NUESTRO TIEMPO

Voy a usar este título en vez de nombrar a este ensayo Michoacán, o mejor Estado de México o el más preciso, Sur del estado de México. Pero prefiero usar la información conocida, editada cuidadosamente, con filtros, actualizada, de los acontecimientos conocidos y los no tan conocidos que asolan a la entidad vecina.
Es usar el sarcasmo “se lo digo a Juan para que me escuche Pedro”. Es hablar de la República Mariguanera, (revista emeequis  no. 260 agosto 2011) merecidamente ganadora del Premio Internacional de Periodismo Rey de España, para los autores Humberto Padgett y Dalia Martínez. Es leer La Tierra Narca (2012)  de Francisco Cruz, es revisar las entradas en el blog Nuestro Tiempo, de este último y Miguel Alvarado, además de otros colaboradores.
Quizás sea mejor referirse a los episodios sangrientos que se conocieron en la historia internacional como “El Terror”, el periodo de cambios posteriores a la Revolución Francesa (1789) y que se impuso con el propósito de consolidar el nuevo régimen y eliminar a los que se le oponían, incluyéndose, así lo constata la historia, a ellos mismos, los que alentaron, justificaron y promovieron el Terror. Se llamó Comité de Salvación pública al cuerpo colegiado de diez o doce integrantes, encabezado por Maximiliano Robespierre, quien señalaría: “El terror no es más que la justicia rápida, severa, e inflexible”
La demencia con que se aplicaron medidas para salvaguardar las conquistas Revolucionarias, y con el fin de eliminar las amenazas organizadas por los contra revolucionarios, fue de una crueldad nunca antes vista. La guillotina que cercenara las cabezas de Luis XVI y María Antonieta, cayó sobre  miles de ciudadanos franceses inocentes, víctimas de las denuncias que como el actual 088, eran suficientes para condenar y ajusticiar a los indiciados. Entonces, se colocaban buzones cerrados y con carácter anónimo, -como invita el gobierno mexicano- se recogían los nombres y se justificaba que era por razón de estado. Como sucede aquí y ahora con los videos, las denuncias que cumplen con los encargos del Terror, del horror, las visitas forzosas al “Cerro”, los políticos filmados y aterrados, incluso, se menciona, con insistencia, que existe un video de Luis Videgaray Caso, solicitando explícitamente a la “Tuta” un apoyo en efectivo, para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto. “Cuando el rio suena es que agua lleva”
En Francia, la tiranía de las mayorías con base en el terror, tuvo una duración de aproximadamente un año. La consolidación de la primera República nunca pudo lograrse plenamente y, en su camino fueron cayendo uno a uno los Girondinos (los grupos moderados y partidarios del federalismo), los Jacobinos (los más radicales, los más revolucionarios, los más violentos) cayeron Danton y Desmoullins, no sobrevivieron los termidorianos (todavía republicanos pero conservadores) ni siquiera se salvó de ser devorado por ese monstruo culpígeno, que acosa, que lleva a la muerte que enemista, que mata, hermanos contra hermanos, el mismo Maximiliano Robespierre, decapitado, como todos. Igual que el Rey.
En Francia, luego, regresaron los realistas que nunca se habían ido, como sucedió en México con el PRI. Sobrevivieron los políticos que como Fouché pasaron del jacobinismo más radical, al bonapartismo recalcitrante, del conservadurismo al libertinaje, de la revolución a la aristocracia realista. Como en México, entre quienes no distinguen, ni les importa ser del PRI o del PRD o del PAN. Son modernos Fouches en México, Javier Lozano, los Gobernadores Mario López y Moreno Valle, “los chuchos”  Jesús Zambrano y Jesús Ortega y hay miles más, es el estilo de la corrupción absoluta, el poder absoluto.
En Michoacán los antivalores dictan el comportamiento casi animal del ser humano acentuado en los tiempos de crisis y finalmente se instalan como los modelos ejemplares de conducta. Nadie es nada si no obtiene dinero y, con él, poder. Si no hay para comer de nada sirve el conocimiento. Algo falla y también cualquiera puede comunicar, convertirse en fedatario de lo que observa. Pero una cosa es mirar y otra poder narrar, entender lo que se mira.
No sé si tenga los elementos para entender a Michoacán, es una historia de siglos, son culturas que se integraron de una manera particular a la religión de los Conquistadores. Pero si puedo asociar libremente y como en un diván de analista traer a mi mente las imágenes del Padre Marcial Maciel, de la Gran Familia de Mama Rosa; es la doctora en ginecología que se auto secuestró, mutiló y amenazó a sus compañeros, para intentar forzar a su novio a volver con ella; es, ¡claro! Martha Sahagún, casos patológicos, exclusivos solamente en Zamora, el bastión conservador del PAN en Michoacán.
Veo al defenestrado Gobernador Vallejo, frankesteiniano, declarando no saber que Jesús Reyna su jefe de campaña política, Secretario de Gobierno, dos veces Diputado, pertenecía al grupo criminal dominante, ni que su hijo el “Gerber” haya estado reunido –lo levantaron aún alcanzo a declarar- y pactando con los líderes de La Empresa, los “Caminos de Michoacán”
