Monday, June 25, 2007

LUZ Y SOMBRA: SHERER Y SARAMAGO, MARTHA SAHAGÚN Y HANK RHON

Un hombre de talento es Julio Sherer. Un hombre de carácter y de agallas, pocos como él en esta época. Para quienes no lo conocen o recuerden, Julio dirigió el Periódico Excelsior hasta 1976, cuando el diario fue arrebatado de la Cooperativa por Luis Echeverría, artífice principal y precursor del quiebre y derrota de la República Mexicana.
Hace seis años, cuando el PAN aún no acababa de salir del marasmo, que significó recibir la presidencia nacional de manos de Zedillo, todos los nuevos trepadores del naciente despotismo, repetían, casi sin cesar, su distancia de PROCESO de Sherer.
Sin argumentos, por consigna, los que se vestían de azul panista, seguían la orden de no leer la revista. Tiempo después se descubriría el origen de ese rechazo, que intentó ser agresión demoledora. Martha Sahagún.
El número en que PROCESO ventila la documentación, en que basaba esta mujer su pretensión a la anulación del matrimonio eclesiástico, se sabe ya, desquicio por completo a esta usurpadora.
Ahora, esta semana, el adelanto de un nuevo libro de Don Julio, “La Terca Memoria” advierte hasta donde ha llegado el priismo en su derrumbe moral, ilegalidad, ambiciones desatadas y despotismo. La descripción que hace Sherer de Jorge Hank Rhon es brutal. Quien pretende ser gobernador de Baja California, alguna vez detenido por introducir animales exóticos y cuya frase que lo pinta es que la mujer constituye su animal preferido, casi igual de misógina que la celebridad foxista de que las mujeres son lavadoras con patas, se propone ir con todo para convertirse en el candidato a la presidencia en el 2012.
Un individuo que bebe tequila mezclado con víboras, cuernos, miembros y pelos de animales, dueño de una veintena de autos de 200 mil dólares y que protege y se sirve de la delincuencia organizada, es el espejo donde se miran los seres que hacen del poder un fin y de la vida, muerte.

Ya no es una historia similar al Padrino de Mario Puzzo, es peor. Igual de horrorosa como la de Martha Sahagún y sus ambiciones que no cesan. Pronto, muy pronto México será testigo del protagonismo de estos sujetos.
Por primera vez en la historia, la iglesia católica acaba de disolver el vínculo religiosos que unió a Fox con su esposa primera. Nunca se había concedido un dictamen así para un hombre que ejerció funciones de estado. Con todo y que el Papa Ratzinger, antes prefecto de la Congregación para la Fe, la antigua Santa Inquisición, advirtiera al tribunal de la Sacra Rota suprimir las lisonjas anulatorias. Sin embargo los intereses que se juegan son enormes, y la bendición papal no podía faltar a sus guerreros que se disputan una nación tan importante en la geopolítica mundial: México
Tendremos que sufrir el agravio social por la boda de este par de desvergonzados. Igual y atestiguar dice en Milenio Calixto Albarran, una campaña hankista cuajada de espiritualidades circenses, espectáculos para la mesa que más aplauda, sabrosas tendencias art-nacó y expresiones folclóricas de nuevo rico. Ya lo veremos avanzar sobre la avenida Revolución de Tijuana, ahí donde hacen su nido las golfas del bar, flanqueado por sus tigres blancos y leones bizcos, apropiándose de una frase de Jelipillo dicha en la calderónica euforia fiscal (nomás falta que como en los tiempos de Santa Anna, nos cobren impuestos por cada ventana)… “Mi gobierno no se acostumbrará a la pobreza”.

Mejor y cito a Saramago, quien en entrevista reciente filosofa de la siguiente manera:
“Me hago la pregunta más banal, que luego resulta poco banal, porque no tiene respuesta, o al menos no la he podido responder yo: ‘¿Qué es lo que estoy haciendo aquí?’”.
“En una democracia, según Aristóteles, los pobres deberían ser mayoría entre los gobernantes pues son mayoría en la sociedad. Pero vivimos en una plutocracia. Son los ricos los que gobiernan... Los gobiernos son los comisarios políticos de los poderes económicos”.
“¿Qué hacemos? Yo no sé. Pero creo que debemos hacer algo... Llegamos hasta quitar un gobierno y poner otro. ¿Algo más? No. Nada más... Tenemos que perder la paciencia... Aullemos. Hemos hablado demasiado. Es hora de aullar.”

No comments:

LibrArte y la Retórica

Para Platón, la Retórica era semejante a la Gastronomía y la Cosmética, vis a vis la Política, la Medicina y la Gimnasia. Él Filósof...