LA CENSURA NATIVA


Estado Civil: Libre Pensador
Cuando comente, hace una semana, en mi canal de video, que frente a la consumación legal de la imposición del Peña Nieto y el retorno del PRI al poder ejecutivo de la nación (www.youtube.com/user/areteggr?feature=guide) se anticipaba  probablemente,  el fin de los comentarios que realizo en el Canal 28 de televisión por cable en Tejupilco, no me arropaba el traje de vidente, ni buscaba atraer la atención del auditorio, asumiendo un papel de victima anticipada. No jugaba con mi declaración ni tiento al destino, ni antes ni ahora: es un estricto asunto de análisis, de conocimientos y de historia, porque si algo distingue y caracteriza al PRI, en su naturaleza, en su estructura vertical y piramidal, en sus principios y fines, es la obligada aplicación irrestricta de la censura.
Donde me equivoque fue en el emisario. Pendiente de las áreas de gobierno municipales, de los grupos destinados a labores de espionaje en el mismo RIP, así como en las distintas organizaciones incondicionales al mismo partido, como el PANAL, el SMSEM –el magisterio- o las distintas policías existentes, no preví que las advertencias en mi contra, vinieran de parte del periódico que rivaliza por la competencia informativa –el Nativo- que hoy mas que nunca responde con exactitud al sobrenombre de PRImitivo.
Lo grave es que las escaramuzas de censura provienen del jovencito heredero de vicios y perjuicios del diario local. Y que el estilo utilizado en contra mía y de mis compañeros del #Yo Soy 132 en el Sur del Estado de México ha sido la advertencia y la calumnia, en el lenguaje tan propio del PRI, cargado de matices (“como amigos”), infidencias (“me dijeron”) y calumnias infamantes (“no le gusta que le digan sus verdades”) El problema es que este joven imberbe, pese a su edad es contenido ya por todas las mañas y delirios, vicios e intemperancias, mitos y sevicia de lo mas nutrido y abyecto del PRI. Y resulta lógico observar esta conducta de inmadurez de Antonio,  si por un lado se atiende al análisis editorial del periódico El Nativo, a la composición tipográfica y a las prácticas comerciales que son del dominio público, para quienes las quiera ver. Mas si se considera que todo el supuesto periodismo y política de comunicación mexiquense esta basada en la corrupción, el chayote, el embute, es decir los pagos para decir algo o callar todo.  
Pero hay otra arista en el mal carácter de este joven Nativo mal educado, y es que la “moda”, el estilo que acaba de ser reconocido como camino al triunfo electoral y político es el de la frivolidad, la ignorancia y la perversa ambición. El fallo dictaminado y anunciado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) constituye una autentica puñalada en la esencia de nuestra nación mexicana. Es la aprobación puntual de que “Todo se Vende” (Denisse Dresser) incluyendo el oficio del periodista y la conciencia ciudadana. A partir del día último de agosto del 2012 –y hasta que el pueblo lo demande en contra-  las vidas políticas de Peña Nieto o de Emilio González “el niño verde” o Paulina Peña –la de los “proles”- o a la hija del cacique Romero Deschamp, los hijos de Martha Sahagun o los de Elba Esther Gordillo, representan al éxito completo, el triunfalismo. Son los modelos a imitar, como es el caso que nos ocupa. Es la el asalto de la efebocracia (niños perversos) al poder del estado.
Por eso, cuando comento públicamente el peligro que representa la censura del PRI sobre los medios libres e independientes, ya eran conocidos los casos de Carmen Aristegui y el de John Ackerman –bueno hasta los coscorrones y patada merecida al provocador de Ferriz de Con-;  pero aún no eran del dominio público la censura aplicada en contra de la revista Zócalo, por medio de Intermex, filial de TELEVISA, ni el de Lydia Cacho, obligada a salir del país, ante el retorno de los lenones y pederastas que promueven la prostitución infantil, que denuncio, esta tan valiente como inteligente periodista, en “Los Demonios del Edén”. Hablo de Succar Kuri, Kamel Nacif (¿Por qué si en Líbano es permitido gozar con niñas en México no? Pregunto ante los medios el día de su detención este enfermo) y los PRIistas: Mario Marin –entonces gobernador de Puebla (el de te envío dos “botellas” para ti solito) y Emilio Gamboa Patrón, flamante Coordinador de la bancada de su partido en el Congreso de la Unión.
“El común de los políticos priístas reúne un perfil clásico que, involucra corrupción, mentira, simulación, censura, autoritarismo, abuso y (cada vez con mayor frecuencia) nepotismo, despotismo, delincuencia y asesinato. Son una estirpe de hombres y mujeres con modos indeseables… (hay algunos) que por supuesto no encajan en este cuadro y su defecto sólo está en admitir con su silencio y disciplinarse a lo que ven. No sé cómo pueden vivir con eso, pero allá ellos… Uno de los modos que más me indigna y me molesta es la censura. Atacan, desprestigian y amenazan a quien se atreve a expresar libremente lo que piensa. Les molesta que los tachen públicamente y son muy sensibles a la difusión de la verdad. Se valen de muchos métodos para censurar. Su preferido es la extorsión, de maneras vulgares y elegantes. Ya sea a través de un chayote vil, hasta un contrato ventajoso, se hacen querer con dinero… Me acuerdo, por ejemplo, cómo Humberto Moreira amenazaba con revelar supuestas indecencias del PAN y decía que un delegado federal correteaba secretarias…”*
En contraste, invito al debate público y abierto al Nativo y a todos los medios interesados en nuestras comunidades sureñas. Reitero mi convicción de que la discusión y la opinión son la base para la convivencia humana, y el medio para tomar conciencia y participar activamente en el ejercicio de la política. Para despertar a la ciudadanía que vive dormida, pasiva y con miedo. Bien dicen en  la compañía de cabaret Las Reinas Chulas “que el nuevo PRI regresará con toda la censura, corrupción y represión que ya se le conoce, pero corregidas y aumentadas” (“Pesadilla en la peña del Infierno” Bar el Vicio en Coyoacan DF)
Quienes crean lo contrario, en cambio, solo pueden esperar el destino anticipado por Esopo en la fabula “El escorpión y la rana”: un escorpión le pide a una rana que le ayude a cruzar el río, prometiéndole no hacerle ningún daño, La rana accede subiéndole a sus espaldas pero cuando están a mitad del trayecto el escorpión pica a la rana. Ésta le pregunta incrédula ¿cómo has podido hacer algo así?, ahora moriremos los dos ante lo que el escorpión se disculpa "no he tenido elección, es mi naturaleza".
*Zitamar Arellano Trueba  Periódico El Zócalo



Comments

Popular posts from this blog

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA

HAN PASADO TRES LUNAS