La debacle de la ganadería en el estado, los precios del limón, las cosechas de aguacate, el invento del crack en Tepalcatepec, los cargamentos de minerales en el Puerto Lázaro Cárdenas, los precursores y materias primas para la elaboración de metanfetaminas. “Aquí es la Tierra Caliente michoacana. Es el mediodía. Huetamo, a unos ciento treinta kilómetros al sur de Toluca, se muestra apacible y casi desierto. Los treinta y cinco grados a la sombra, en pleno otoño, imposibilitan actividades al aire libre. Hace calor en serio”
Y agrega Tim Padgett que “Ni siquiera dentro de la presidencia municipal afloja el calor que ahoga a cualquier “extranjero”, como aquí llaman a quien no haya nacido en esta franja de Michoacán, Guerrero y una muesca del Estado de México”
La guerra en Gaza no es igual a la guerra del narco en México, aunque los frentes son tan mortíferos, uno como el otro. Pero la enorme diferencia, que marca los contrastes y hiela la sangre es que mientras la primera, con el rostro ensangrentado es trasmitida en vivo a todo el mundo, incluso a Israel, en cambio la segunda, más anónima, pasa desapercibida, no obstante la existencia de  una lista de más 100 mil muertos y cerca de 25 mil desplazados. La guerra en Gaza es lo mismo que la guerra en Michoacán.
Eufórico, Enrique Peña, presidente de México, vino a decir el pasado 17 de junio, que  los índices de criminalidad han bajado. Rodeado de militares, en un atrevimiento feliz e inspirado, Peña apuntaba que “de los 122 delincuentes más peligrosos y buscados, hoy 82 ya no representan una amenaza para las familias o para las comunidades del país…”
Mientras tanto, el representante personal y del Gobierno que encabeza, Enrique Peña Nieto agrega un nuevo detenido a su lista de peligrosos ‘‘Ya se habían tardado’’, dicen al conocerse la detención del Presidente Municipal de Apatzingán, Uriel Chávez Mendoza. Pero otros más –que piden no dar sus nombres con todo y ‘‘vuelta a la normalidad’’– no se explican por qué detuvieron, y ahora, al edil señalado por las autodefensas como pieza clave de la estructura criminal… Un político calentano lo expresa así: ‘‘Uriel presumía su amistad con el comisionado (Alfredo Castillo) y quién sabe qué hizo para que lo detuvieran, porque le deben mucho’’.
– ¿Qué le deben? –Pues nomás que él puso (delató) al difunto.
Todavía a mediados de marzo, el Comisionado Castillo declaraba que ‘‘Él sigue siendo presidente municipal’’, a pesar de las denuncias presentadas por el Padre Goyo. Y aunque está detenido y consignado, hasta el momento, la acusación más sólida contra Chávez –o al menos la que ha divulgado la procuraduría michoacana, en la que manda un subordinado de Castillo– es que el alcalde descontaba 20 mil pesos mensuales a cada regidor. Nuevamente un video hizo el milagro. El video de esa reunión circuló profusamente en las redes sociales.
¿Por qué ahora? Se preguntan los calentenses (esto fue el pasado mes de abril): porque el comisionado Castillo necesitaba ofrecer un paquete ‘‘convincente’’ a los líderes de las autodefensas, y la cabeza de Uriel Chávez había sido una de sus exigencias más reiteradas. Las acusaciones públicas, que no necesariamente judiciales, que pesan sobre el alcalde, son demasiadas para ignorarlas.
Hay que reconocer que el enemigo público número uno del alcalde Uriel Chávez fue el Padre Goyo. “El protagonismo del sacerdote le costó que lo mandaran a ‘‘estudiar’’ fuera. Unos días antes de su retiro temporal, en una reunión con los principales dirigentes de un incipiente ‘‘concejo ciudadano’’, Goyo habló de las presiones que sobre él ejercía la estructura de la diócesis: ‘‘Le tengo más miedo al cártel de dentro que al de afuera’’, dijo, no tan en broma. En entrevista con este diario, publicada el pasado 27 de febrero, el sacerdote Gregorio López se refirió en extenso al alcalde: ‘‘Chávez compró la elección. No hubo oposición. El candidato del PRD tuvo que salir dos meses antes de la elección, y el del PAN era encargado de logística del propio candidato priísta, un pelele. Aquí se compró la carreta y también los bueyes” declaró el Padre Goyo antes de abandonar Apatzingán, al periódico El Universal.
Para Michoacán quedan pendientes muchas respuestas ¿Qué puede hacer la sociedad civil abandonada por su gobierno? Se han cooptado las defensas rurales, se integraron artificialmente las guardias comunitarias, se tiene detenido injustamente al Dr. Mireles…

No lo saben, y si lo saben la respuesta no será la sumisión. La Tierra Caliente comparte todo con sus vecinos de Guerrero y el estado de México. También el deseo de emanciparse y formar su propia entidad, un estado calentano que pueda ver para sí mismo ante el abandono oficial al que ha sido sometido por años. Y ese abandono, abonado en la lejanía y las riquezas naturales inexplotadas, permite también a los cárteles instalarse con total impunidad, o casi.

Comments

Popular posts from this blog

HAN PASADO TRES LUNAS

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA