¡DE PANZAZO o POR LOS PELOS!


El problema que representa el magisterio sindicalizado para México, como país, como nación, crece y se enreda. No es fácil explicarlo, menos entenderlo, porque el magisterio es un gremio que se ha apoderado del alma de los estudiantes, porque el magisterio se ha convertido en un poder frente al estado y el gobierno. Porque el magisterio se caracteriza por dos vicios evidentes y fatales: la cobardía y la mediocridad
Empezare por describir dos casos que ilustran y generalizan el vicio de la cobardía y el de la mediocridad, que bien pudiera ser el de los dos titulares que han ocupado la Secretaría de Educación Pública (SEP) en este sexenio, hablo de Josefina Vázquez Mota y Alonso Lujambio. Solo su propia soberbia impide a la candidata del PAN, ver la manera simulada y temerosa como se comporto en la SEP, frente a la verdadera propietaria de esa institución, Elba Esther Gordillo. Ha ocurrido lo mismo con Lujambio, quien no pudo impedir que su cuerpo diera muestras de flaqueza y cayera enfermo con un cáncer que seguramente terminara con el. La muerte es la mejor expresión sintomática, del temor a la vida.
Es el mismo mecanismo que se repite diariamente en todas las escuelas públicas. Son los maestros y maestras que obedecen sin reparo las ordenes recibidas,  pero que no dudan en amenazar siempre, a sus compañeros, a los alumnos, a los padres que cuestionan, preguntan o dudan, empleando desde el chocante “le va a pasar algo”, pasando por las bajas en las calificaciones, castigos o cualquier expresión que les haga “sentir”, el poder que sufren y a su vez aplican, en una suerte de sado-masoquismo, con en medio nuestros hijos, que son sacrificados.
Por eso es interesante seguir la trama ¡DE PANZAZO! o como le llaman en España ¡POR LOS PELOS! a la producción que TELEVISA, seguramente por instrucciones de Carlos Salinas de Gortari –se ve claramente el estilo del mero Jefe de Jefes (a ver si no me censuran como a los Tigres del norte)- ha realizado, utilizando para ello a uno de sus sicarios consentido, Carlos Loret de Mola, quien en su columna semanal en el periódico El Universal, comenta la entrevista que el periódico español El País, le realizó a Elba Esther Gordillo, donde “Se exhibió incapaz de la autocrítica, empeñada en esconder la realidad, ocupada sólo en el dinero y los votos que representan ser la monarca del sindicato más poderoso de América Latina, amenazante”.
Sin embargo, en la misma entrevista, “La Maestra” se mostró ridículamente cursi, al confesar que llora y que acepta que le dolió ¡De Panzazo! Al hablar en tercera persona -Sin ninguna duda. Yo amo a Elba. La amo- o al referirse a las maestras violadas, o presumir aquella docente que en medio de una balacera, les cantaba a sus niños. Como si un caso aislado y ejemplar fuera la condición de las decenas de miles de promotores activos, del fraude electoral y de la presión política, que cobran como maestros.
La entrevista a que hace referencia Loret de Mola, comienza por definir “Elba Esther Gordillo como la mujer más polémica y temida de México, pertenece a la estirpe de los viejos caciques sindicales, pilares del sistema corporativo del PRI”, así como de su separación del partido hegemónico y del apoyo proporcionado al PAN, de las cuotas de poder exigidas y entregadas a cambio de movilizar a sus siervos, en las elecciones de 2006, y de los desafíos y amenazas que esgrime al señalar “Es que no acepto que sea un fracaso” (la educación), revira para el asombro. Lo contesta como si los exámenes internacionales no diagnosticaran que 7 de cada 10 alumnos mexicanos al terminar la secundaria no entienden lo que leen ni saben multiplicar”
Y es aun mas contundente al jugar con las palabras “¿Saben qué es lo que no han entendido?, que el SNTE no es solo una organización que defiende sus intereses, también es un garante de estabilidad política (¿y la educación de los niños?, insiste el columnista). Nada me costaría pedir a los maestros que salieran a la calle”
Es la amenaza mayor, es el estilo que somete y domina al magisterio. Para un maestro de base, principiante, la amenaza siempre será el despido o la ubicación en plazas localizadas en los lugares más apartados y agrestes. A otros maestros les cortaran ascensos, créditos, becas, pero la amenaza es la forma de chantaje y de poder, y el magisterio lo asume como parte del rito y del empleo y se somete, a cambio de desquitarse y vaciar sus frustraciones, en contra de alumnos y padres de familia
Por eso se dan los casos en el que “un funcionario de la Secretaría de Educación Pública no sabe cuántos maestros hay en México y remite al sindicato; el ministro Alonso Lujambio niega que se vendan las plazas de profesores y en el plano siguiente Elba Esther Gordillo calcula alegremente que "entre 50.000 y 100.000 pesos", Telescuelas que no sólo carecen de televisores sino que no tienen ni luz, altísimo absentismo laboral o la tragedia de los chavales que acaban engrosando la filas del narco como sicarios”
Por eso es importante observar que, efectivamente Elba Esther acierta al afirmar que no ha sido un fracaso su gestión al frente del SNTE, como bien lo demuestra el caso de Enrique Peña Nieto: la prueba irrefutable de que la ignorancia obediente, de que la ambición encausada puede aspirar a conquistar todo México.
Por eso La Gordillo trastabilla y tirita cuando se le recuerdan las acusaciones de “Andrés Manuel López Obrador declaró entonces que usted cometió fraude electoral para que Calderón ganase: La contestación muestra a La Maestra en estado puro. Endurece el gesto y suelta ocho latigazos: -Miente. El señor miente. El señor perdió. No hay más. Miente. Lo único que puedo decir es que miente. Perdió. Perdió. Ante la segunda pregunta, Elba Esther Gordillo cambia de tono. Sonríe y reta: -Si el señor tiene pruebas, que las presente. Esa es una de las frases favoritas de La Maestra: "Si tiene pruebas, que las presente"
Todo un caso clínico, de psiquiatría, camisas de fuerza y baños de agua helada, es Elba Esther,  la que dicta el destino de los educadores y de millones de educandos, "Hasta llegar a donde estoy, el recorrido ha sido doloroso. México es un país machista. Con una cultura autoritaria…Y yo me tuve que forjar entre hombres… Fui la única mujer. La única que resistió… No soy Dios…
Y ante delirios de esta naturaleza desviada, el de una dictadora y mujer enferma,  que se contagia, que cunde en la medida que el desempleo y la quiebra económica amenazan a la sociedad y es terreno fértil para que proliferen los maestro temerosos y corruptos, holgazanes e ignorantes (en todos los niveles escolares -de kinder a universidades- del estado de México); es indispensable que seamos los padres de familia, quienes apoyemos a los maestros verdaderos y eduquemos con valor a nuestros propios hijos, porque hoy por hoy, el magisterio ni sabe ni puede enseñar. Padres de familia, es hora de movilizarse
.

Comments