EL PRI Y LAS CANDIDATURAS SUREÑAS


Decía Porfirio Muñoz Ledo que había un PRI “chiquito” y uno “grandote”, para referirse al sistema político mexicano, que elegía Presidente y Senadores de la República cada seis años y Diputaciones o Presidencias Municipales, cada tres años. Ese era el rostro amargo del régimen presidencial absolutista, la dictadura perfecta, al servicio del “Señor Presidente”.
Los cambios ocurridos en México en las últimas dos décadas, han producido mutaciones y engendros en las formas de conquistar y de conservar el poder. La visión de Muñoz Ledo se basaba en la soberanía tiránica, de la voluntad del Presidente y del poder concentrado del régimen de partido único. El abuso en el poder y las presidencias despóticas, de Luis Echeverria a Salinas de Gortari, ocasionaron una corriente de opinión, en favor de desmantelar las fuentes del poder inmenso del Ejecutivo Federal: las partidas secretas, el manejo discrecional del presupuesto, la imposición de cargos públicos tanto nivel federal, estatal e incluso municipal, entre muchas otras fortalezas.
Y aunque las cosas han ido cambiando, tras la gran división del PRI -que encabeza precisamente Porfirio junto con Cuauhtemoc Cárdenas en 1987- en la práctica, la transformación del sistema político ha sido en partes y despacio, mientras se originan de manera simultanea, otras formas de detentar el poder, de maneras alternativas y diversas: la candidatura del PRI con Peña Nieto en alianza con TELEVISA y la permanencia de representantes populares en puestos electorales, pasando de las Legislaturas Federales a las Estatales y de allí de regreso a los municipios, constituye una corrupción de la ley, de la política y de la esencia republicana del estado mexicano.
Estas son las circunstancias y el escenario en que se han conocido, a las personas que llevaran las designaciones de candidatos por el PRI a las presidencias municipales de Temascaltepec y de Tejupilco, y de las candidaturas que se intercambian los “chapulines” –así se les llama ahora- a las diputaciones local y federal entre Guillermina Cacique y Noe Barrueta.
Además de las enormes prerrogativas salariales (Dietas) que perciben ambos políticos, por estas representaciones populares (casi 220 mil pesos mensuales en el caso de la Diputación Federal para Noe Barrueta), queda el corrupto precedente de la consagración de la vida política por designación piramidal, de arriba abajo y la creación de cacicazgos locales que como sucede en Amatepec, ya ni siquiera necesitan del apelativo, pues con el apellido basta. La familia Cacique luego de la hermana y del hermano ahora se prepara a encumbrar a un sobrino, de la misma dinastía.
Pero donde si ha habido tino para elegir a sus candidatos, el PRI ha acertado por fortuna en los municipios sureños de mayor prosapia. En Tejupilco, no puedo ocultar el gusto que me causa saber que Manuel Santin es el candidato, que disputa la Presidencia de Tejupilco. Las razones para hacer esta declaración pública, son de orden personal, pero primero las razones políticas: conozco la pasión de Manuel Santin por el deporte, y reconozco su interés y gusto por la cultura y el estilo. Me consta que Manuel es una persona que valora y promueve una buena educación. Y aunque no he tenido aun la oportunidad de expresarle a Manuel mis congratulaciones, de manera personal, espero y deseo que la lucha política que esta por emprender abiertamente, sea por el bien de este municipio de Tejupilco (me imagino que recibiré mas de una critica por esta confesión de parte, pero antes que el periodismo, existe mi vocación ciudadana por hacer el bien para mi comunidad y creo que el deporte, la cultura y el turismo son pilares para hacer que las cosas cambien para bien, y los tres temas son asuntos que pueden ser promovidos por Manuel Santin) Todo ello sin olvidar las malas artes y practicas del PRI, y las practicas añejadas y viciosas que ojala y sean desterradas del estado de México. Reconozco y celebro, así mismo que este proceso al interior del PRI deja finalmente sin “hueso” a Isael Villa y lo exhibe como un  perdedor político, de todas todas: lo “poncharon” con tres “strikes”, en las diputaciones local, federal y en la designación de su sucesor.
Mejor es para Tejupilco que el combate por la alcaldía se concentre entre Manuel Santin y alguno de los tres candidatos que tengo entendido, trataran de defender el proyecto político de la izquierda nacional, que debe ser de interés social, y de justicia. Al momento de escribir esta columna desconozco los resultados de la encuesta que se promocionó el pasado domingo 29 de abril, pero puedo decir que conozco poco a Héctor Navarrete y que por ahora, solo se me ocurre sugerirle, que revise en su página en el Internet y que donde dicen datos bibliográficos, corrija porque se trata de su biografía. De Isaías, me simpatiza la juventud y la buena gente que le acompaña, comenzando por su señor padre. Sin embargo, personalmente no compagino con la ideología propia de los trabajadores empleados y obreros, -creo que México es mucho mas que el factor trabajo- y me opongo absolutamente a connivir, con los intereses del magisterio sindical. Y de Chencho Suárez,  puedo decir que cuando llegue a vivir en Tejupilco y el estaba al frente del municipio, me recibió de manera inmediata, lo conocí el día que tramite mi licencia de operación y que tuve siempre atenciones, que me motivaron a invertir en Tejupilco. No obstante no comparto la idea, como lo digo líneas anteriores, de que las mismas personas se repitan en los cargos electorales; y de ninguna manera acepto el abuso del poder, en contra de la prensa y en este caso, mi propia casa editorial.
Falta el caso de Temascaltepec y el espacio se termina, así que seré breve y conciso. En Temascaltepec se prepara el asalto del municipio por un grupo que lleva años asechando y que ha conseguido imponerse como candidato del PAN. “Los González” son síntesis de la mentira, el abuso, el chantaje, la amenaza, la simulación y la facha. Por supuesto que nada de lo que mencionan en sus currícula son ciertas. Basta preguntar a muchísimos proveedores toluqueños, comenzando por las agencias automotrices, para que los originarios de Temascaltepec de González, respondan por la mala fama adquirida, desde hace ya muchos años.
Por eso es que el Dr. Galicia tiene un reto muy importante y su candidatura representa una salvaguarda que hay que apoyar de manera insoslayable, so riesgo de perder todo lo que resta de este bello Temascaltepec.







Comments

Popular posts from this blog

HAN PASADO TRES LUNAS

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA