NUEVAMENTE LA EDUCACIÓN


El mayor contraste entre la ciudad de México y el sur del estado de México, radica en la educación. Creo que se podría generalizar esta gran diferencia, como la propia de la vida urbana y la vida rural. Es más, deberían emplearse parámetros educativos para establecer las diferencias entre una ciudad y una población, y no como se hace ahora, al considerar como ciudades a lugares que contienen a un determinado número de habitantes, como sería el caso de Tejupilco, aunque no parezca civilizado, en el sentido de Civitas, una ciudad.

Es el mismo caso, desde mi punto de vista, cuando se considera la mayoría de edad a los 18 años, a jóvenes que no han alcanzado la madurez necesaria, ya no digamos para elegir con libertad (realmente en términos filosóficos) la formula de gobierno que mas les conviene, ¡vamos! ni para decidir correctamente por si mismos en temas triviales. No obstante, en México se han impuesto día con día las nociones del dinero y el número, como determinantes de todo acto de gobierno. Estas trampas de la modernidad, en tiempos democráticos y de los derechos humanos, han ocasionado que se engañe a la gente, con las mismas artes que simulan estar de su lado. Por ejemplo las normas que se promueven para garantizar la certificación supuesta de confianza y que se denominan ISO 9001. Ahora resulta que obtener una certificación de esta especie, garantiza que tomar estudios en una institución que luzca estos premios, convierte al alumnado en una suerte de genios ilustres o en sabios itinerantes.

Se sabe y bien que las escuelas que presumen de tener esta norma (por supuesto siempre con la duda nacional de ¿a como te salio el ISO?) no permiten que existan alumnos reprobados en sus aulas escolares. ¡Que bien, dirán algunos! Desafortunadamente esto se debe a que las direcciones escolares obligan a los pobres maestros necesitados de un empleo a acatar la orden de no reprobar a nadie. Dos casos que puedo mencionar son los de una maestra chiapaneca con estudios de posgrado en el CINVESTAV IPN y el de una estupenda maestra del idioma ingles, quienes impartían clases en la certificada UTSEM de aquí San Miguel Ixtapa. Auténticas maestras en sus disciplinas respectivas, las dos decidieron dejar la UTSEM, agobiadas por la presión obligatoria de aprobar a todos los grupos, con tal de que este plantel no pierda el certificado de calidad. Sin duda que son muy escasos los profesionales que anteponen la honestidad y dignidad, ante la necesidad precaria por ganarse unos pesos, muy a pesar de que los alumnos que egresan de estas instituciones, enfrentan con muy bajas calificaciones las exigencias del mercado laboral.

Pero el mal cunde y son cada vez más los casos de niños de primaria que llegan al tercer año de primaria sin saber leer, pues los profesores que reprueban pierden “bonos o estímulos”. Solamente los pocos, son muy pocos que aprovechan sus vacaciones o el tiempo libre para regularizarse. Aquellos niños que tienen la fortuna de ser hijos de padres responsables y conscientes de que el sistema educativo constituye actualmente, lamentablemente, un espacio que en vez de enseñar a aprender y conocer, mal educa en la decidía, la pereza, el relajo, el desorden y sobretodo la mentira, como los caminos de la vida.

Y el sistema no solo desvirtúa la enseñanza del alumno, sino que lo marca y condiciona. Me contaba un Médico que ha regresado a ejercer su profesión en estas tierras sureñas de donde es nativo, que por una circunstancia especialmente fortuita, pudo consultar su propio expediente escolar, de la preparatoria en Zicatecoyan. Me platica que al iniciar el primer curso, a donde llegaba emocionado, le pidieron de la Dirección una cooperación para la fiesta de “bienvenida”. Dice que era tan pobre su familia que le costo reunir el dinero para traer un conjunto musical. Recuerda que no habían pasado ni dos semanas cuando nuevamente fue requerido por la Dirección de la Prepa para otra “cooperacha”, solo que esta vez ya no quiso hacerla, tras explicar que prefería comprar libros. Pues resulta que tras ser ninguneado por el Director, ahora se encuentra que esa negativa quedo asentada en su expediente. Una mancha negra en el historial académico de un brillante joven estudiante, convertido actualmente en Doctor en medicina. ¿Cuántos otros casos habrá de estudiantes “tachados” por oponerse a estas entupidas costumbres? (“bienvenidas o salidas”) ¿Cuantos estaremos “marcados” por el magisterio del estado de México por no acatar las “ordenes y disposiciones” de parte del poderoso aparato de control y manipulación de la juventud mexiquense? Como un ejercito kafkiano, el magisterio estatal se ubica en todos los niveles y modalidades educativas, desde el nivel básico, secundaria, preparatoria, técnico, hasta en la UAEM. Como la humedad o el cáncer, se esparce incontenible, corrompe y mata.

Síntoma enfermizo de la sociedad que se ve reforzado, por instituciones como un tal Colegio de estudios de Posgrado de la Ciudad de México. Todo un caso al que urge atender con prontitud y rapidez, porque constituye un fraude. Cursos para formar Licenciados, impartir Maestrías y Doctorados en clases sabatinas, sin usar libros “somos una empresa particular y por eso no usamos libros” me explico (sic) una de las atelier que recibe y cobra.

Basta revisar la pobre pagina que tiene esta reedición de las “Academias Vázquez” en el Internet para darse cuenta del engaño que representa esta escuela “patito” Tiene once años de vida, esta asentada en Cuautitlan –nada tiene que ver con la Ciudad de México- esta calificado con el ISO 9001 2008, hablan de Prospectiva y del conocimiento sin saber seguramente de que hablan. Utilizan “antologías” como base de sus estudios. Negocio redondo: cobran inscripción, colegiatura mensual y venden forzosamente sus propios libros. Utilizan como aulas educativas las escuelas más grandes de Temascaltepec y Tejupilco y se valen de la ignorancia de la gente sureña y de la presión de las autoridades educativas y del sindicato magisterial, quienes yo no dudo que estén implicados en este pingüe negocio.

En el lema “la fuerza del crecimiento y desarrollo del hombre es su fuerza de voluntad y perseverancia en la vida” esta dicho todo. Fraude redondo que se origina en la ignorancia y el miedo. Simulacro obligado por todo el sistema educativo fraudulento que otorga aumentos salariales a quienes tienen “Maestría”. Despilfarro de aproximadamente 40 mil pesos y dos años y medio de vida para que al final el quid del asunto sea que, los maestros con Maestría, seguirán tal y como egresaron de sus escuelas: sin saber ni entender, incluso ahora menos y los que pagarán serán los educandos, sobre los que poseen el monopolio educativo.

Comments

Popular posts from this blog

HAN PASADO TRES LUNAS

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA