RESÚMEN 2010. Primera Parte

INTERNACIONAL O LO MEJOR

El año 2010 se puede definir como el punto de partida para un nuevo tipo de sociedad. Los avances en los sistemas de búsqueda de información, reunidos alrededor de Google han escalado a niveles incomprensibles e inimaginables hace apenas un par de años. Palabras como terabytes o googlear serán a partir de ahora moneda de uso común y corriente. Pero 2010 también es testigo de la aparición de otro fenómeno cibernético conocido como Wikileaks o el uso de la información que se emplea para manipular, controlar y someter a la humanidad, convertida en esencia de liberación, instrumento para desnudar, exhibir y desaparecer la bases del despotismo de la mentira y el autoritarismo del poder. Asimismo 2010 es escenario de la informática aplicada a las relaciones sociales entre millones de personas, es el uso de redes y canales de comunicaciones sociales, instantáneas, sin fronteras, el mundo de facebook y twitter.

2010 es el año del Brasil de Lula, un hombre que se presento cuatro veces a luchar por la Presidencia de Brasil, antes de conquistarla en su quinto intento. Un Político que ha gobernado sabiamente a la Amazonia, a pesar de contar únicamente con estudios equivalentes al tercer año de secundaria en México: “Por primera vez en 20 años no se presentaran trogloditas de la derecha a buscar la Presidencia” es síntesis de su gobierno que ha convertido a Brasil en miembro del llamado BRIC: son Brasil, Rusia, India y China, los países destinados a definir el rumbo futuro del mundo. Elegido sede del Mundial de Futbol y de las Olimpiadas, este 2010, Brasil decidió abrumadoramente que Dilma Rousseff, una mujer de 62 años, ex guerrillera, que ha vencido un cáncer de pecho, encarcelada y torturada durante tres años, en los tiempos de los gorilatos (calderonatos) brasileiros, se convierta a partir del primero de enero próximo, en la nueva Presidenta de Brasil y sucesora de Luis Ignacio Lula Da Silva, quien por su origen, perseverancia y manifiesta superioridad de la práctica, la vida activa y la experiencia, sobre los títulos académico-nobiliarios, constituye un ejemplo y un punto central de referencia, para el México que hoy sufre y se mata.

El año que termina no puede dejar de ser recordado por el Campeonato Mundial de Futbol, que coronó por primera vez a la Selección de España. El primero de seguramente varios Campeonatos más , porque el futbol español refleja en su armonía, cooperación y asistencia, en su facilidad, coordinación y alegría al deporte español, líder mundial y a España, un país que trabaja en libertad, con identidad propia, respeto y autonomía, tras dejar atrás la negrura del franquismo católico y apostar por el socialismo obrero.

Los desastres naturales en Haití, las epidemias, terremotos e inundaciones castigaron a este pequeño país con saña. El terremoto en Chile volvió a demostrar la fragilidad de la humanidad, frente a la fuerza de la naturaleza. La quiebra de las economías de Grecia, Portugal, Islandia es parte de la nota roja en otras partes del mundo.

MÉXICO O EL INFIERNO

Para nuestro país, el año 2010 es el peor en la historia, desde la terminación de la Revolución Mexicana en 1920. Lamentablemente al escribir este resumen aun no acaba el año, que comenzó con el bestial asesinato de 15 jóvenes deportistas, que celebraban en Villas de Salvarcar en Ciudad Juárez. Dos veces murieron estos pobres muchachos, tras haber sido catalogados como pandilleros y drogadictos por el Usurpador Calderón. 2010 es un año de luto y de dolor, para miles de mexicanos que han sido víctimas del rito de la muerte y de la sangre.

El año que termina pasará a la historia como el año de la guerra fratricida. De la guerra emprendida en territorio nacional, de mexicanos contra mexicanos, por controlar el tráfico de estupefacientes, la droga que fascina a los yanquis, los estimulantes indispensables para sobrevivir en la sociedad norteamericana, distante, ajena, tan distinta a la mexicana y sin embargo dominando y envenenando, corrompiendo nuestra forma de ser, nuestras costumbres y tradiciones.

2010 es un año de luto para el pensamiento nacional, que vio morir a tres grandes exponentes del saber popular: Carlos Monsiváis, el cronista. Gabriel Vargas y su Familia Burrón. Armando Jiménez con su Picardía Mexicana. También decidieron marcharse el poeta Ali Chumacero y un cronista de la clase media urbana, Germán Dehesa. No se puede olvidar en la sección de los obituarios, el deceso en este 2010 del Nobel y gran luchador, José Saramago. (“ha llegado el momento de aullar”)

No termina este 2010, por desgracia, porque apenas hace tres días, frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, fue asesinada Maricela Escobedo, activista pro justicia contra el asesino confeso de la muerte de su hija de 16 años, y un día después el negocio de su marido es atacado, incendiado y asesinado. Crímenes con significados muy claros. Si en este 2010 la señora Irma Wallace alcanzo al fin, al autor intelectual del asesinato de su hijo, tras cinco años de búsqueda incesante, empujando las estructuras judiciales viles y corruptas; tras haber salvado el pellejo, luego de un intento de asesinato, el ejemplo de esta señora valiente es acallado, a los pocos días por la muerte artera de la Madre desesperada de morir en vida, sin que nadie, ninguna burocracia, sola, se lanzara a la búsqueda de los asesinos de su ser más querido.

El 2010 es el año del secuestro de Cervantes de Cevallos, sin duda el de mayor impacto social, por el poder político y económico que representa este sujeto, por las relaciones con el gobierno de Calderón a través del Secretario de Gobernación y del Procurador General de la República, empleados de él, “que se creía virrey”.

Sin embargo el año 2010 no podrá ser recordado por los mexicanos como el año de los Centenarios. Peor aún, el significado simbólico del Bicentenario y del Centenario, habrá de pasar a la historia, sin trascendencia política, anodino, falaz, sin espíritu ni moraleja ética. El año de los Siglos Nacionales refleja exactamente las consecuencias de 30 años de cogobierno PRI-PAN, por ello la confusión, el desinterés, ignorancia y revanchismo en todas y cada una de las obras que para colmo no se concluyeron ni en tiempo ni en forma, por la generación de mentecatos, frustrados e incapaces déspotas en el poder, en todos los niveles de Gobierno.

El 2010 aún no concluye pero por lo pronto aquí termina esta primera parte, no sin lamentar nuevamente que aun no se acabe este año fatal, como acaba de suceder hoy domingo en San Martin Texmelucan, devastado por una explosión propiciada por la corrupción y la ambición malvada: Por lo pronto les deseo que pasen Navidad y YA, así estamos.

Comments