CHEDRAUI

Ya he comentado en otra ocasión que mi primera experiencia como empresario en este Sur de México, fue con una tienda de abarrotes en Temascaltepec, que se llamo El Mayoreo del Sur. Han pasado 20 años desde entonces, cuando el gran proveedor de este tipo de comercios, en la capital Toluca era Don Polo Montes de Oca y su distribuidora de Abarrotes Selectos. Don Polo imponía los precios en el mercado toluqueño y los proveedores se ajustaban a sus compras y a sus condiciones. Dos décadas han transcurrido para que este mercado indispensable para la población se haya transformado completamente, a partir de la presencia de dos grandes oleadas económicas que se pueden dividir muy claramente y cuyo epicentro lo constituyó el acuerdo comercial con los EUA, el TLC, pero específicamente el criminal “error de diciembre”, cuyo coautoría se la disputan Salinas de Gortari y Zedillo y que arrojo a la bancarrota a cientos de miles de pequeñas empresas.

En la primera gran ola -de 1995 al 2006- se puede ver que la nueva composición del mercado, se llevó aquellos negocios reacios a aceptar las reglas comerciales, impuestas ahora por enormes corporaciones transnacionales como Wal Mart, Coca Cola, Procter & Gamble o Nestlé. En cambio la segunda oleada, la que esta sucediendo actualmente en todo el Estado de México, es el tsunami que viene por aquellos comercios que se posicionaron intermediariamente, para surtir a las tienditas, los changarros que como hongos brotaron por todas partes, ante el desempleo y la desesperación de toda la gente de clase media, baja y de miseria, que son la gran mayoría de población (Chedraui la estima en mas de 80%) a partir del último trienio del siglo pasado. Es la ola cuya cresta acaba de golpear el puerto de Tejupilco, es la Tienda Chedraui, apenas la primera de muchas replicas posteriores, que amenazan con venir a arrasar con el resto de un mercado local, construido a lo largo de muchos años de trabajo, de esfuerzo y de lealtad, pero desafortunadamente contaminado por una inundación de mercancías “piratas” y una ausencia de solidaridad comunal, una sociedad individualista.

Chedraui es una tienda que tiene un origen arraigado en la historia de México. Inicio operaciones en el año de 1920 en Jalapa Veracruz, por una familia de inmigrantes libaneses, Lázaro Chedraui y Ana Caram, quienes pueden muy bien ser el retrato exacto de las célebres películas del “Baisano Jalil” interpretadas magistralmente por Joaquín Pardavé. El negocio original, por supuesto fue una mercería, el giro consentido de estos árabes conocedores del mercado mundial de ultramarinos.

Pero fue hace 40 años que comenzó a crecer y expandirse esta cadena comercial, como Almacenes Chedraui, bajo la dirección del hijo de sus fundadores, el Sr. Antonio Chedraui Caram. De 1961 y hasta 1987 en que se crea la Holding Grupo Comercial Chedraui S.A. de C.V., el negocio se expandió y consolidó en los estados de Veracruz y Tabasco principalmente. A principios de los 90’s se funda otra empresa hermana, Galas de México, con un formato diferente, enfocada como tienda departamental de ropa y moda. Va s ser a mediados de los 90’s, en pleno maremoto económico nacional, que Chedraui inicia un proceso de transformación y de especialización. El Grupo Chedraui decide vender en 1997 Galas de México y para el año 2000, se deshace también de otro negocio de tiendas de conveniencia y comienza el verdadero proceso de especialización en el autoservicio, para lo cual desarrolla tres formatos de empresas al publico: los Hipermercados Chedraui, los Súper Chedraui o Súper Che y los Súper en los EUA. Para consolidar esta estrategia, en el año 2005 consigue quedarse con las tiendas Carrefour y adquiere también una parte de las tiendas Gigante (ambas en quiebra), aunque no con todas, que son compradas por su rival Almacenes Soriana.

Es a partir de mediados de la década pasada que da inicio, en el segmento de tiendas de autoservicio, un proceso de fusión y adquisiciones, caracterizado por la competencia virulenta a muerte y por la descarada intención por desplazar todo tipo de competidores, ya que de su éxito o fracaso, depende la permanencia o no en el mercado (es la ola paradójica que da vida y muerte simultánea). Cabe señalar que a la fecha el mercado de autoservicios es liderado ampliamente por la cadena Wal-Mart que representa el 58%, seguido por Soriana con el 20%, la Comercial Mexicana con el 12% y Chedraui al final con el 10% de penetración del mercado, que sin embargo, dicen los de Chedraui, ser los de mejor tendencia ya que apenas hace cinco años su presencia era de solo el 5%.

Hay cosas interesantes que analizar en la información que la misma Chedraui pone a disposición del público, en la oferta de su primer paquete de acciones a cotizarse en bolsa de valores, pero para Tejupilco y el Sur de México en particular, quiero destacar dos cosas: el reconocimiento abierto de las vulnerabilidades de Chedraui a factores tales como la competencia, el ritmo y marcha de la economía mexicana y la de los EUA, a imprevistos tales como el clima de violencia o cosas como la gripe H1N1 que en el 2008 paralizo México (a lo idiota, por cierto); a la organización de los competidores locales, o el abasto en tiempo y forma de sus proveedores

No hay que olvidar que la estrategia de Chedraui se finca en el llamado “precio mas bajo”, que es una ruta muy difícil de sostener. Por lo tanto, el medio, la herramienta para operar ante cualquier contingencia es lo que llaman ellos “operaciones eficientes”, es decir mantener costos lo mas bajos posibles, que significa ni mas ni menos que mantener muy reducidos los niveles de sueldos y salarios de sus empleados, los que por otra parte confían retener con cursos y capacitación (quizás con “100 mexicanos dijieron”). La otra llave para intentar asegurar su sobrevivencia, es buscar eliminar, destrozar a cualquier competidor que pueda rivalizar con su Chedraui: panaderos, tortillerías, plasticentros, por supuesto que abarroteras, recaudarías, papelerías, mercerías, librerías, incluso mercados ambulantes. Todos son enemigos de estos negocios. Mientras en EUA una tienda El Súper de Chedraui se maneja con un surtido de 5000 artículos (SKU) en un promedio de 4500 m2, en México una Súper Chedraui como el de Tejupilco cuenta con un portafolios de más de 29 mil productos de surtido, en áreas promedio de 2000 m2. La política es ofrecer al cliente “la experiencia de comprar todo en un solo lugar”

Dicho en lenguaje coloquial: Chedraui Tejupilco ofrece muy pocos empleos, muy bajos sueldos, competencia feroz, venta de miles de productos de ínfima calidad, de baratijas escondidas entre el aceite 1-2-3, los frijoles, el huevo (a $15 en la calle y a $21 en Chedraui). Además, me toco en mi primera visita, que la cajera se negara darme 15 centavos de cambio, en ese estilo torpe de la gente inconsciente, sin saber que hay estudios que calculan que esos “claveles”, multiplicados por los clientes promedio que entran a Chedraui, por las casi 200 tiendas con que cuentan, arroja mensualmente mas de 145 millones de pesos al mes, para los bolsillos de sus nuevos dueños.

Comments

Popular posts from this blog

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA

HAN PASADO TRES LUNAS