Monday, June 04, 2018

Agentes Mediadores de Lectura Literaria Infantil


Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura
PROMOCIÓN DE LA LECTURA EN LA PRÁCTICA
Librería LibrArte

Declaración
El Plan de Lectura Literaria que presentamos ante esta academia, tiene un origen y una historia, así como una filosofía basada en la práctica diaria de la realidad que se vive y enfrenta México, todos los días.

No es un trabajo académico que tenga como sujetos a las bibliotecas, ni acompañantes ni tampoco mediadores, sino que parte desde una Librería, mediante el oficio de Libreras y a través de la compra-venta de libros y materiales educativos: y esto es el fundamento de todo.
Es nuestro trabajo final, que combina las herramientas, métodos y prácticas adquiridas a lo largo del curso recibido, combinado con las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del mercado del libro y la escritura en la región “que nos permitan construir (sic), propuestas y prácticas para la formación del lector literario” (M1 C1)

Es una apología de las librerías y del sentido comercial indispensable para fomentar la lectura y la escritura. Es la fortaleza del comercio de libros, frente a la metafísica de la promoción de la lectura.

Son las ideas y tesis recibidas en el Curso merecido,  que nos avisan sobre lo que hacemos en favor de la lectura y la escritura, para alterar, enriquecer y mejorar los métodos empleados por nosotras, para que la población que nos habita y la clientela que atendemos, se interese, disfrute y haga del libro un bien mayor en su canasta personal.

Pero no cualquier lectura, porque “Leer no es una actividad que se lleve a cabo en el vacío. Importa lo que leemos, pero también importa cómo, cuándo y dónde lo hacemos. Cada lector tiene sus hábitos, su forma de acercarse al texto, su manera única de integrar la experiencia de la lectura en su vida.” (Elena Rius; El síndrome del lector; Trama editorial, pág. 15)

En el transcurso de los dos últimos años, hemos trabajado en pro de la lectura y el comercio de libros con determinación y los resultados están a la vista: cinco años de crecimiento sostenido en la venta de libros y publicaciones periódicas. Esto significa un aumento de 4.9% promedio anual en el mismo lapso de tiempo en que el mercado de libros en México, registró una caída en las ventas totales de 151 a 137 millones de ejemplares.
Es decir, a contracorriente con la tendencia del mercado, LibrArte  observa números positivos, que tienen que ver con el nuestra filosofía en pro de la lectura, que simple y sencillamente busca hacer del juego el medio para interesar a niños y jóvenes, en la lectura.


De acuerdo al Módulo 2 y la clase 5 nos enfocamos en:
1) Provocar la experiencia de la comunicación literaria.
2) Utilizar textos que ofrezcan suficientes elementos de soporte para obtener su significado y que ayuden a la vez a aumentar las posibilidades interpretativas.
3) Suscitar la implicación y la respuesta de los lectores.
4) Construir el significado de manera compartida.
5) Ayudar a progresar en la capacidad de hacer interpretaciones más complejas.
6) Programar actividades que favorezcan todas las operaciones implicadas en la lectura.
7) Interrelacionar las actividades de recepción y de expresión  literarias, en su  forma oral  y en su forma escrita.
Un factor que consideramos clave en nuestro trabajo como libreras-vendedoras, es la parte afectiva y de amistad que nos une con los públicos que visitamos, tanto en escuelas de grado preescolar, como primarias, media superior e incluso de nivel superior.


Con mi familia nos hemos dedicado a elaborar juegos especiales para fomentar el interés por la lectura, como por ejemplo: domino matemático, ajedrez-scrabble (como el juego de unir silabas para formar palabras) y especialmente me apasiona el Teatro Guiñol, al que acudo con disfraces confeccionados por nosotras, con tal de generar un interés lúdico entre el auditorio.

