NAVARRETE-BELTRONES-CREEL

Entre la desfachatez y sinvergüenza, con ánimo a punto, para romper con el desorden establecido. “Al diablo las instituciones” es lema de batalla hace ya un año.
Cuando los poderes reales, los que someten o matan y que se exhiben sin pudor en las celebraciones y niegan sin pestañear siquiera el origen negro de sus fortunas, mal habidas, siempre, cumplen la advertencia marxista, que detrás de toda fortuna existe una estela de sangre, hurto, despojo. Siempre limpios, ¡claro! entre ellos, con Teletones o jornadas de semana santa en Temascaltepec, por ejemplo.
No es, entre las maldades, la ralea de Martha Sahagún, la peor de todas. En el centenario de su nacimiento, asombra enterarse la clase de madre que le toco sufrir a Gabilondo Soler, el benemérito Cri-Cri. Pero es la inquina que concentra la de Celaya, desde todos los polos de la sociedad, anhelante de ver rodar su cabeza igual a la de Maria Antonieta, otra del mismo palo que asombrada, ante la pobreza de la población: “si no tienen pan para comer, que coman pasteles”, rebuznaba en la antesala de la Revolución Francesa.
Más la hora esta cercana y que mejor oportunidad para Calderón, para quitarse aunque sea el mote de pelele, y pelee por su cargo, en manos de la reacción mas nefasta y vergonzante desde la época del quince uñas.
Es tiempo de revolución social, y hay que entender que el fin del presidencialismo es el parto de los montes de la tiranía de los dineros y de los fanatismos. Por eso el golpe seco al poder de la comunicación. El PRD bien comandado por Carlos Navarrete, unido a un PRI, el chiquito dirá Muñoz Ledo, cuando no juega en las elecciones presidenciales, al PRI que guarda lo mejor de México y representa lo mejor de México con Manlio Fabio, aquel quien observo el robo del poder y el asesinato de su paisano y acepto doblarse, como buena espiga de trigo, la naturaleza verdadera del político, para hacer del video-destape, la ascensión de Zedillo y la llegada de la oligarquía, de los ricos, del dinero y de los fanáticos.
Pero cumple también el PAN y acepta su líder ser el primero en tirar una piedra; dirán los leguleyos “confesión de parte, relevo de pruebas” y la entrega de casinos y apuestas, los books, a cambio de doblarse ante las amenazas de la televisión, con la promesa de apoyos a su pretendida candidatura que no fue. Bien por Creel, a quien Madrazo satirizara como Catalina la de Cuna de Lobos, hace ayeres, hoy se renueva, en tanto Robertico se fortalece en la respuesta a la pregunta “tu le crees a Madrazo, yo tampoco” ni al correr y llegar antes que todos, tomando atajos desvelados.
¿Quién? entre tanto docto experto se ha propuesto medir el daño físico, psicológico, espiritual, moral que hemos resentido y sufrimos todos, todos. Día a día, al no tener espacios de solaz, con el cambio de horario, con la debacle de los ejemplos que educan e ilustran. Las familias que se desintegran, los parientes que se alquilan del otro lado ¿Que padre de familia puede verse retratado ahora en el espejo de la “máxima autoridad”? la del mandilón, ignorante, farsante, mentiroso y además un vulgar ratero.
¿Quien podrá contener a los sátrapas locales, a los virreyes autóctonos, a los gobernadores preciosos, dice Patricia Chapoy? a quienes premian con recursos que extraen de nosotros, el pueblo, “no le aunque como sea”, diría el espurio, que dilata el cobro a la gasolina, para que el impacto en precios sea doble, para que los amos de los dineros, los patrones de las comidas chatarra y bebidas malignas reciban doble beneficio: doble deecker dicen los sajones.
¿Quién de los zánganos que cobran sin hacer? ¿Quién entre tanta hiena que engorda por parecer y simular? Los que medran que con Derechos Humanos, Ombdusman, Institutos Electorales, Protección Civil, mamarrachadas que cuestan, estorban, duplican trabajos y no sirven para nada, atracan sin compasión, gastan recursos que no les cuestan, ni pertenecen. Me ha tocado ver a las yuntas de mediocres, a los responsables de las miserias mexicanas, burócratas de quinta, vividores de la supervisión y el sindicato, trepadores escalafonarios, maestros de la abyección, comensales de pulque, tortillas y frijoles, hacer mutis de indignación cuando el anfitrión, par igual, les ofrece Whisky de 12 años, si los prohombres, los apóstoles de la educación y el gobierno, solo beben jugos de malta añejados más de 18 años… que tiempos.

Comments

Popular posts from this blog

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA

HAN PASADO TRES LUNAS