Monday, May 11, 2015

“EL CHAYOTE” Y LAS ELECCIONES

El lunes 5 de mayo se transmitió por el canal 4 de televisión en el horario de 22 a 23 horas, una mesa de análisis en el programa “Es la hora de opinar”, quien ese día, por fortuna, no contó con la presencia del “abonero” Leonardo Zukerman, titular de ese segmento.
Veo con frecuencia este noticiero, generalmente la primera parte que dura aproximadamente quince minutos, por la calidad de los análisis que comenta Javier Tello, politólogo miembro de una dinastía de internacionalistas mexicanos de la más alta calidad. Por el contrario, en una especie de “policía bueno y policía malo”, Zukerman representa un embajador del gobierno norteamericano, ultra fascinado de los estandartes del modelo que ha tomado carta de ciudadanía mundial con el nombre de “liberalismo” (palabra que confunde con las nociones de libertad en todos los órdenes y que se extravía en su única acepción, la de libertad en el dar y en el tomar bienes materiales) y las discusiones son interesantes y aleccionadoras.
Pero el día al que me refiero, al no estar presente el judío Zukerman, su lugar lo tomo Héctor Aguilar Camín, quien tuvo como acompañantes en el programa a Jorge Castañeda y a Luis Carlos Ugalde: el intelectual orgánico de Carlos Salinas de Gortari, sentado con el ex titular de la Secretaria de Relaciones Exteriores en el gobierno de Fox, así como con el ex Presidente del Instituto Federal Electoral, en el aciago proceso electoral de 2006, el que despojó de la Presidencia de la República Mexicana a Andrés Manuel López Obrador.
Una trinca infernal. Un verdadero tridente que golea y es más poderoso que el que forman Messi-Neymar-Suarez en el Barcelona FC. Porque son autores intelectuales y promotores de los vicios mayores que someten a nuestro país y que nos ha llevado a estar en las condiciones actuales de terror, pobreza y simulación en todos los órdenes políticos y sociales. Hay más responsables.
Otra arista que vuelve especialmente amenazante esta triada política es la naturalidad con la que pontifican, el estilo para aparentar ser impolutos, transparentes, good fellows, inteligentes e indispensables. Ese día, Luis Carlos “Ufraude”, como también es conocido, al cuestionarse ¿Cómo debe ser la democracia mexicana? Toco un tema del que poco se ha hablado a nivel nacional: el periodismo regional y el “chayote”, el “embute”, la corrupción de los medios de comunicación en las localidades municipales. Dijo -casi literalmente- “hay muchísimos periódicos en todo el país que han nacido al amparo de los dineros que obtienen de las áreas de comunicación social municipales... y de los candidatos en temporadas electorales... que se vuelven unos extorsionadores... cometen fraude... son corruptos... promueven a sus parientes...”
Nada confirma de mejor manera esta aseveración, que el panorama que priva en la “prensa” sureña en el estado de México, la que relata miserias y vergüenzas de los diferentes candidatos a ocupar los cargos públicos en disputa el próximo 7 de junio.
El problema tiene nombres y apellidos y se inscribe en la cauda de mafias y cofradías que convierte en México, el ejercicio de alguna disciplina intelectual, cultural, profesional, deportiva, en patrimonio de unos cuantos, los que se reconocen como dueños únicos, firman “pactos de caballeros” (como en el futbol)  se autonombran expertos en sus temas, mientras otro le corresponde besando su trasero (kiss my ass dicen los gringos) o lo eleva a ser llamado el mejor periodista de Tejupilco, al que se auto considera el verdadero “Juan Camaney” del churro y el garabato, del “maquinazo y de los elogios, del chantaje y extorsión. Son unos cuantos prevaricadores que medran con el carácter de los candidatos a ocupar cargos públicos, carácter que mezcla una enorme ignorancia con cobardía y ambición desmedida.
Vamos por pasos. Señala Fundar Centro de Análisis e Investigación que “Es necesario solucionar el uso discriminatorio, opaco y desvirtuado de la publicidad oficial y el derroche de recursos públicos que se deriva de esto. La publicidad oficial —es decir, la compra de espacios en los medios por parte de los gobiernos— debería tener un uso limitado y regulado” y agrega que el gobierno de Enrique Peña Nieto pagó por concepto de Publicidad Oficial a  la revista Nexos de Aguilar Camín  $2,388,000.44 , esto dentro del periodo de Enero a Agosto del 2013, por su parte  la revista Proceso  de Julio Scherer solo recibió  $282,000.35  por el mismo concepto y periodo.
La Revista  Proceso  que se publica semanalmente tiene una circulación pagada de  93,199 ejemplares, por su parte la revista  Nexos  tiene una circulación pagada de  11,955 ejemplares  mensualmente. Por lo anterior, podemos concluir que la Revista Proceso tiene mensualmente una circulación pagada de 400,000 ejemplares al mes, mientras que la revista Nexos se estanca en sus menos de doce mil ejemplares mensuales. Otra compañía especializada, (Alexa.com) que mide la importancia de los sitios de internet, coloca en México al portal de la Revista Proceso (Proceso.com.mx) en el lugar número 63, en tanto que el portal de la Revista Nexos (Nexos.com.mx) en el lugar 3,804
No hay duda que la revista Proceso de Julio Scherer vuelve a sufrir el “No pago para que me pegues” frase que hizo famosa hace más de tres décadas el entonces presidente José López Portillo, en clara alusión a Julio Scherer fundador de la revista Proceso, que constantemente publicaba notas sobre la corrupción del gobierno de JoLoPo. El castigo al diario de Scherer fue severo, pues el encargado de Comunicación Social de la presidencia, giró ordenes a todas las secretarias, gobiernos de los estados y al PRI para cancelar todo tipo de contrato publicitario.
Hoy, en un dramático retroceso, los “datos duros” antes citados, no dejan duda alguna para concluir que la revista Proceso nuevamente está siendo castigada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, mientras que la revista propiedad de Aguilar Camín está siendo premiada.
Nada de que extrañarse si se atiende la denuncia externada por el periodista Jorge Ramos, el periodista mexicano que aprovechó el foro de una cena de la revista Time para increpar al gobierno de Enrique Peña Nieto,  para acusarlo de corrupto y censor y demandar su renuncia. Ramos habló con Proceso para puntualizar sus argumentos, pues si bien considera que la mayoría de la prensa nacional está alineada con el poder, acota que aún hay medios independientes que siguen dando la batalla, y expresa sus esperanzas en mujeres periodistas, entre ellas Carmen Aristegui. Revela que el acceso a Los Pinos, el acceso al presidente Peña Nieto, está vedado para Univisión.
Algunos le llaman “Modelo Toluca”, y cuenta con héroes muy conocidos en la capital del “chorizo”, como Don Rafael Vilchis Gil de Arévalo –alejado ya de la prensa- pero hay otros peores, son los nombres de la familia Libien, los Kahui, los Macisse, Tomás Flores, Carbajal, Carlos González: en realidad hay que reconocerlos como representantes de lo que sería “Tolerancia Cero”. Es la prensa local desaparecida, poca crítica, lluvias de halagos. El gobierno del Estado de México simplemente no tiene contrapesos, como le gusta al PRI. El “modelo Toluca” ha mermado a los partidos políticos de oposición y ha mantenido cautivos a los votantes. La corrupción en el Estado de México no es un tema que ronde entre los ciudadanos, periodistas u organizaciones civiles acreditadas. La mayoría calla. Los especialistas dicen que se trata de una dictadura, en el Edomex simplemente no ha habido transición política: es el mismo sistema, activo desde principios del Siglo XX.
Pero el señalamiento que escuché en boca de Luis Carlos Ugalde y que fue ampliamente comentado por Aguilar Camín y Jorge Castañeda es el tema que nos atañe a los ciudadanos residentes en lugares tan apartados de la civilidad y la información. “hay mucho dinero suelto” señalaba Aguilar Camín, todo un experto en el viejo arte de vivir pegado a las fortunas presupuestales y además pasar como un hombre de letras, un intelectual comprometido y un analista atinado. Es el dinero el problema que aqueja y corrompe: la prensa sureña no escapa a esta condena que la degrada y que la prostituye. Simplemente no hay periodismo sureño.
No existen denuncias ni reportajes, no hay orden en los contenidos y las páginas, no saben escribir correcta ni oncorrectamente; en cambio están llenas de publicidad electoral, pagada por dinero que no proviene de los cauces legales. Porque se autorizó un máximo de un millón trescientos mil pesos de tope de gasto para campaña de diputados federales. Sin embargo, es sabido que las campañas están siendo financiadas por personas que, por ejemplo en Temascaltepec, aporta, uno conocido,  cinco millones de pesos, y otro más de Tequisquipan, dicen está dispuesto a entregar dos millones más a la campaña del candidato del PAN en ese municipio. La prensa calla. Como Fuenteovejuna, todos son cómplices. 
Y aunque no se pueden probar, se sabe que tan solo por ser incluido en la lista de las planillas que compiten en las elecciones por los ayuntamientos, las exigencias pecuniarias varían entre 300 y 600 mil pesos, para quienes estén considerados, para ser Primeros Regidores, en caso de obtener la victoria.
Todo se vende, me comentan –siempre off the record- y no por temor, sino porque no existen documentos que acrediten los hechos, que las regidurías de la tercera a la sexta valen más de cien mil pesos.. Sucede otro tanto con cargos como el de Director de Obras, otro de los puestos codiciados, por la corrupción que destilan. Igualmente es conocido que las extorsiones de la "prensa" para apoyar o "destruir" las campañas oscilan entre los 50 mil y 100 mil pesos. Danzas millonarias que se complementan con los presupuestos que disponen las áreas de comunicación social de cada ayuntamiento, servidos al mejor postor.
En el sur del estado de México, todo lo que va de Temascaltepec hasta Tlatlaya, se ha dado el caso de un grupo formado por  pseudoperiodistas que “han hecho su pequeña mafiecita, entre ellos se hacen uno para echarle tierra al que les cae mal según amanezcan de ánimo, comandados por un tecolotito, se dicen y se ostentan como los periodistas reales y únicos de la región y hablan mal del que se les ocurra, ante candidatos y candidotes, a modo de lamer botas y obtener beneficios personales diciendo que ellos controlan a los mejores medios del sur” Es una denuncia anónima pero perfectamente fundamentada, porque conozco a los personeros que nombra mi informante y que por elegancia y obsequió no voy a nombrar, por ahora.
Esta pequeña mafia, tan “cultural”  diría el “Santo Enano” Peña Nieto, como las que existen en áreas tan lejanas como el beisbol y el ajedrez en México, en las instituciones académicas de élites como COLMEX o CIDE y por supuesto que el periodismo a partir del retorno del PRI se ha visto invadida por ejemplares del chayote abyecto, sumiso y traidor. A los nombres de Ciro Come Mierda, Carlos Marín, López Dóriga, Pepe Cárdenas, Pablo Hiriart, me entristece ver a Federico Reyes Heroles (mantuvimos una amplia amistad durante muchos años) trepado al “carro del triunfo” el camión de la corrupción.
Esta mafia “petite”, la sureña, enfrenta dos agravantes que la hacen reparar como caballo asustado o zumbar como panal de avispas removido sin querer queriendo. Por un lado es el “premio” que ha dado el PRI al peor exponente del periodismo nativo, al designar a “tony” Domínguez (me niego a llamarle con el pochismo de Anthony)  como candidato a la diputación estatal, de manera simultánea, casi a la par que se daba el embate abierto en contra de Carmen Aristegui. El mensaje que han leído todos los “chayoteros” es muy claro: ser vil, paga.
Un gremio apocado que vive de “lamebotas” y que solaza con “creerse” candidatos anuales al Príncipe de Asturias, al Nobel de Literatura y si no al menos a la Presea estado de México, no tragan, destilan bilis y pus, porque uno de los miembros de la cofradía ha sido designado por el “dedo” del gran elector del PRI.
Otra lectura es la de “si se puede” y entonces el quinteto del “chayote” organizado, como reza la denuncia ciudadana, atacan, bloquean, censuran critican chismosean a favor o en contra de los candidatos, de los burócratas o de sus propios compañeros del gremio.
Son puñales como canta Mecano en Cruz de Navajas “sobre Mario (el periodista) de bruces tres cruces una en la frente la que más dolió… otra en el pecho la que le mató…y otra miente en el noticiero, dos drogadictos en plena ansiedad, roban y matan a Mario Postigo mientras su esposa es testigo desde el portal”.
La esposa de Mario Postigo (el periodista regional) es la ciudadanía pasiva, expectante, cómplice, esperanzadora, atenida, cogida en sus temores, femenina, victima y victimaria, para usar el lenguaje de los alcohólicos culpígenos.
En el proceso electoral, la causa necesaria la asume el modelo de poder vertical, de arriba abajo, autoritario para la designación de los candidatos, en todos los partidos, con excepción de Morena; la causa eficaz, la constituye la prensa corrupta, dispuesta a persuadir y convencer al electorado de las mentiras y demagogia pueril de los prospectos reconocidos legalmente; en tanto que la causa eficiente le corresponde en este modelo lógico ser a la ciudadanía, la que teniendo en sus manos el verdadero poder para cambiar las cosas, se asume como mujercita, obediente, sumisa y como en “Las Sombras de Grey”, fascinada con el sado-masoquismo de sus amantes, los políticos corruptos y sus perros de presa, los periodistas corruptos también.
Existe otra daga que se clava profundamente en el corazón del gremio al que me refiero y que les afecta y duele y molesta, para la cual solo pueden acudir al expediente clásico de “no sangres por la herida” y aparentar en “bola”, hacer como que no existe (dice el más torpe de ellos que es porque “denigra”…) que no puede ser cierta la presencia de free lancers, que como es mi caso, comprometido con la conciencia y la responsabilidad social, participo activamente en el periodismo desde hace más de una década, sin percibir por esta labor ciudadana, nada monetizado a cambio.
Es mi caso personal, paradigmático, el que seguramente va a cambiar, porque no quiero ser cómplice de esta degeneración, por muy necesitada que parezca. Hay otros caminos y formas. Hay modelos muy diferentes al “modelo Toluca” que conllevaría más trabajo y empleo, anuncios y ventas, información y conciencia. Allí si colaboro como hasta ahora.

En este camino, no. Ya veremos, por lo pronto sigo sin aparecer en el Directorio de nuestro diario.

No comments:

Librería Librarte "Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado de México"

Libr Arte La Librería de Tejupilco PRESENTA ¡Salir Afuera! Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado...