¿PORQUE VOTAR POR ALEJANDRO ENCINAS? II

En sentido inverso a la CARTA anterior, donde las razones para otorgar mi voto por Alejandro Encinas, se derivaron de las diferencias entre la Ciudad de México, antes de 1997, particularmente en el periodo en que el DF fue gobernado por dos mexiquenses nefastos para la historia de México –uno de ellos por desgracia es venerado como un ícono ejemplar- me refiero a los destrozos causados al DF, por la depredadora administración del Regente Carlos Hank González (1976-1982) y por el otro vestigio de la satrapía toluqueña, Oscar Espinoza Villarreal (1994-1997) quien fue el último gobernante impuesto a la Ciudad de México, por el PRI.

Principio y fin del declive del DF, cuyo ascenso comienza con los gobiernos populares, a partir de Cuauhtemoc Cárdenas del PRD-PT. En sentido inverso, porque me propongo demostrar las razones por las cuales hay que votar por Alejandro Encinas, en razón de la corrupción y crisis que vive el estado de México y que se puede comparar, entre el antes y hoy. Yo que elegí exiliarme, del hundimiento en que se precipitaba el DF, de manera instintiva, acerté al sentar mis reales en un pueblito en que se confundían los sentidos ante tanta la belleza natural, mezclada con los saludos de toda la gente al pasar, con la paz y la calma. Temascaltepec guarda como uno de sus tesoros más preciados, a veces menos reconocidos, la sonrisa de sus habitantes. Actualmente casi nada de lo que describo a continuación, existe en mi Temascaltepec.

Todo se precipito en el año de 1988. Nacía mi segunda hija y me avisaban que si no conseguía que los Gobiernos de Yucatán, Quintana Roo y Campeche se comprometieran con el Sistema Nacional de Orientación Educativa (SNOE), desaparecería esta área sustantiva de la SEP. Me harte. En verdad que este SNOE, como casi todos los programas que realiza desde entonces el Gobierno, era mera simulación, solo palabras, una apuesta para vender algo inmenso que no valía un quinto. Yo no era así y por eso decidí renunciar al encargo.

Tras un largo proceso sucesorio, además, acababa de hacerme de la mitad de un rancho en Temascaltepec mientras que la otra parte se la compraría entonces a mi Padre. Vendí departamento, membresías en clubes sociales, deportivos, puse a la venta monedas de colección que tenía y las acciones que aún conservaba en la Casa de Bolsa CBi. Un buen amigo me dijo entonces, “Ni Hernán Cortes quemo sus naves al grado en que lo hiciste tu” Me deshice de todo lo que me ataba materialmente al DF y un 20 de febrero de 1989 lleve a cabo la mudanza, del Sur de la Ciudad de México, al Sur del estado de México.

Tras dos meses de instalación en mi nuevo domicilio, comenzaron las sorpresas desagradables. La inversión que supuestamente seria el medio para generar riqueza, una granja de puercos, que hasta el mes de febrero de ese año de 1989 se cotizaba aproximadamente en 35 pesos el kilo (dinero de entonces) se devalúo a menos de 4 pesos, en cuanto Carlos Salinas de Gortari, como Presidente (PRI), ordeno las primeras acciones de apertura indiscriminada, de las fronteras comerciales de México con los EUA. Aún antes de firmar el TLC.

Había otras cartas. Mantenía magnifica reputación y me acorde que en Metepec se encontraban las oficinas del CONALEP y para el mes de junio ya era Subdirector de Planeación y Prospectiva. Viajaba todos los días, de lunes a viernes de Temascaltepec a Toluca-Metepec y parecía que nuevamente la suerte me sonreía. Era pesado el trajín pero buena la paga y enorme la dicha de regresar tarareando “que bonito es el sol de mañana, al regreso de la capital, hay que linda se ve mi…” Hasta que el 3 de agosto, un par de meses después, al regresar me platica mi esposa que se “clausura” El Mayoreo del Sur” Que ella quisiera atender la tienda… que ya se canso de ser madre (sic) y estar en el rancho y que sabia que era la única tienda del pueblo. Yo ni siquiera sabía de qué me hablaba. En ese entonces, me las ingeniaba para dar clases dos veces por semana en la UNAM, hasta Ciudad Universitaria y el pago que recibía lo gastaba en la Tienda, que tenia magnificas selecciones y mejores precios para los catedráticos y empleados universitarios.

Al día siguiente, antes de emprender mi camino al trabajo, pase a conocer el Mayoreo del Sur y dos muchachas muy guapas me indicaron, quien era el dueño, como se llamaba, donde vivía y las razones por las que se cerraba el negocio. Tras dudarlo mucho, me detuve en el poblado de Carboneras y ese día conocí a uno de las mejores personas que he tenido frente a mí. Un contraste entre el Abdón Colín de esa mañana y el de la tarde. El del gesto adusto y agresivo con el de la sonrisa franca y amable. Desde entonces el es mi amigo Don Abdón y a lo largo de los años hemos realizado muchos negocios. Ese mismo día que nos conocimos hicimos trato, el primero. Esta era entonces la gran diferencia entre Provincia y la Ciudad, entre el Estado de México antes y el de ahora Creo que en ese año de 1989, Temascaltepec se podía resumir en ese encuentro, casi de dos mundos, marcado por la valentía de gente que como mi nuevo amigo, eran agricultores, trabajadores, hombres de familia, amigos de verdad. Tiempos muy definidos por los ciclos agrícolas que marcaban todo: las fiestas, los tiempos de siembra, de riego, de cosecha. Toda la gente tenía trabajo, se laboraba en conjunto, pocos eran propietarios de vehículos y consecuentemente las calles empedradas del pueblo estaban preciosas, siempre limpias y disponibles para transitar. La gente se movía en camionetas, se ayudaban unos con los otros. Por lo que a mi respecta, esa operación de compra-venta, de ese comercio, fue un magnifico negocio, por lo que renuncie inmediatamente a la ultima chamba en la tecnoburocracia y me convertí en el abarrotero del pueblo, al que le hacían falta muchísimas ideas e inversiones modernas, de las que me hice cargo con facilidad.

Se vivía bien, se comía bien, se disfrutaba la vida, se tenían sus familias, se creía en el futuro. A partir de 1994 que comienzan las especulaciones financieras me toco ver en el enorme aparador que tuve en la tienda del Mayoreo del Sur, la descomposición social, la ruina, el alcoholismo, la desintegración familiar. Todo producido por los gobiernos del PRI tanto a nivel federal como a nivel estatal. Por tecnócratas encargados de las finanzas como José Ángel Gurria “el ángel de la dependencia” o Pedro Aspe, maestro reconocido por el coordinador de la campaña de Eruviel Ávila, Luis Videgaray. “Piensa en Grande –si piensan en chiquito no es mi culpa- (uta... ¿Quienes son los creativos de Eruviel?)

Por eso te invito a votar por Alejandro Encinas

Comments

Popular posts from this blog

HAN PASADO TRES LUNAS

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA