LEO MESSI


La fenomenal actuación del argentino Leo Messi, que milita en su Club Barcelona, el día de ayer, en su encuentro contra el Bayern Leverkusen de Alemania, brinda una ocasión para hablar de un bonito tema y su relación con la geopolítica internacional, las nuevas formas de organización, los sistemas de competencia, el carácter del deportista y las diferencias entre los modos de organización política al interior de los clubes de futbol, de la educación y de México, que es el tema mayor.
Anotar cinco goles en un solo partido, es una proeza para cualquier futbolista, de cualquier liga y en cualquier competencia –bien decía Pep Guardiola, entrenador del Barza, que el anoto 11 goles a lo largo de toda su carrera- Por lo que el resultado conseguido, frente a un rival de la categoría del Bayern constituye una hazaña deportiva. Es mas significativo por la juventud del jugador, quien a los 24 años tiene todavía por delante una larga carrera futbolística, por militar en el club Barcelona que representa una de las dos versiones del futbol en España y en el mundo: la que se compone de jugadores que se hacen en la escuela deportiva, con una misión, un estilo, un sentido del deporte, de los valores personales, que es la del Barza, frente a la otra opción, la que se constituye a partir de la fuerza del dinero, la compra de jugadores destacados, la fiereza dentro y fuera del campo, el fin como medio y los medios como fines, tal como es el caso del Real Madrid, donde el entrenador José Mourinho y el defensor Pepe, son estampas de la vocación de triunfo a cualquier precio, sin importar otra cosa que el interés personal.
Yo que tengo la fortuna de haber visto jugar en vivo a Edson Arantes do Nacimiento “Pele”, en el partido mas importante de su vida, la final en que vencieron a la escuadra Azzurra 4-1 sobre el césped del estadio Azteca, un 21 de junio de 1970, puedo afirmar categóricamente que hay diferencias abismales entre Pele y Messi, tanto como ha cambiado el mundo, de entonces a la fecha. Porque Pele conquisto Tres Campeonatos del Mundo e innumerables títulos con su equipo Santos de Brasil, además de haber marcado más de 1,200 goles a lo largo de su carrera deportiva. ¿Ha hecho algo parecido Messi? La respuesta encierra una trampa, ya que los tiempos han cambiado de manera tan radical, que si en aquel entonces la representación nacional, estaba considerada como punto privilegiado, en una época que apenas empezaba a olvidar los estragos ocasionados por la Segunda guerra Mundial, hoy las cosas no son de esa manera y los intereses económicos se superponen a los triunfos de los países.
La época actual esta viviendo un periodo de transición, que parece presagiar la desaparición de las grandes corporaciones, frías, egoístas, insensibles, ajenas al resto de la sociedad, inermes ante la injusticia y la inequidad. Descollan circuitos deportivos como la NBA del basquetbol norteamericano, plagado de sensacionalismo, reflectores, luces y colorido. Lo mismo pasaría con el equipo Real Madrid que cada año agrega a jugadores como Ronaldo, Zinedine Zidane, Kaka, Cristiano Ronaldo, David Beckham y una lista interminable, para regocijo de sus fanáticos, para hacer el gran negocio y vender mucho más. Así funcionan empresas como Coca Cola, Nokia, el Club Milán, La NFL de futbol americano, y en versión tercermundista, la liga de futbol en México, y en calidad Premium los gigantes monopolios TELCEL y TELEVISA.
Pele consiguió títulos que ningún otro jugador ha logrado ni se ha acercado. No obstante, algunos como Alfredo Di Estefano o Johan Cruyff, sin haber obtenido nunca una Copa del Mundo esta ampliamente reconocidos, cono grandes jugadores de todos los tiempos. Hay otros que pueden ser considerados a un nivel parecido, como son los casos de Zinedine Zidane, Rivelino, Puskas, Garrincha, Platini, pero uno que el fanatismo deportivo insiste en comparar con el mejor de todos que es Pele,  es Maradona, sin tener ningún merecimiento verdadero.
Maradona podría mejor ser equiparado con Leo Messi, porque además son paisanos argentinos, porque están mas cercanos en el tiempo y el espacio futbolero, aunque hay enormes diferencias entre ambos deportistas y personas: a Leo Messi lo distingue el respeto al deporte y jugadores, el gusto por practicar el futbol, la limpieza con que juega y la humildad de su carácter. En cambio Maradona además de vicioso y tramposo, es un personaje insoportable. Dos caras de una misma moneda que es el futbol, el deporte como expresión educativa y reflejo de las sociedades.
Para nadie es secreto que en España la región catalana, a la que pertenece el club Barcelona es la más autónoma, avanzada, culta e inteligente, frente a los “baturros gachupines”. Messi ha sido  educado en el estilo de la modernidad culta y generosa, contra el mal carácter de los argentinos, que son tan vanidosos y torpes, como los mexiquenses originarios de Toluca y Atlacomulco.
Por otra parte no hay que olvidar que el juego del futbol  de Pele a Messi, ha cambiado a tal grado, que podría decirse que es prácticamente otra cosa diferente: pues la calidad de los zapatos, las características del terreno de juego, dureza del balón de futbol, ropa deportiva. Junto con, la presencia de los medios de comunicación, en labor diaria de vender, reseñando, inventando, exagerando, comparando, incitando a la afición, hace que las cosas sean mucho muy diferentes Creo que relativamente, hoy es mas fácil jugar con la tecnología deportiva, pero es mas complicado sobrevivir en un medio terriblemente mercantil.
Pero como la idea de esta columna, es provocar reflexiones, la primera que quiero destacar es la que relaciona al futbol mundial con el deporte en México, con la educación y los sistemas de competencia. Existen grandes similitudes entre el sistema de competencia de futbol y el sistema educativo público: es mediocre, es tramposo, simulador. Basta recordar que el mismo Pep Guardiola, entrenador de Messi, vino como jugador al equipo Dorados de Sinaloa al final de su carrera como jugador, equipo en el que descendió a segunda división, a pesar de terminar mejor que otros, lo que le hizo declarar, antes de regresar a España  que el sistema de competencia local es "una farsa y una mentira".
Por fortuna existen instituciones como las Chivas del Guadalajara, que apuesta por la educación integral de sus jugadores y que con la contratación de Johan Cruyff como asesor, esta en la posibilidad de dar un salto “quántico” si se adapta a los tiempos modernos, en los que la esencia, la misión esta en la base de todo, aunque se combine el medio con jugadores de cualquier país, como sucede en el Barcelona donde Messi, Sánchez, Abidal, Keita, Masherano, Dany Alves, y el mexicano Jonathan dos Santos se coalicionan en un espíritu común, al lado de los españoles Iniesta Xavi, Pique, Villa, para ser el mejor equipo del mundo y entender al futbol, como una asociación de jugadores.

Comments

Popular posts from this blog

HAN PASADO TRES LUNAS

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA