¿CONOCES A LUIS GRANILLO?

El nombre es lo de menos. Seguramente nadie o muy pocos saben o han oído hablar de Luis Granillo. Es lo que pasa –así lo creí- en la peli Meet Joe Black? (“¿Conoces a Joe Black?”) comedia protagonizada por Sir Anthonhy Hopkins (que inmortalizara a Hannibal Lecter en “El silencio de los inocentes”) y Brad Pitt (sus interpretaciones de un gitano en “Snatch” y de un soldado cazador de nazis en “Bastardos sin gloria”,  lo elevan al hall of fame del cine internacional). Cinta reeditada de una versión anterior a 1934, cuyo título fue el de “Death takes a hollyday” y que a su vez se basó en otra peli italiana de nombre “La Morte in Vacanza” de Alberto Casella.
Se trata, en todos los casos, de la aparición súbita de un personaje que resulta de importancia capital para la vida de William Parish, un buen hombre y buen padre de familia, muy rico, que se entera a través de la Joe Black que está sentenciado a muerte -Joe es la muerte-  y debe partir con un desconocido,  juntos, sin que se sepa si fue secuestrado, lo “levanto” algún grupo criminal, lo retiene el ejercito, esta muerto, se encuentra detenido en alguna prisión, o si su cadáver yace en alguna de los centenares de fosas clandestinas descubiertas o por descubrir, o si decidió tomarse unas vacaciones, o simplemente, a Luis Granillo, le dio miedo el proyecto político que encabezaba y ante las amenazas y advertencias, prefirió huir y se encuentra escondido, después de dos años, tras hacer una presentación ante los medios de comunicación reunidos en Tejupilco, el 15 de febrero de 2013,  para anunciar la creación de guardias comunitarias en los municipios de Amatepec y Tlatlaya.
De acuerdo a los muchos testimonios que he recopilado y a entrevistas que he realizado, puedo decir que el perfil de Luis Granillo es el de un  hombre de buena voluntad, comprometido con la población mexiquense del sur de la entidad, con ideología de izquierda (justicia y democracia) y la firmeza de ayudar a campesinos a mejorar su producción agropecuaria. Él, como miles de mexiquenses, se cansó del acoso del crimen organizado. “Intentó y soñó crear policías comunitarias o grupos de autodefensas en los municipios de Amatepec y Tlatlaya, como ya estaba ocurriendo en Michoacán y Guerrero. Pero no lo logró. Desapareció junto con Tirso Madronio Pérez Antonio, también integrante del Consejo Nacional Revolucionario, del Frente Popular Campesino Revolucionario Francisco Villa (FPCR)"  el que alertó de la desaparición de sus dos integrantes, en el viaje de regreso de Tejupilco-Amatepec, ese aciago 15 de febrero, de hace dos años.
Las historias se cruzan y los mitos y leyendas crecen en torno a Luis Granillo, quien no se limitó a trabajar como activista a favor de la gente, ni en buscar un cargo público o un puesto en el Ayuntamiento o en alguna Legislatura, como sucede con todos o casi todos los personajes dedicados al ejercicio de la política en el estado de México.
Luis Granillo perteneció al Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue asesor del primer legislador perredista en el sur mexiquense, el famoso Guillermo González Hernández, alias "El Satán", uno de los protagonistas del “tejupilcazo”, el 12 de diciembre de 1990, que arrojó en ese día, un saldo de tres muertos y 69 heridos, después de un proceso electoral manchado por el fraude. Sin embargo, se sabe que Luis se decepcionó del PRD porque no cumplía con su tarea de ayudar al campesinado y apoyar el desarrollo de diversos proyectos agropecuarios. Por ello se unió al frente popular villista, con la intención de sacar adelante planes de cultivo, por ejemplo de stevia, un endulzante para personas con diabetes, entre otras cosas. Cabe señalar que el FPCR Francisco Villa, empezó a tener presencia en el sur del Estado de México a finales del 2012, con interesantes proyectos sociales para los municipios de Coatepec Harinas, Villa Guerrero, Tejupilco, Amatepec y Cacahuamilpa en Guerrero. Este frente ofreció proyectos viables para ayudar a las familias campesinas a mitigar la pobreza, pues durante décadas fueron olvidadas por el gobierno del Estado de México, justa y precisamente, yo diría como consecuecia del “tejupilcazo”.
La idea de Luis Enrique Granillo y los "frentistas villistas" era constituir las primeras 10 asociaciones locales de productores rurales para la siembra de fresa, flor, stevia; para cría y engorda de ganado, así como proyectos acuícolas y el desarrollo de proyectos ecoturísticos en Ixtapan de la Sal, Villa Guerrero, Tonatico, Coatepec Harinas, Tejupilco, Amatepec, Tlatlaya y San Felipe de Progreso. Granillo tenía mucho interés en atender la zona sur mexiquense ante las condiciones de pobreza y el abandono oficial, así mismo, Granillo intentaba crear un centro de capacitación e investigación para la ayuda del campesinado, pero todos estos proyectos, lamentablemente, estaban siendo frenados por la presencia del crimen organizado, que repetía en territorio mexiquense, el mismo esquema criminal que en Michoacán y Guerrero. Cansado de la inseguridad, a nombre del FPCR, Granillo informó sobre la creación de una policía comunitaria, en conferencia de prensa, en la que anunció el movimiento, semejante a las organizaciones ciudadanas armadas, tal y como ocurría para entonces en la Tierra Caliente de Michoacán. Granillo sostuvo que las autoridades mexiquenses sabían que grupos criminales estaban en Tejupilco, Luvianos, Amatepec, Almoloya de Alquisiras, Zacualpan y Tlatlaya. "Las comunidades alrededor del Frente Popular han decidido el día de hoy conformar, en un proceso lento, violento y a la vez muy peligroso, tomar la seguridad en sus comunidades; sabemos perfectamente el riesgo que esto representa, la vida de los que estamos aquí presentes el día de hoy, lo sabemos perfectamente señores, pero no tenemos miedo de dar la vida por el sur del Estado de México", fueron sus últimas palabras: revelar la concupiscencia organizada, la sociedad entre Gobierno y crimen.
A partir de entonces todo ha sido silencio. El Gobierno de Eruviel Ávila, aparentemente, ni se dio por enterado, ni el crimen organizado se acreditó el hecho. ¿Qué pasó ese jueves 15 de febrero de 2013? Nadie lo sabe. Apenas, Luis Pantoja Ríos, conductor de “Al Instante” de Radio Capital, retomó el tema y mencionó que el vocero de la Procuraduría estatal, Claudio Barrera Vargas, le informó que Luis Enrique Granillo estaba vivo, pero este anuncio fue rápidamente desmentido.
Para tratar de componer las piezas y armar este rompecabezas, que aparenta ser mucho más grande y complejo de lo que parece, hay que señalar dos hipótesis preliminares: que Luis Granillo ha corrido una suerte peor a la del Dr. Mireles en el estado de Michoacán, quien se encuentra preso en el CEFERESO 11  de Hermosillo Sonora. Y que la noticia de la conformación de guardias comunitarias en el sur del estado de México es la punta del iceberg de un proyecto mucho más ambicioso, políticamente de mayor envergadura y que contiene por un lado el llamado a la creación de un estado independiente, el número 33 de la República mexicana, constituido por 37 municipios de los estado de Guerrero, Michoacán y México, que llevaría el nombre de estado Calentano. Dicha entidad, nacería bajo el amparo (¿patrocinio?) de una fortaleza económica enorme, porque estaría en una región de ricos yacimientos de donde se extraen grandes cantidades de oro y plata -actualmente explotados por empresas mineras canadienses-,  por ser un corredor ideal para el tráfico de drogas desde el Océano Pacifico –Puerto Lázaro Cárdenas y Sinaloa- hacia los EUA; y por ser el asiento natural de la siembra y cosecha  de la amapola mexicana, productora de una variedad de heroína conocida como azúcar café, la “sugar brown”, terriblemente adictiva para el consumidor que se atreve a emplearla, con una demanda creciente de manera exponencial en el mercado norteamericano, por su efecto en el organismo y su costo mucho menor a la heroína colombiana o la famosa heroína 0-0-0 de Medio Oriente, tan lejana y costosa. Y es que en Guerrero se produce más de 60 por ciento de la amapola y goma de opio de México. La ONU refiere que en el país, desde 2008, se duplicó el número de hectáreas de este cultivo ilícito, al pasar de 6 mil 900 hectáreas a 15 mil, y aumentar la producción de 150 toneladas a más de 325
Un día antes de su desaparición, Granillo explicó en entrevista para Milenio “que con la formación de policías comunitarias buscarán algo más que la seguridad de los habitantes: quieren crear el estado 33 y llamarlo “Calentano” y agregó, “estamos en la conformación de estos grupos, pero lo que estamos buscando es tener un movimiento de revolución social que ponga fin al atraso criminal en que está sumida esta zona por culpa de los gobiernos estatal y federal”… y advirtió: “Vamos a desconocer a las autoridades municipales y al diputado que representa al sur del estado”.
