Sunday, May 10, 2009

GRIPA MUNDIAL, FUTBOL Y EDUCACIÓN NACIONAL

El desenlace de la liga española de futbol, es un buen pretexto para tratar de entender el escenario mexicano actual y la circunstancia nacional. Porque además del futbol, del que es campeón de Europa, prácticamente todo el deporte hispano, brilla por sus magníficos resultados, y demuestra las gracias del ejercicio de un buen gobierno, de la autoridad política sobre el resto de las partes del Estado. Trataré de explicarme.
Ha sido emocionante ver la garra y enjundia, con que se disputa el torneo de futbol en España, en donde se coronara seguramente el Barcelona, después de acumular el mayor número de puntos frente al resto de los equipos. Muy distinto al torneo de futbol mexicano, plagado de “oportunidades” (como el programa de la eterna pobreza electoral), de clasificaciones de última hora, de chances, repechajes. Hace dos años, el actual entrenador del Club Barcelona, Pep Guardiola jugo como defensa del Dorados de Chihuahua, que por medio de un sistema absurdo y comercial, descendió de división a la primera que en realidad es la seguna, pero asi se ha convertido de tramposo, México .
Pep Guardiola se fue del país, afirmando que el torneo mexicano era una porquería. Es exactamente lo que yo experimente, la primera vez que llevé a mis hijas a la escuela; peor que la primera vez que me enfrente ante un grupo de alumnos, a los que impartí clases, en esta región sur del estado de México.
No hubo alumno que se tomará la molestia, por saber el contenido del curso, por hacer preguntas, ligeras o profundas; pedir bibliografía, conocer la experiencia del profesor. La impaciencia era en torno a una cosa llamada “escala”. Nunca había escuchado tamaña tontería: que si coses los cuadernos y los forras, que si cuenta la asistencia a clases, que ¿Cuánto vale el examen? Es la deformación de nuestros alumnos, desde preescolar, y es deliberado e intencionado.
El espíritu de competencia, de lucha, esfuerzo, esta desterrado del sistema publico de educación nacional. Los responsables son los maestros, como sucede en estos días, en que a pesar de la pérdida de clases, por la gripa que nunca llego, se aprestan al festejo, no un día del maestro, normalmente son dos semanas de bacanales y fiestas sin fin. De hipocresías y genuflexiones ante el líder, el supervisor, el secretario y toda una cauda de zánganos y malandrines que viven a costillas del presupuesto nacional.
A esperar el magisterio, con ansia quinceañera, el boleto premiado de la rifa, de las Hummers que Elba Esther Gordillo les ha prometido, por ser obedientes, incondicionales y corruptos, igual que ella y el sindicato que representa.
El cambio experimentado en España no solo en el deporte, el arte, la sociedad y el gobierno, comenzó con un golpe definitivo, un manazo sobre la mesa, un ¡Ya Basta!, de donde debe venir, del pueblo. Fue el día 11 de marzo de 2004, cuando actos terroristas perpetrados en las estaciones de tren en Atocha, Pozo y Eugenia, ocasionó una masacre que el régimen, intento hacer responsabilidad del ala política de la ETA, el grupo separatista que clama por la independencia de la región Vasca. El gobierno de José María Aznar (el gran amigo del PAN, el promotor de las campañas de odio en México), intento, deliberadamente engañar al pueblo español; ocultar lo que ya se sospechaba desde un principio: que los atentados eran obra del grupo Al Qaeda, quienes vengaban así, la intromisión de España en la guerra contra Iraq; por montar España en el papel de títere de gringos y británicos, como ocurre ahora, en contra de las leyes mexicanas, con los ejercicios navales que desarrollan conjuntamente, las lanchas de Xochimilco, al lado del Nimitz o el Enterprise.
El pueblo español no permitió, ni tolero esa afrenta y a los pocos días concitó a un referéndum, que boto de la presidencia a Aznar, y eligió a Rodríguez Zapatero: una decisición tan radical, como si el pueblo mexicano decidiera quitar a los paniaguados y eligiera a Lopez Obrador. Pero España tiene un sistema educativo, un deporte y una historia que se rige por la competencia, la determinación, el arrojo y el valor.
Me pregunto ¿Cómo reaccionaran los mexicanos, cuando se descubra que el dichoso virus de gripa porcina, -como en su momento fueron los video escándalos, de Ahumada, de Fox, de Salinas y de todos estos traidores-, que esta epidemia de la que México ha salvado al mundo, (según Calderón, en el delirio que vive) ha sido una mentira más, un recurso de la mafia política para conservar el poder, un experimento para conocer los alcances de control y manipulación de la sociedad y particularmente de los chilangos, a quienes tanto odia y teme?

No comments:

LibrArte y la Retórica

Para Platón, la Retórica era semejante a la Gastronomía y la Cosmética, vis a vis la Política, la Medicina y la Gimnasia. Él Filósof...