PANCHO VILLA SI TOMO COLUMBUS

Aunque no es verdad que todos los conservadores son estúpidos,
es cierto que la mayor parte de los estúpidos son conservadores
John Stuart Mill.

"Es tiempo de cambiar el odio por amor"
Juanes: Concierto por la Paz sin Fronteras. Cuba 2009

El dia de hoy, invito, a recordar un pasaje clave de nuestra historia nacional… y dejar de lado, por un momento, la realidad mexicana que agobia y humilla y lacera.
Dice Ignacio Solares, en su obra “Villa si Conquisto Columbus” que acaba de ser puesta en circulación por Ediciones Alfaguara y que usted puede adquirir en si librería, La WeB o N@D@ de Tejupilco.


La División del Norte estaba en su mejor momento. Éramos tres mil. O quizá cuatro mil, o cinco mil, porque nunca nos habíamos contado bien, pero más o menos por ahí andaba la cantidad. En cualquier pueblo o pueblucho que pisábamos, siempre había un montón, o un montoncito, de gente que se nos quería unir. Hombres, mujeres, y hasta algunos chavalos, no faltaban los chavalos…
Villa planeó la invasión a Estados Unidos por el rumbo de Ojinaga, Por eso luego, ya que éramos un titipuchal, fue en Palomas, pequeña ciudad fronteriza a unos cuantos kilómetros de Columbus, donde Villa nos hizo saber su decisión.
Esa tarde del 8 de marzo de aquel 1916, nos habló como yo no lo había oído... muchachos, ora sí llegó el mero momento bueno en que se decidirá el futuro de nuestra amada patria, y a ustedes y a mí nos tocó la suerte de jugarlo. ¡Vamos pues a jugarlo valientemente! Ya aquí, ni modo de rajarnos. Nuestro resto a una carta, como los hombres que traen bien fajados los pantalones para apostar. O lo ganamos todo o lo perdemos todo


Y en Brasil se alegran que por primera vez en 20 años, en una campaña presidencial “no habrá trogloditas de derechas”, que por desgracia abundan en México; son los que van a rezar a la Villa, comulgan y se persignan; los funcionarios que gobiernan en favor de los gringos; son los cínicos empleados públicos que se contiene para cobrar los 460 mil millones de impuestos que deben las empresas transnacionales que lucran con nuestras vidas; son los trgoloditas los dueños de Televisa, Coca Cola, Bimbo, Cemex y bancos; son los mal llamdos políticos que buscan cobrar 2 % para nivelar un presupuesto al que le faltan 400 mil millones… ¿O no cree usted que se necesita ser muy ingenuo para tragarse ese cuento de que los nuevos impuestos que nos quieren cobrar van a ser para ayudar a los pobres?
¿Por qué hasta ahora, justo cuando al gobierno se le acabó el dinero del petróleo, se le ocurrió ayudar a los pobres y no antes, cuando se supone que tenía dinero a manos llenas?


Mejor sigo con Pancho Villa: Hoy nos toca partirles su madre a los gringos, ni modo. Hemos peleado contra todo y contra todos, pero siempre por el mismo ideal, nuestro ideal no ha cambiado para nada. Es la causa del pueblo, la que obligó a don Francisco Madero a levantarse en armas contra la tiranía.(los mismos que han resucitado, como Lázaro)
Asesinos que, hoy lo sabemos, están acá —y señaló hacia tierra mexicana—, pero también, y sobre todo, están allá —y señaló hacia tierra norteamericana—. Fueron los gringos quienes nos quitaron la mitad de nuestro territorio, que hoy tanto necesitaríamos, y quienes utilizaron al traidor de Victoriano Huerta (el Vicente Fox de entonces), para derrocar a nuestro salvador, el presidente Madero.
Esos mismos gringos ladrones que pretenden manejar nuestros gobiernos a su antojo, quitar y poner autoridades como se les pega la gana y según lo dictan sus intereses económicos y políticos.
Hoy entramos a Columbus, les partimos su madre y seguimos de frente, para que vean que no les tenemos miedo y de lo que somos capaces. Porque enseguida va a venir la verdadera guerra con ellos, apenas llegue a acompañarnos el señor Emiliano Zapata con todas sus tropas, él mismo me ha asegurado que ya no tarda. No vamos a parar hasta vengar tanta ofensa como nos han hecho los gringos, hijos de su chingada madre, a lo largo de la historia. Entonces, ya que recuperemos el rico territorio perdido y los tengamos dominados, habrá paz y progreso en México y nuestros hijos heredarán una tierra amplia, libre y digna.
El momento en que Villa soltó ese primer disparo al aire, hincamos las espuelas al tiempo que gritábamos: “¡Viva México! ¡Mueran los gringos!”, con el corazón enloquecido afuera del pecho y la sensación de que violábamos lo prohibido, que nos metíamos a donde nunca nadie, en esa forma, se había metido. Y, bueno, pasara lo que pasara, ¿quién nos quitaba esa emoción?
Como predijo Villa desde su discurso inicial: le partimos toditita su madre al XIII Regimiento de Caballería de Estados Unidos.
Antes del mediodía, ya con la ciudad conquistada, Villa nos reunió en la plaza central de Columbus y subido en el quiosco nos arengó:
—¡Ahora sí, muchachitos, ya encarrerados vámonos al norte, rumbo a Washington!
Toda la División del Norte respondió con un solo grito atronador:
—¡Viva México, mueran los gringos!

Y mientras tanto, en Cuba Libre, se palpaba la energía y la emoción. Mas de un millón de cubanos reunidos, que al sonar el primer bongó de Olga Tañón , Yoraidis, una estudiante situada en primera fila grito "Chico, no seas 'pesao': mejor mover el culo que hablar de política".

Comments

Popular posts from this blog

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA

HAN PASADO TRES LUNAS