Tuve la oportunidad de entrevistar brevemente a mi tocayo Guillermo González –exiliado en el extranjero- promotor de la erección del Municipio 123 de Luvianos, de donde es originario, y acusado y consignado como causante de los hechos de violencia del ya citado “tejupilcazo”: me relató algunos momentos de su relación con Luis Granillo “colaboró conmigo en la Cámara  al final se zafo de mi grupo y se fue con Emilio Ulloa qué eran mi grupo opositor –y quien en el año 2001 inculpara  y amenazara a Guillermo González, por “tocar la figura del entonces Gobernador Arturo Montiel”-  y después ya nunca tuve contacto con él hasta que formó el frente francisco villa y me contacto por el facebook”
¿Conoces a Luis Granillo? Se inscribe en una red muy compleja, cuyo origen se remonta en el tiempo, en el abandono con que ha sido tratada la región calentana, sin duda alguna. Un documento que describe este escenario desolador, se hizo público en el número 154 de la revista Nexos (octubre 1990), firmado por Sergio Mastretta “Tierra Caliente: La cuenca cardenista”, que hay que leer y revisar con cuidado y detenimiento. Más alarmante es otro trabajo publicado por la revista Época del 11 de marzo de 2002 (562) fundada por Abraham Zabludovsky y dirigida entonces por Guillermo Mora Tavares, titulada “Al descubierto, nuevo cartel de la heroína” y que lleva como subtítulo el de “en la sierra todos lo saben, menos la policía. Tigre, el nuevo cártel de la heroína”. Este trabajo recopila y presenta una investigación de su enviado Rodríguez Pineda y da cuenta profusamente de los nombres, localización y características del naciente cártel dedicado a la producción y trasiego de la goma extraida de la amapola.
Puedo agregar que personalmente me consta y conozco esta región, cuando estuve casado con una mujer nativa de Cd. Altamirano Gro., a quien conocí en la Ciudad de México, a donde emigró junto con toda su familia, por la pobreza que enfrentaban en su tierra natal. Entonces no existía aún el señuelo de emigrar a los EUA. Eran mediados de la década de los años 80’s y familias enteras se arremolinaban en distintas partes de la capital de la República. Gente pobre, sin educación, con un ánimo muy despierto y con profunda querencia por su terruño, que a mí, siempre me pareció inexplicable.
Se hacinaban muchos en un mismo cuarto, la promiscuidad era la regla, las mujeres se enrolaban en trabajos como empleadas, obreras o servicio doméstico, y los hombres buscaban oportunidades en el estudio.  Cada año no faltaban a la fiesta de su pueblo. Hoy, casi todos están en los EUA, de donde regresan anualmente a visitar a sus seres queridos.
