a una persona de esclavo, en el frenesí de la libertad y la liberalidad, y ver a tantos, con cadenas de oro en el pescuezo, alcoholizados, dependientes, sin oficio ni beneficio, serviles ante el dinero.
Mas la lógica clásica bien que entendió, que la política puede ser el gobierno de uno, pocos o muchos, dependiendo de los principios y objetivos de cada asociación. Así el Monarca (uno) Real era el mejor de los gobiernos y su contraparte, la Monarquía Tiránica, la peor de todas. Una basada en el principio soberano de la virtud, el otro en el poder del miedo. Los gobiernos de pocos o eran Aristocracias, cuya principio político lo constituye el honor; en tanto que la segunda forma es llamada Oligarquía, cuyo fin es la ganancia de los tesoros. Pero es la tercera clase de comunidades, la que más ruido mete en las orejas de la modernidad, la que representan los Gobiernos Republicanos, fincados tanto en la justicia como en el valor personal, -el gobierno de los hombres armados-, frente a las Democracias, cuya principio indiscutible lo representa el numero, los cuerpos. Soberanía y Autoridad frente a Superioridad y Poder. Tres Gobiernos Nobles orientados al bien, lo bueno y lo bello y sus opuestos, Estados Políticos Perversos, cimentados en la malo, lo nocivo y lo repugnante.
Gobiernos de la teoría, que la práctica y el tiempo han convertido en mezclas tan absurdas como los Estados Unidos de Norteamérica, esencialmente una Tiranía Oligárquica, con forma Democrática, frente a México, un Estado que la Constitución de 1917 forjo en la ley, como una Monarquía en esencia, con forma de República.
Así como en el tiempo de la Revolución Francesa, Napoleón Bonaparte empleaba a Fouche en el ministerio del interior, mientras el construía la patria y repartía Europa, de igual manera, el Secretario de Gobernación de México se encargaba de los procesos electorales, medios de comunicación, seguridad interna y cuidado del ejercicio de la ley. Fue regla no escrita del Estado Mexicano, que el candidato a suceder al Presidente de la República, debería ser originario del interior del país, haber ocupado cargos de elección popular y despachar en la Secretaría de Gobernación
Para los estudiosos de la Política, el rompimiento de estas salvaguardas, deliberadamente por Luis Echeverría Álvarez en 1970-1976, desgajaron un Gobierno bueno, que se sumió desde entonces, en la anarquía, sin dirección ni rumbo . En la Segunda de las Cartas Sureñas de mi autoría, cito que:
“Cabe recordar aquí las relaciones con que el padre de la política moderna, Nicolás Maquiavelo, explicó en su tiempo los gobiernos que existían frente a sus ojos. Para aconsejar al Príncipe, el florentino recurrió a lo que llamó los modelos del Rey de Francia y el modelo del Gran Turco: uno encabezado justamente por los reyes franceses y el otro por el Gran Mogol, el mundo musulmán, enigma indescifrable en aquella época, hoy más aún. El rey de Francia era un modelo político de un Estado encabezado por las clases ricas, en tanto que el Gran Turco era el modelo político de un país predominantemente de hombres pobres. La conclusión maquiavélica era que mientras el modelo del Gran Turco era difícil de conquistar pero fácil de preservar, el del Rey de Francia era a la inversa: fácil de conquista pero harto difícil de conservar. Democracias y Oligarquías.
Los Constituyentes que en 1917 promulgaron la carta Política fundamental de México, tenían perfecta claridad de estos principios, los de la Teoría Política y por ello armaron al poder ejecutivo con todos los poderes legales y meta legales para conservar con facilidad, el poder que en el siglo decimonónico se escurrió de las manos de quienes intentaron presidir a la naciente República; ello explica la existencia de Antonio López de Santa Anna por un lado y por otro la perdida de la mitad del territorio nacional y la expoliación de las riquezas y la hegemonía del clero católico y toda la anarquía.
La ignorancia política de los actores que se disputan actualmente el poder, la soberbia y torpeza y ambición, más los grandes cambios viles y perversos impuestos por Salinas de Gortari –la otra pinza que cierra el círculo fatal- que entre otras cosas posibilitaron vender las tierras ejidales o que un hijo de padres extranjeros contendiera por la primera magistratura, lleva a zancadas al despeñadero lo que fue un país ejemplar.”