Es el empleo de las armas y blasones del “neoliberalismo” que agobia a nuestro país, para vacunar a la sociedad contra este cáncer. Es surrealismo puro, tanto como que la revista Proceso (400 mil ejemplares mensuales y con su sitio www dentro de los 10 más visitados en México)  dedicó el pasado mes de abril una editorial al trabajo que llevamos a cabo en nuestra librería, titulado LibrArte, un caso de éxito en tierra de nadie


“La cultura es una manera de transmisión de conciencia, un medio para pasar del letargo inercial de la ignorancia a la responsabilidad cívica del conocimiento. En México, auspiciar la cultura es un mandato legal y moral para dejar de ser lo que somos con lo que tenemos.
La fuerza de la simulación como forma comportamental de gobernantes y gobernados, la falta de valor para decir no cuando hay que decir no (caracterología del mexicano, de acuerdo con Ramos, Usigli y Paz), la corrupción recurrente por acción u omisión, y la impunidad como crisol de las instituciones, crean un círculo perverso que explica por qué estamos como estamos como sociedad y gobierno.

Es imposible construir el cambio de la noche a la mañana, pero sí lo es hacerlo por aproximaciones sucesivas. En este contexto se inscribe LibrArte (www.librarte.com.mx), un modesto pero importantísimo proyecto que no parecería realidad si no es por los datos que así lo confirman. Veamos:

LibrArte es una librería que ha ganado diversos premios, como el de Emprendedores Estado de México 2015, el Premio Nacional de Librería de la FIL de Guadalajara 2016 y el Premio Nacional de Fomento a la Cultura y a la Escritura 2017, organizado por primera vez por la reciente Secretaría de Cultura federal. Quizá todos estos datos no justifiquen que yo hable en este espacio de un tema cultural…  pero, a juzgar por su importancia e implicaciones, el asunto trasciende a la fuente cultural.

El primer punto que le da un rasgo distintivo es que se trata de un proyecto que nace en el interior del país, y no de cualquier región de nuestro convulso país, sino de Tierra Caliente, zona ubicada entre Michoacán, Guerrero y el Estado de México.” (1)


De tal manera que, “Si la mediación cultural tiene éxito, si los niños se interesan por los libros, aprenden a leerlos y se familiarizan con la forma en la que circulan socialmente (aprenden a guiarse por las colecciones y reseñas, se desenvuelven bien en la librería) la autonomía con la que acceden a ese objeto cultural progresará paulatinamente y darán sus primeros pasos para convertirse en “ciudadanos de la cultura letrada”

No nos olvidamos que estamos aquí y ahora, porque nuestro trabajo como libreras, constituye en la “tierra caliente” mexiquense, un polo de desarrollo y fomento cultural,  que abre espacios para  la comunicación y conocimiento, y combate frontalmente, con el  gusto por la  lectura, los vicios del alcohol, las drogas y la violencia.

Empresa - Misión
Somos una librería muy joven, dedicada a trabajar intensamente en favor de nuestra comunidad: sobre el principio empresarial del comercio de libros, en LibrArte hemos antepuesto la autoridad del Fomento a la Lectura y la Creación de Lectores. 

No ha sido fácil y hemos concitado enemigos, porque nos hemos convertido en palanca de velocidades que acelera el desarrollo cultural, en una región atávica y conservadora, en favor de grupos beneficiados con el NO Leer y Escribir.  

Porque somos una especie de Librería que está a contracorriente con la tendencia del mercado librero en México, de oligopolios y oligopsonios, de élites en urbes sobrepobladas, de plagios y estancos en un mercado distorsionado, incapaz de acceder con el libro y la lectura a regiones como las que atendemos, que además de Tejupilco, abarca al menos media docena de municipios, e influye sin duda alguna en dos entidades colindantes al estado de México: Guerrero y Michoacán. 


Agentes Mediadores de Lectura Literaria Infantil en la práctica
Dos temas principales nos nutren en la labor que desempeñamos como libreras y vendedoras de libros: son el que trató sobre “tertulias literarias”, “cafés literarios” y “clubes de lectura”, y el dedicado a Formar niños lectores y promotores de lectura.
El primero nos ha dado confianza en un proyecto que hasta la fecha no ha tenido buenos resultados, en razón de la inexperiencia social de nuestra región en la convivencia placentera y apacible tomando alguna bebida que no contenga alcohol.



Le llamamos Cafebrería y es un espacio de confort y convivencia, con música e incluso pantalla para ver a ciertas horas y determinados días, algunas muestras de lo mejor de la cinematografía internacional


El objetivo de organizar e invitar a la reunión en tertulias y en clubes de lectura es generar un interés,  para propiciar la venta de libros.
Porque todo lo que hacemos y llevamos a cabo en LibrArte tiene como propósito el comercio y la ganancia que se genera por nuestro trabajo.

“El prestigio nos lo dan los lectores. Los lectores creen más en los libreros que los editores. Y es lógico que sea así, porque más allá de modas, tendencias y campañas de promoción, las librerías las hacen los lectores. Y la interlocución es de ida y vuelta, porque muchas veces son ellos los que te aconsejan a ti, te dan pistas y te ayudan a descubrir libros.”

Citando el capítulo 7, Conclusiones de LibrArte Premio Nacional de Librería, señalamos que “Hay que ser honestas y declarar que la presentación y contenido del Proyecto 2016 de la Librería LibrArte, responde a la implacable lógica económica de maximizar utilidades y vender más. Que ampliar el mercado de manera incesante y vender, es el reto, el espíritu del discurso en que se inscribe este ensayo. Que ¡Salir Afuera! es una expresión que intenta sintetizar la verdadera naturaleza del objetivo comercial. 
Pero a diferencia del colonialismo que campea a lo ancho y largo de la república mexicana, el objeto y producto que vendemos las librerías, son instrumentos para saber y entender, herramientas para tomar conciencia de las cosas que pasan y el mundo que nos rodea. “El verdadero saber no está en las aulas, ni en las universidades, está en los libros”. (Instituciones de la cultura libre. Gabriel Zaid. Letras Libres. Mayo 2013)

Por lo que respecta al tema Formar niños lectores y promotores de lectura, desarrollado en el  Módulo 2 Clase 6, nos ha sido de mucha ayuda reflexionar sobre “Lugares de lectura en espacios no convencionales: armar una biblioteca móvil  y acordar lugares- circuitos para realizar encuentros de lectura, tales como plazas, paradas de colectivos, comedores comunitarios, entre otros.”
  


Se trata de aplicar las enseñanzas recibidas, en el curso merecido por nuestro trabajo en el Fomento a la Lectura y la escritura desde la Librería, que por primera vez se entregó en México.

Un reconocimiento inédito, porque no existe otra fuente natural de fomento a la lectura, que de verdad funcione, que desde la Librería. Porque lo primero en lo que nos enfocamos las libreras es en el uso apropiado y justo del lenguaje comercial.

Porque resulta inextricable detenerse en conceptos tan vagos como “mediador” o “acompañante” y en cambio es muy claro el de cliente y venta. La diferencia radica en la naturaleza y papel de las librerías.

Trataremos de conocer más y reproducir algunas experiencias como la de los “líderes cuentacuentos creada por OEI - República Dominicana consiste en capacitar un grupo de estudiantes de los primeros grados del nivel básico para que sean promotores de lectura en su propio centro educativo”

Porque el “componente lúdico, las actividades ofrecidas para los líderes cuentacuentos ofrecen al estudiantado del nivel primario la posibilidad de desarrollar su potencial de liderazgo, estimulando su creatividad y su capacidad intelectual, permitiendo la creación de modelos lectores accesibles para los demás estudiantes, y generando cercanía, empatía y entusiasmo por la lectura.


Nos adentraremos con pasión en algunas de las sugerencias recibidas, como en el Módulo 3 y la Clase 8, De itinerarios de lectura y redes ficcionales, especialmente el Itinerario 1: Género “Terror”
“… hay libros “que dan miedo, o hacen reír, o tienen suspenso, o ponen triste” o, como agrega la mamá de Valentina, “te hacen imaginar cosas fantásticas o pensar y recordar...”.

Finalizo mi exposición final señalando que el capítulo que trata sobre la caja de herramientas, su armado y diseño, será una capacitación que llevaremos siempre en cada paso que demos de hoy en adelante, en este convulso país que está a punto de dar un paso decisivo al frente, hacia una nación de lectores, de ciudadanos libres de concordia y Paz.

“Juntos Haremos Historia” es la máxima lectora que hará que las cosas cambien definitivamente en México y probará un axioma sin mácula de duda: que si bien toda comunidad está constituida con miras a algún bien (porque en vista de lo que les parece bueno todos obran en todos sus actos), es evidente que todas tienden a un cierto bien, pero sobre todo tiende al supremo la soberana –La Política- entre todas y que incluye a todas las demás. (La Política, Aristóteles Editorial Gredos 2015)





















Un repaso rápido de nuestro Curso
M1 C1: ¿Qué clase de lector deseamos formar? ¿Un “turista” o un “viajero”? ¿Qué tipo de “viaje” deseamos para ellos?
Uno de los propósitos de este curso construir juntos un conjunto de herramientas metodológicas y teóricas que nos permitan  construir propuestas y prácticas para la formación del lector literario…  Y que los agentes e instituciones involucradas son las escolares y las no escolares, las que forman parte de los sistemas formales y las que pertenecen a sistemas no formales, puesto que concebimos que dicho quehacer debe sostenerse en tramas y redes que potencien la formación de lectores, en este caso, de literatura.

M1 C2: Por el sendero de la historia: literatura, infancia y público lector… ¿Por dónde iniciar el recorrido? ¿Existe un solo camino?
Nosotros tomaremos el sendero que nos permitirá realizar un recuento histórico  en el que se irán organizando las categorías de literatura, infancia y público lector.

M1 C3: Saberes que se ponen en juego cuando se lee literatura
“Espero que para la mayoría de los lectores de esta entrega, el titulo los lleve a pensar en Chava Flores y sus albures, en casa Julia, en Cleta y el changuito que me vacila, la vitrola, Carola y la pistola, el llegar de la “julia” y a la cárcel todos hechos bola… Y, entonces habrá cumplido su propósito inicial, el de atrapar la atención del público, y lo más importante, recordar que la tertulia es la convivencia social, es el medio privilegiado para vivir, convivir y hasta para morir feliz.” (La tertulia. Cartas Sureñas Luis Guillermo Garcia Ruiz)

M2 C4: Donde abordamos ejes que se entretejen entre sí formando variadas tramas, el del folclore infantil,  la narración oral y los juegos de lectura en voz alta.

M2 C5: De la biblioteca, la poesía y la diversidad de prácticas lectoras

M2 C6: Formar niños lectores y promotores de lectura. Algunas estrategias para formar niños promotores de lectura

M3 C7: Explorando espacios y estrategias para la promoción de la lectura literaria. Viajar hacia la indómita frontera… el mundo de la fantasía y la imaginación, construido a través de la escritura y reconstruido una y otra vez por medio de la lectura. Promoción, mediación, animación

M3 C8: De itinerarios de lectura y redes ficcionales. Por género, autor, personajes…

M3 C9: Manos a la obra o armando la caja de herramientas para diseñar el plan lector.
Por qué consideramos que es importante promover la lectura, en general y la lectura de libros, en particular. Cómo concebimos a la lectura, a la escritura, a la literatura.










No comments:

Agentes Mediadores de Lectura Literaria Infantil

Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura PROMOCIÓN DE LA LECTURA EN LA PRÁCTICA Librería Lib...