Todo ha cambiado desde entonces, dramáticamente. En menos de 15 años la región se corrompió social, económica y moralmente, como lo describe el reportaje de la revista Época “ambiente surrealista… los profesores rurales reconocen que los niños ya no quieren seguir estudiando. Todos quieren crecer para ir a trabajar con Don Pepe o Don Víctor… en los pueblos se mezclan tiroteos entre traficantes, prostitución, agencias de automóviles, campesinos analfabetas, calles sucias y sucursales de los mayores bancos de México… donde aquella joven adicta y prostituta pregunta por la mejor manera de invertir los 10 mil dólares que había ganado en la última feria del pueblo”
Es en esta región, que según unos alcanza 45 mil kilómetros cuadrados y otros analistas aseguran que es un territorio mucho más extenso, más del doble del tamaño del estado de México, en su totalidad (22 mil km2), donde se encuentran las raíces de personajes como José Luis Abarca, el Presidente Municipal con licencia de Iguala, de su esposa María de los Ángeles Pineda, parte de una familia emparentada con los grupos criminales más siniestros y temibles del narcotráfico.
Es aquí donde hay que buscar y encontrar las respuestas a la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, lo mismo que a la ejecución sumaria de 22 campesinos en el municipio de Tlatlaya que ha levantado las señales de alerta en todo el mundo.
Es la pobreza y la riqueza de México. Es, como relata Rafael F. Muñoz en “Se llevaron el cañón para Bachimba” la revolución y es el pueblo. Son gente, como la  planta del mezquite, donde coexisten la dictadura y la democracia, es un pueblo, que como el mezquite, es a la vez resignado, expansivo y duradero.
La propuesta del dirigente del FPCR Francisco Villa, Luis Enrique Granillo, camina en paralelo a la creación del estado independiente, también, en la región de la tierra caliente de Michoacán, impulsado por autodefensas encabezados por el doctor Juan Manuel Mireles. Ambos proyectos, debe subrayarse son movimientos autonómicos, inscritos en la Neo Balcanización del Eje de Tensión, en la Cuenca del Pacífico Mexicano. Aunque se esbocen dentro de la lógica de la República, son ladrillos de la construcción del edificio del mundo global del siglo XXI. De allí la complejidad y rechazo sistemático de los más altos niveles del gobierno mexicano por entender este cambio de paradigma para actuar a tiempo.
Así se entiende que tras la visita de Peña Nieto (EPN) a New York, el pasado mes de septiembre, se haya decidido relanzar la Iniciativa Mérida, conjuntamente con el Departamento de Estado norteamericano. En la paranoia total, los norteamericanos ven que en la región calentana se gestan amenazas creíbles -dicen- en contra de los intereses de EUA, conjuntamente con el estado Islámico de Siria e Irak.
Impelido entonces, EPN, ha puesto en marcha un “Operativo de Seguridad de Seguridad Tierra Caliente”, con el mando de SEDENA, y el despliegue de dos mil elementos de Defensa y Marina. El gobierno federal asume la seguridad en cuatro entidades de “tierra caliente”, en 36 municipios, 22 de Guerrero,   2 de Michoacán, 4 de Morelos y 8 del estado de México, cuyo objetivo geoestratégico sería impedir la balcanización del llamado estado 33 “calentano”. A diferencia de los planes previos de contingencia contra la inseguridad, planeados, focalizados y ejecutados de manera individual, por cada entidad federativa, la estrategia en que se sustenta el operativo en marcha, al mando del General Dena Salgado, radica en el control de la seguridad y la organización política y social de toda la región.
En restañar y resarcir las graves fallas en que incurrió el ejercito en confrontación con la PGR, a raíz de los sucesos del 26 de septiembre en Iguala y Cocula, de los que se va enterando la opinión pública y la misma Autoridad Federal.
Quizás allí radique el mensaje velado de Alberto Suárez Inda en su visita a Roma,  dos días después de su consagración como Cardenal de México: “Se manipula el caso Ayotzinapa para provocar una insurrección”…


Comments

alberto leon said…
Muy exelente dato mis respetos la verdad !!!!
alberto leon said…
Muy exelente dato mis respetos la verdad !!!!

Popular posts from this blog

HAN PASADO TRES LUNAS

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA