LA IZQUIERDA DE LA DERECHA

Gracias a victorias como las de Oaxaca, las actuales dirigencias del Partido Acción Nacional y el de la Revolución Democrática están felices. Creen que han encontrado la fórmula para derrotar al PRI en esos lugares donde a pesar del triunfo nacional de Fox en el 2000, el histórico partido tricolor había seguido gobernando ininterrumpidamente: por ejemplo y dejando a un lado la capital mexicana, los dos estados más poblados del país no saben lo que es la alternancia política. El Estado de México y Veracruz encabezan una lista de provincias en las que a nivel local nunca ha ganado la oposición, en donde desde hace 80 años gobierna el PRI (en esa misma condición están además Coahuila, Hidalgo, Campeche, Quintana Roo, Durango, Tabasco y Tamaulipas).

En menos de 100 días de gobierno no priista, Oaxaca se ha sumido de nueva cuenta en la incertidumbre. De Fox y de Cué se podría decir lo mismo que el analista Jorge Zepeda dijo cuando Felipe Calderón llegó al poder en 2006: "toma posesión de una cabina de mando en la que la mayor parte de los botones y palancas ya no está en el tablero". A diferencia de algunos de sus antecesores, es poco probable que en Oaxaca, Gabino Cué recurra a mecanismos extralegales para intentar poner orden en el estado, como siempre lo hizo el PRI. Pero la pura ley no va a bastar, porque durante muchas décadas de priismo las cosas no se arreglaban con la pura ley.

Se requiere transformar estructuras, cambiar radicalmente el orden que ha hecho posible sostener tanto tiempo la “dictadura perfecta del PRI”. Se necesita movilización, decisión y convicción, pero se exige ante todo valor, tal y como lo expresa con claridad natural Andrés Manuel López Obrador: “Por eso, porque lo mejor del PRD son los militantes, es que no los he mandado al carajo, por el valor que tienen las bases militantes del PRD… voy a luchar, estoy dispuesto a seguir luchando por mis derechos, por mis ideales y por mis principios”… en la defensa de sus convicciones, AMLO es intransigente en un medio de cobardes acomodaticios. Y eso siempre debe reconocerse, en especial frente al oportunismo ramplón y baratero de los actuales dirigentes del PRD (como todos los que medio conozco en Temascaltepec y Tejupilco), quienes han logrado enfilar el buque de la izquierda al atracadero de la derecha, a ver si con las alianzas detienen la caída vertical en las preferencias electorales y se ganan un billete.

Esto me recuerda una anécdota que data de 1975, cuando debutaba como estudiante de Economía, en la lejana y a medio terminar ENEP Acatlan UNAM, me tope por primera vez con el fenómeno de la tiranía de la democracia. Resulta que pertenecía a una minoría, en uno de los dos grupos que iniciaron el primer semestre, donde la mayoría era gente proveniente de los CCH, de la misma UNAM.

La gran diferencia entre la mayoría y nosotros era que la educación recibida en las Preparatorias de la UNAM estaba basada en esquemas filosóficos positivistas, en cambio los demás habían sido formados bajo el materialismo histórico y su ideología pertenecía por entero al marxismo leninismo. No estaba mal, parecía un terreno yermo por descubrir, excepto por una cosa, la democracia tiránica y demagógica, que se imponía a la razón y al principio académico. Resulta que todos los días se suspendían clases para discutir, sin llegar jamás a ningún punto y si en cambio se acordaban rápidamente todas aquellas cosas que podían ser consideradas propias de la “lucha de clases”. Un buen día se convoco a una reunión para decidir si el plantel al que ahora pertenecíamos, se sumaba a la creación del sindicato de maestros, el SPAUNAM y la “mayoría” decidió la huelga. Era terrible sentir la impotencia de ver como se imponía esa “mayoría”, manipulada por un pequeño grupo compacto, de retórica muy hábil, cuyos intereses estaban en otro lado. Nosotros, la minoría apenas si éramos unos seis camaradas y en cambio, como siempre sucede, la verdadera mayoría de estudiantes, sin desear la huelga la apoyaban, por no saber decidir y no querer sumarse con determinación, a lo que debería ser correcto, en este caso, aprender el saber académico.

Sin embargo lo anecdótico, es que entre ese grupo de apenas una decena de ahora amigos, estaba Arturo Galán, un tepiteño de pura cepa, hijo de una familia que desde aquellos ayeres vendían discos piratas, reproducidos en inmensas maquinarias donde fabricaban los acetatos de 33 revoluciones. Sucedió entonces que un día, en una reunión que se volvía a convocar, que para ver si se mantenía el apoyo a la huelga, Arturo saca de su mochila un pistolón Colt 45 –supe después- sale al corredor y suelta 3 plomazos al aire y grita: “sáquense a la chingada”. Lo que sucedió a continuación seguramente fue muy parecido a la toma del Frontón por Napoleón Bonaparte, cuando asistió aún en calidad de Jefe del Ejercito Francés, a explicarle a los Diputados de la Comuna Francesa los beneficios esperados de adoptar determinadas medidas de política. La respuesta que recibió Napoleón fue la diatriba, escarnio y rechazo. La respuesta de Bonaparte fue retornar con un batallón.

Al momento salieron corriendo todos los “revolucionarios” del CCH, seguramente como se cuenta que hicieron los franceses, que se arrojaron por las ventanas –hay ilustraciones de la época- en cuanto vieron entrar a Napoleón con el destacamento que le acompañaba. A partir de entonces en la ENEP se resolvió “inmediatamente” levantar la huelga y hace 400 años en Francia declarar Procónsul a uno de los dos grandes estadistas en la historia de la humanidad.

Hoy en día se discute en México la formación de alianzas políticas entre el “agua y el aceite”: PRD-PAN. Entre quienes deberían ser partidarios de un país con justicia, libertad, independencia, soberanía, laico, socialmente responsable; y los miembros de cofradías religiosas, afectos al dogmatismo, subordinados a los imperios, a la asociación sumisa y dependiente, a la construcción de elites y al uso de la fuerza para reprimir, a la subasta comercial de todo, a cualquier precio.

Hoy no creo que sea necesario sacar una pistola (o un AK 47) y hacer disparos, para enfrentar el reto de transformar de manera radical y total las estructuras del poder. Basta y sobra con que Andrés Manuel convoque a sus seguidores y el resultado será parecido a la historia que cuento. López Obrador ha dado ejemplo de tolerancia, control y del uso de la política como medio de lucha contra adversarios y nunca el empleo de la fuerza, como forma de solución para destruir a sus enemigos.

Pero lo más grotesco en todo este asunto es la invocación a la pureza por parte del grupo dirigente del PRD (la izquierda de la derecha). Censuran a López por ayudar con su actitud a Enrique Peña Nieto, quien prepara la elección de su sucesor como una aduana indispensable en sus aspiraciones presidenciales. En la lógica aritmética, dicen: con alianza ganamos (¿ganamos?) el Estado de México; sin coalición triunfa Peña. Entonces, quien ataca la mancuerna PAN-PRD auxilia al PRI y a su posible candidato. ¿Sera así? Con tu voto el 3 de Julio será el DIA DE LA INDEPENDENCIA en el ESTADO DE MÉXICO.

Comments

Popular posts from this blog

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA

HAN PASADO TRES LUNAS