EN TRES LUNAS


Una vez consumado el proceso compra-robo-legalización de la Presidencia de la República Mexicana, en vísperas de la entronización del tercer sátrapa en línea como Presidente legal, en el interregno del semestre de vacio fatal: el escenario nacional parece un campo de batalla. Me recuerda la descripción que hace Víctor Hugo, del día después de la derrota de Napoleón en Waterloo. Son estampas recargadas de matices semejantes. Al igual que en 1812, al no llegar a tiempo el infalible Mariscal Ney, los ejércitos franceses de Bonaparte, perdieron toda posibilidad de victoria o al menos de retirada honrosa. Aquello fue una carnicería y los muertos y heridos dispersos, en las llanuras de Quatre Bras, Ligny, Wavre, quedaron a merced de la carroña humana, de las miasmas de la sociedad: de Los Miserables.
En el mediodía del 2012, México tampoco alcanzo a ver llegar los refuerzos para lograr la victoria del General Andrés Manuel López Obrador. La conciencia nacional, el despertar juvenil no fueron suficiente infantería, para consumar en las urnas electorales, una victoria nacional. México fue derrotado por el combate despiadado del poder del dinero y el avasallante poder de la ignorancia televisada. Sin alcanzar a llenar los zapatos del Duque de Wellington, TELEVISA representa al jefe de los poderes políticos, que se conjuntaron para derrotar a la sociedad independiente, libre, ilustrada y consciente.
Mas la hora aciaga y vergonzante ha ocurrido en el lapso que media entre el 1 de julio y el 2 de octubre. Tres lunas han transcurrido entre el robo-compra de la voluntad popular y un aniversario más, de la matanza de Tlatelolco en 1968. Los paralelismos son asombrosos. La gran diferencia es que entonces los medios de comunicación eran un pequeño poder y una voz, la de Jacobo Zabludovsky. En cambio hoy, el poder de los medios de comunicación es enorme, tan grande que son los patrocinadores del candidato del PRI. TELEVISA es amo y señor de Peña Nieto. México está en la antesala, no de la restauración de la dictadura del PRI, sino de la conquista del poder por TELEVISA. Si en 1968 Emilio Azcárraga Milmo se declaro un soldado del PRI, el día de hoy, el junior Azcárraga Jean, no tiene necesidad de aclarar que es el Mariscal en Jefe, del mismo partido y de otros partidos también (PRI-PAN-PANAL-PV-PRD).
Pero la escena a la que me refiero renglones arriba, es básica para entender a nuestro México, en este verano apocalíptico. La descripción que realiza con maestría la pluma de Víctor Hugo, en la obra cumbre del romanticismo de la literatura francesa, muestra en el capítulo II, a un hombre encorvado, temeroso, cobarde, saltando de aquí allá, en medio del campo de batalla terminal. Es un ladrón que agazapado, cuidándose de no ser visto, a la expectativa, despoja a los cadáveres y a los heridos en el trance final de la muerte, de cualquier reliquia que llevaran consigo, hurtándoles todo lo valioso que pueden traer en sus ropajes ensangrentados, robando a los caídos en el fragor de la guerra. Sin prurito alguno, dejando de lado cualquier prejuicio, caridad, conmiseración, sin rastro alguno de humanidad, el Sr. Thenardier que de día pasa por un hombre de bien, un burgués gentilhombre, un santo señor de iglesia, un hombre casado y amante de su esposa, la Sra. Thenardier, es el más vil ejemplo de maldad y crueldad. Son la hipocresía que asalta y comercia hasta con vidas infantiles –como es el triste episodio de Cosette en la obra magna- Es el asesino despiadado inmortal y siempre resucitado, en todas aquellos estados políticos en desgracia, donde la impunidad, el terror, la prevaricación, la maldad se han sobrepuesto a cualquier virtud: Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón, el difunto Alonso Lujambio, Elba Esther Gordillo, Eruviel Ávila, Humberto Moreira (al que ayer le mataron al Cochiloquito), Enrique Peña Nieto, Silvano Aureoles,  Loret de Mola, Vicente Fox, Graco Ramírez, Adela Micha,  Manlio Fabio Beltrones: ¡que terror y que miseria! El listado únicamente nombra algunos de los peores, de una gran masa, enorme multitud de mexicanos miserables.
¿Cuál ha sido la peor demostración de miserias y del ser miserable, en el transcurso de estos últimos tres meses? La lista es enorme y sin el menor ánimo de jerarquizar, sino de nombrar al volapié, en el mejor trapío, de la faena gigante, al miura astado que embiste como burel desalmado y bestial,  creo que los 10 actos de la mayor Miseria, en el trimestre lunar son:
1. Al finalizar la docena PANica, las lisonjas cínicas de Felipe Calderón alardeando ciego de la ira, por la batalla perdida, por la humillante derrota, por el poder demencial que equivoca todo. Suplicando agradecimiento, exigiendo perdón por los agravios y haciendo mutis ante la desolación, muerte, dependencia, y locura en que ha sumido a México.
2. La soberbia de los periodistas a sueldos, lanzados a aplastar a los críticos que el 11 de mayo en la Ibero, osaron exigir al grito de #Yo Soy 132: equidad, democracia y justicia en los medios de comunicación.
3. La alianza perversa entre Elba Esther Gordillo y la iglesia católica, unidos ambos poderes para imponer una escala de valores distorsionados, pletóricos de miedo y ridículos, pero efectivos para someter y silenciar a la juventud estudiante.
4. Los asesinatos entre policías de la PFP en Huitzilac o en el aeropuerto de la Cd. De México. Ellos mismos matándose entre ellos. Ajustes de cuentas, de una corporación creada para fracasar en todos los frentes.
5. Peña Nieto aprendiendo a ser estadista, cobijado por lo mejor del PRI, asesorado por lo peor del corredor mexiquense Toluca-Atlacomulco. Protegido por TELEVISA.
6. Los sainetes en las Cámaras de legisladores al votar por primera ocasión en contra de los derechos laborales nacionales. La protección a los sindicatos corruptores. El poder aplastante de las bancadas del PRI y del PAN
7. La muerte siniestra de Alonso Lujambio, justo después de asegurar pensión de por vida para su esposa y mediante el pago de una curación multimillonaria en los EUA, con recursos nacionales.
8. La represión escondida, disfrazada, encubierta, frontal en contra de los ciudadanos libres en movimiento, a lo largo y ancho del país.
9. Las actuaciones de los Magistrados del Tribunal Federal Electoral, al mejor estilo de abogado de barandilla, de jurisperito de ministerio público.
10. La corrupción del lenguaje. El empleo aplastante de la mentira, cinismo, desvergüenza, barbarie, violencia verbal, visual y auditiva. Lo mismo en el aula escolar que en noticiero de la radio mexiquense, la programación del canal 5, TV Azteca o las notas del Universal o el Sol de Toluca. Todos.

Comments

Popular posts from this blog

HAN PASADO TRES LUNAS

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA