CONGRESO NACIONAL DE PSICOLOGÍA

En septiembre del 2006, hace cuatro años visito Tejupilco el Dr. Patricio Marcos Giacoman, Catedrático de la UNAM, Investigador de tiempo completo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, autor prolífico de libros con temas tan variopintos como “El Fantasma del Liberalismo”, “El Espejo de Fox”, “Cartas Mexicanas”, “Lecciones de Política”, “Los Nombres del Imperio” o el “Estado”, además de ser mi amigo y maestro, es un economista, politólogo y psicoanalista ampliamente reconocido en los sectores público y privado de México y EUA.
Patricio acepto una invitación que le hice y dicto una conferencia en el restaurante La Misión que entonces abría sus puertas. Distribuí con anticipación publicidad, carteles y notas en el periódico local, avisando de la presencia de este connotado experto. Invite personalmente a la entonces Coordinadora de Psicología, Leticia Carreño, a la Coordinación de la UAEM en Temascaltepec, así como a la Dirección de la Normal de Maestros, a la Prepa Regional y al Municipio de Tejupilco: no asistió nadie.
Únicamente acudieron media docena de estudiantes y otros tantos alcohólicos de un grupo de los llamados de cuarto y quinto pasos. La conferencia completamente gratuita, así como la relevancia del expositor –no se ha vuelto a presentar ningún otro intelectual del nivel de Patricio desde entonces en esta población- hacían incomprensible la ausencia de auditorio para escucharle, aprender y preguntar. Pronto entendí que es el estilo de la región, es la forma empleada por quienes ocupan puestos de gobierno y dirección, para proteger sus dominios, marcar linderos y no dejar pasar, ni salir a nadie ajeno. La desinformación y la manipulación informativa son “el método” utilizado, en la academia o en la burocracia en el poder -en la realidad coexisten de manera simultánea- para controlar y someter a todos los demás.
Por eso resulta un verdadero acontecimiento que se lleve a cabo el CONGRESO NACIONAL DE PSICOLOGÍA (CoNaPsi) en las instalaciones de la Facultad de Psicología de la UAEM de Tejupilco. Por ser el primero, por ser ante todo un evento que surge de la organización de las bases estudiantiles, porque rompe con la medianía y el espíritu chato que habían caracterizado la carrera de Psicología. Primera vez que se organiza una reunión de relevancia académica nacional en el campus escolar, en vez de la tediosa y odiosa costumbre de emplear el recinto para intrigar, colocar Placas de Reconocimiento, de hacer de la grilla burocrática -desatada en los pasillos y cubículos de esta escuela, a raíz del cambio en la Dirección del Centro Universitario UAEM Temascaltepec- causa primera, final y única del personal docente y administrativo, que corrompe y desnaturaliza a la Institución Universitaria.
Es el origen del sentido perverso de la educación pública en el Estado de México, en todos los niveles y modalidades educativas. Es la razón por la cual los alumnos de Psicología y Administración en Tejupilco, pero también los de Derecho, Zootecnia, Informática y Contaduría de Temascaltepec, transitan por un estado de atraso y estancamiento impresionante e increíble. Estudiantes que egresan con paupérrimas calificaciones académicas y ninguna divisa profesional que les permita incorporarse al mercado de trabajo, o estar en condiciones de promover y generar producción y empleo. Es la realidad y lo demás es retorica y demagogia vil.
A pesar de ello, el Dr. Tinoco quien no ha sido ratificado en el puesto directivo del Centro Universitario, ha podido incorporar a personal académico como la Dra. Rosalinda Guadarrama en la Coordinación de Psicología y ha ido desplazando a los maestros que se resisten entender que la UAEM es un centro de trabajo, que la UAEM es una institución pública, que la UAEM es una institución educativa. Por el contrario, una mayoría de quienes imparten clases en la UAEM olvidan que sus sueldos los pagamos los ciudadanos con nuestros impuestos, del presupuesto nacional conformado con ingresos provenientes de la riqueza nacional y parecen creer que esta escuela, lejos de ser una Universidad, apenas alcanza rango de instituto de estudios con reconocimiento de nivel superior; nada autónoma, por ser una dependencia del Gobernador en turno del Estado de México, quien designa y propone al Rector que encabeza la UAEM y parte de su staff administrativo, que opera como banca de reserva de cuadros burocráticos y políticos; y más que del Estado de México, la UAEM recuerda los días lejanos del Instituto Literario de Toluca, por ser el centro de donde parten todas las directrices, los funcionarios y las líneas de mando.
Que mejor ejemplo que el actual Rector, cuya registro como candidato se dio bajo la escenografía de un ungido, mágicamente, no se diga la elevación a los altares de la Rectoría y su primer informe de labores, un adelanto de lo que imagina será su ascenso a la SEP, en la hora que Peña Nieto alcance la Primera Magistratura Política de México. Gasca Pliego pertenece a las dinastías que por generaciones se han apoderado de las instituciones públicas del Estado de México y no contemplan abandonarlas, jamás.
Es la incapacidad de nuestros gobernantes de ver la realidad, la falta de sentido patriótico, de humildad y conciencia social lo que ha llevado las cosas de la educación nacional al estado en que están. Por todo esto resulta doblemente importante celebrar la realización de este CONGRESO NACIONAL DE PSICOLOGÍA, una verdadera proeza que el entusiasmo, enjundia y el trabajo organizado, de la generación de estudiantes 2006-2010 de la carrera de Psicología han conseguido en poco tiempo, contar con el apoyo y guía de la Dra. Rosalinda Guadarrama, preparar y tener listo un evento, con la participación de destacados expositores. Todo un suceso que coloca de golpe al plantel UAEM Tejupilco en el lugar que le corresponde como Instituto Universitario, en donde reine sobre lo demás la libertad de Cátedra y gobierne el reconocimiento a la sabiduría, al trabajo y la investigación.

Comments

Popular posts from this blog

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA

HAN PASADO TRES LUNAS