Friday, July 09, 2010

CHAVA FLORES

LA TIENDA DE MI PUEBLO

Tuve una tienda en mi pueblo, precioso lugar.
Te vendía de un camote de Puebla a un milagro a san Buto,
pitos, pistolas pa´ niños te hacía yo comprar,
pa´ tu cruda una panza, te inflaba una llanta al minuto.
Aros, argollas, medallas podías adquirir;
un anillo, un taladro, petacas, tu cincho de cuero;
te enterraba en el panteón, te introducía en el cajón,
antes con un zapapico te abría tu agujero;
me dabas para alquilar alguien que fuera a llorar,
mientras lloraba alumbraba con velas tu entierro.
*
Leche, tu té, chocolate, tu avena o café;
te sacaba las muelas picadas, dejaba las buenas;
pasas, el chicozapote, picones con miel;
había métodos, tubos o huevos o platos o leña.
Desde Apizaco ayocotes mandaba traer;
exportaba el chipotle en cajones, también la memela;
chupones para el bebé, de un agorero hasta un buey,
chochos y mechas, bizcochos, tiraba rayuela;
el día de madres vendí lo que el día veinte metí:
nabos, zanahorias, ejotes y chile en cazuela.
*
Plumas en sacos de lona o tela de Juir,
había lomos y tallos de rosas, mangueras y limas,
mangos, mameyes, cojines, trasteros de aquí,
había zumo de caña, metates, tompiates, tarimas.
De un embutido un chorizo podías tu llevar,
longaniza de aquella que train los inditos de juera;
te acomodaba al llegar en mi hotel particular,
tres pesos más te sacaba por la regadera;
pero un buen día me perdí, y hasta mi tienda vendí,
sólo salvé del traspaso la parte trasera.

HERCULANO

Justiniano, Ponciano, Luciano,son tres nombres de fin maloliente;sin embargo la gente decente,teme más el llamarse Herculano.
Ser un Próculo ya es un descaro.Pues no sale del círculo acedo,el que sale feliz es expedo,pero apesta a demonios y es raro.
Sin embargo pa´ hacerlo bonito,un imbécil se puso Expedito.¡Qué delicia, señor, qué criatura,hasta en eso se ve su finura!
Es por eso que el buen Herculano,fue al juzgado a cambiarse de nombre,y alegó con el juez el fulanolas vergüenzas que pasa siendo hombre.
-Doy mi nombre y les doy Herculano;no procede, señor, la respuesta.Y aquel juez, alburero y villano,luego luego redice: ¡me presta!
¿Y ya tiene en la mente el señor con qué nombre lo van a llamar?-¿Va usté a creer si le digo que no?;no me he puesto ese punto a pensar.
Yo quisiera tener en mi nombre lo profundo de un sabio del mundo…¡Ya lo tengo, señor, no se asombre:Yo me quiero llamar don Profundo!
Y en un acta que tiene a la mano se le borra aquel nombre: Herculano.Nace ahora en un breve segundo,quien responde a este nombre: Profundo.
Ya Profundo se llena de fiesta:-Pa´ servirle: Profundo Cedillo.Y el villano del juez le contesta:-A sus órdenes don Profundillo,y si puede también me lo presta

TOMANDO TÉ

No quiero tomar cafe,porque el cafe quita el sueño,lo que quiero es tomar te,pues tomando te me duermo.
La primera vez que te tome,¡ay! que cosas disfrute,que desde entonces quiero estartomando te, tomando te.
El doctor que a mi me ve,de este mal que aqui me inflama recetome tomar te y ahora te tomo en la cama.
Una vez que te tome,tan cansado me quede,que desde entonces quiero estar,tomando te, tomando te

EL CHICO TEMIDO DE LA VECINDAD

Yo soy el chico temido de la vecindad soy el pelón encajoso que te hace llorar Me llamo José Boquitas de la Corona y del Real yo soy del barrio el carita, las chicas,los chicos, me dan mi lugar.
Siempre me verás vistiendo mi saco café tiene sus ojales blancos y atrás de piqué si tu me cuentas los pliegues verás que siempre uso treste hecho de menos pelona con tus medias rosas, tu falda ye-yé.Mi novia ya no es Virginia, Quintina, ni Pazahora saco a Excrementina, la saco a pasear. Es muy robusta del pecho, a Prieto se la quité. Es prima de Juan Derecho caifán de los nuevos huevos La Merced. Te hacía un muchacho decente, le dije al Caifán, pero eres meco y me sacas de quicio rufián. Eres el mismo satán, eres como la tía Justaque empuña la fusca mi pelafustán.
Yo soy el chico temido, ya llegó su tren cuida a tu chico con vida, tu papá ya bien,besitos a los pelones y besitos por allá que te atropelle la dicha y te saque pedazos de felicidad.

LA PUERCA

Por andar de disolutaya otra vez andás de pu...erca;retornaste a tu borlote y hasta tienes tu pa...reja.
Si por tres, cuatro pesetaste quitás las pant...uflitas, cuando ves buenas propinas tú solita hasta te in...vitas.
Te administra la Carlotaque es una vieja ma...nida, y el negocio lo haces juerga porque te encanta la v...ida.
Murmurando va la genteque te has vuelto muy ca...rita, que simulas estar cuete para ver quién te lo... quita.
Si los perros no te arrojan tú allá vas, paquetes... de hilo; no te digo esto por celo porque yo... pa' qué te escribo.Tienes tu correveidile pa' que te consiga un... rico; si no te compra el cotorro, pues te alquila hasta el pe...rico.
Cuando yo fui tu mancuerna nunca me abriste las p...uertas; sucedió el último encuentro y no te pude dar por... muerta.
Todavía era yo un mancebo y me dolieron... estas tranzas, tenía que irme a la banqueta para hacerme la... esperanza.
de vengarme sin cautelas, como que ahora me... desgracias, porque valgas lo que valgas tú ahora sí me das las... gracias

Librería Librarte "Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado de México"

Libr Arte La Librería de Tejupilco PRESENTA ¡Salir Afuera! Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado...