EXPROPIAR LA EDUCACIÓN


Aunque parece que los grandes problemas nacionales de hoy, se resumen en dos palabras: seguridad y empleo, estoy absolutamente convencido de que el problema mayor, interno, la variable endógena, el presente y nuestro futuro inmediato y para siempre: es la EDUCACIÓN.
Al triunfo de Andrés Manuel López Obrador, no tengo la menor duda de que el asunto del empleo, se empezara a solucionar inmediatamente. Nada extraño que los miembros del grupo llamado BRICS (Brasil, Rusia, India, China y ahora Sudáfrica) ofrecerán inversiones y tecnología, para integrar a México en una sociedad con mayor independencia, en condiciones ventajosas para nosotros los mexicanos, por vivir en un territorio plataforma, frontera con el mayor mercado de todo el mundo. Una nación con grandísimos litorales, puertos de cabotaje y de altura, comunicación con ambos océanos y un clima envidiable, para cualquier otro país, en todo el mundo. Una situación geográfica estratégica y una población de millones de personas que necesitan un empleo, tanto como una fe en el presente, en su esfuerzo, en sus capacidades y potencias, en un futuro y un porvenir.
Solucionada la esperanza del empleo, la riqueza es asunto de trabajo, organización, ejemplos, comunión y perseverancia. Roto el estigma que ata a la pobreza a mas de 50 millones de compatriotas y renovada la esperanza de ascender en la escala de la calidad y la vida, el asunto de la violencia, del crimen de la guerra civil no reconocida, dejara de atraer a legiones de sicarios y de gente desesperada, que ha recurrido al sadismo y la muerte, como condición para comer y otros más, para vengar el destino que nos han deparado, los gobiernos (PRIAN) sirvientes de los yanquis.
La mere de la mere
Luego entonces, el asunto es que la educación que prepara y forma a la sociedad, deberá volver a ser la verdadera palanca para crecer y desarrollarse, como personas y como sociedad. Para que la gente sean felices, conscientes, libres e independientes. Para que nunca más se repitan los esquemas de sumisión de la población, las dictaduras encubiertas, la simulación, y la asistencia social interesada, particular y exclusiva para el beneficio de los intereses, de los déspotas que desgobiernan a la fecha. El problema es que la impartición de la educación, se encuentra en poder de gente mafiosa,  de gente mediocre y cobarde.
Cabe distinguir a los maestros verdaderos, que como la palabra “cambio” que promueve AMLO, hay que adjetivarlos con el “verdadero” Porque los maestros reales, son muy distintos a los “profes” holgazanes, afectados, mañosos, sindicalistas. Maestros que se escudan en conquistas laborales, para no cumplir una responsabilidad con la historia, tanto como los que sirven al amo superior, con la conciencia enajenada, por la ambición y la traición.
Porque el magisterio sindical se ha convertido en el verdadero brazo de control y manipulación, de la infancia y la juventud en México. El maestro llega a todas las comunidades, a las rancherías mas apartadas, pero lleva el mensaje de dominio y de sumisión al poder. Son operadores políticos al servicio de los gobernadores del PRI, de los programas sociales, y son maestros lastimeros, chillones, quejumbrosos y mediocres. Maestros que se niegan a trabajar o a ser calificados; maestros consumidores de las guías M(auroch)an, y que pecan del vicio consentido, del mejor de los defectos, que se llama SOBERBIA: altivez, inmodestia, presunción, orgullo, altanería, arrogancia, vanidad, engreimiento, impertinencia, jactancia, endiosamiento, suficiencia, fatuidad, pedantería, aires, humos, ínfulas altivo, inmodesto, presuntuoso, orgulloso, altanero, arrogante, vanidoso, engreído, impertinente, jactancioso, endiosado, hinchado, fatuo, pedante excelente, majestuoso, magnificente, opulento, espléndido, magnífico, estupendo, maravilloso, grandioso, sublime, regio, admirable, insuperable
“Yo sé que no se nada –parafraseando a Sócrates- pero se enseñar” Y la necesaria realidad nacional, es que México requiere de saber y no de “puñetas pedagógicas.” Saber leer y saber pensar, es requisito indispensable en la Nueva República por constituirse al triunfo del ¡Peje, Peje, Peje!… Saber expresarse, ser valientes y saber organizarse. Porque la unidad indispensable, la conciencia de clase, la responsabilidad social natural entre los mexicanos, son enemigos del magisterio venial y corrupto. Fomentar cooperativas, agrupaciones, colectividad, socialismo, trabajo en equipo, se han vuelto tabúes, para los dóciles y frágiles maestros, expertos en las fiestas de bienvenida y despedida, el consumo de alcohol, el individualismo egoísta, propio de los programas oligárquicos, la envidia, intriga y discordia.
Por eso, es urgente EXPROPIAR LA EDUCACIÓN, que pretende apoderarse de las almas adolescentes por más de ocho horas. Hay que comenzar por expropiar la palabra MAESTRO, que se ha convertido en una voz hueca, en  poder de quienes no lo son. Maestro es el que enseña. Maestro es el que sabe. Maestro es el que guía. Maestro fue mi Padre y no termino ni la primaria y no he conocido a nadie que sepa más que él. Maestro es Don Félix,  nuestro director, a quien le llame así y una de sus secretarias me pretendió corregir con “el NO ES MAESTRO”…
Así como los conservadores que se oponen a la unión entre homosexuales, discuten que su tolerancia cedería si le cambian de nombre al producto de esa relación –hasta proponen como nombre “chulimonio” en vez de matrimonio- Así habría que pensar en un nombre diferente para los que cobran por aplastarse frente a nuestros hijos y frustrar sus sueños, desviar sus deseos, torcer su entendimiento.
Dejar el nombre de Maestro para los Maestros de Verdad, para los que son conscientes, para todos aquellos que saben lo que digo y entienden el sentido real de lo que aquí escribo. Los clientes que hacen de la visita a la Librería La WeB o N@D@ una ocasión para crecer, aprender, leer y saber que todo puede cambiar para mejor, siempre.
EXTRA. No se quien es, pero sin duda que son todo un RESBALÓN, las parrafadas mal escritas, lambisconas, desinformadas, tendenciosas y gravemente discriminadoras. El autor de tan triste panfleto, no sabe lo que dice y descalifica a los enormes jóvenes estudiantes de la Ibero, por su valiente y ejemplar demostración de hartazgo, en contra de Peña Nieto ¿Pues que se pensó este pobre ignaro? ¿Qué estaba en la UAEM?


Comments

Popular posts from this blog

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA

HAN PASADO TRES LUNAS