LA FAMILIA HANK

La detención de Jorge Hank Rohn y su posterior consignación por acopio de armas reservadas para uso exclusivo del ejercito nacional, remite necesariamente al famoso caso de Al Capone y su arresto, por un asunto muy menor de evasión de impuestos, delito suficiente para iniciar un juicio que al paso del tiempo se traduciría en una larga lista de crímenes y denuncias. Algo así podría pasar con el expediente de Jorge Hank, acusado socialmente, tanto de traficante de especies animales prohibidas, de misoginia –al declarar reiteradamente que su animal preferido es la mujer- de tráfico de influencias, desvío de recursos públicos, de fraudes, apuestas y casinos ilegales, lavado de dinero, narcotráfico, asesinato y crimen organizado. Denuncias periodísticas que no han llegado a materializarse en actas judiciales en México, pero si en los EUA, país que le ha retirado la visa para ingresar a su territorio
“Jorge Hank Rohn es algo así como el paradigma de todo priista contemporáneo. Es un ideal, un ejemplo a seguir. Jorge el hijo de Carlos Hank, símbolo y modelo. “Político pobre es un pobre político”… ejercitados, eso sí en el empalagoso arte del guante blanco... el ejercicio del gobierno y de la política como negocio –botín- particular, sin perder nunca la sonrisa. El Profesor -así le gustaba que le llamaran- y sus intereses en la industria automotriz. Hank el promotor del 82 para el 82, la reforma anhelada por su ambición y destapar la caja de Pandora a tantos enanos y enanas confesionales. Hank el regente, el turista el agricultor, el empresario, il capo di tutis los capos”.
“Jorge el junior, el hijito de papá, Jorge el “Caliente” y de los galgódromos (y ahora el Xoloitzcuintle). Jorge y las extravagancias enquistadas en su mala cuna. Jorge Hank Rohn, el bebedor de tequila con miembros de animales. Jorge el del chaleco rojo de piel de pene de burro. Jorge el ricote, el mafioso, el nacaso. Jorge aliado con Emilio el niño verde, otro junior hijo de burócratas rateros y con Jorge Kawage, junior, hijo de contratistas rateros y Presidente del Partido del Magisterio Publico, el PANAL. El asalto al poder por los pirrurris gruesos. El cinismo al tope en esta murga del folclore patético de la política mexicana. Es el PRI de Manlio, de Jorge, de Carlos, de Emilio, de Humberto, de Ulises. Es el PRI decadente, el PRI de los Trajano, Nerones y Calígulas”. Es el PRI de Enrique Peña Nieto, Montiel, Del Mazo, Monroy, Nemer… y de su delfín Eruviel Ávila.
La primera década del nuevo milenio era simbólica para esta estirpe de caciques. Jorge se proponía reconquistar el gobierno de Baja California para el PRI, mientras que Carlos, el hermano, ganar la contienda interna para seleccionar candidato al gobierno del estado de México. Con Roberto Madrazo presidente del PRI, parecía que nada lo impediría. La relación entre Madrazo y el clan Hank era un asunto de muchos años, desde que Hank González estuvo al frente del Departamento del Distrito Federal, relación que se estrecho aún más, tras la muerte accidental de Cuauhtemoc el hijo menor del profesor, sumergido en el buceo en el Mar Caribe y el posterior enlace matrimonial de Roberto con la viuda y nuera del “profesor” y la adopción de la hija y nieta, como si fuera suya propia. Los vínculos personales entre los Hank Rohn y Madrazo rayaban en la intimidad.
“… aunque la triunfadora es la maestra Gordillo… ha conseguido enfilar a su gremio, enorme, el magisterial a favor de los objetivos más lejanos del México Revolucionario… del México Independiente. Ha leído perfectamente bien el mosaico social que compone al magisterio público y las intenciones de Calderón: destrozar la educación pública, hacer del estudiante un analfabeta incapaz. Ha utilizado sin empacho ni escrúpulo el enorme aparato burocrático que compone el sector educativo nacional. Las huestes gordillistas se nutren en el PANAL, la SEP, LOTENAL y el ISSSTE, pero principalmente en la red enorme de decenas de miles de inspectores, jefes, oficiales, supervisores... que cobran por servir, dócilmente, estalinianamente, con chantaje y extorsión a los maestros”… ordenó parar “a los rojos que se apoderaron del PRI y permitieron que permeara (sic) la impunidad, el narcotráfico y las mafias…
“No venimos a robar urnas, ni venimos a taquear (rellenar urnas), no venimos a hacer el trabajo sucio de nadie; venimos a trabajar, venimos a vigilar, venimos a promover el voto… No hacemos carrusel, no somos mapaches, no venimos a hacer tacos, no hacemos eso. Venimos a detener a los colorados conforme a la ley”, justificó Gordillo... Las órdenes de Gordillo se cumplieron al pie de la letra. La marea roja, como se autodenominaron los hankistas vestidos de playera o camisa escarlata, como los seguidores de Madrazo (o los de Eruviel Ávila) en la campaña de 2006, quedó rebasada y el empresario más importante de los centros de apuestas en el país sufrió una abrumadora derrota,
Dos horas después se confirmaba la derrota y Hank explotó: “Los ojos se le llenaron de lagrimas y con el rostro descompuesto gritó ¡Qué pasó, que me contesten estos cabrones! ¡Se los va a llevar la chingada si me vieron la cara! ¿Qué pasó? les gritó a Castro Trenti y a Bernal (operador y mapache electoral llevado a Tijuana desde el estado de México), a quienes amenazó con arruinarles su carrera política. Y como nadie le contestaba, él mismo se respondió: ¡Esta vieja me chingo!”.
El fracaso Jorge Hank Rohn, precedido por el de su hermano mayor, Carlos, quien fue derrotado por el grupo de Arturo Montiel, cuando peleó la candidatura del Estado de México a Enrique Peña Nieto, echó abajo el proyecto de retomar los pasos de su padre, el jerarca del grupo Atlacomulco, Carlos Hank González.
La detención de Jorge Hank pone al descubierto estas historias que se entrecruzan y se reúnen este año 2011, en vísperas electorales, de un solo lado: Peña Nieto, Montiel, Gordillo, Kawage, Niño Verde, Salinas… Todo el poder de la mafia nacional, de la verdadera Cosa Nostra mexicana. Todos pueden ser salpicados, implicados y relacionados.
No obstante, la aplastante demostración de tamaño político y experiencia de gobierno que se pudo ver en el debate de ayer, entre los candidatos de la derecha: Bravo Mena-PAN, de la Mafia Política, Eruviel Ávila-PRI y del gobierno popular Alejandro Encinas, aunado a la exhibición criminal de Hank-Atlacomulco, a la sabiduría y determinación de la población mexiquense y a la enorme cantidad de ciudadanos en movimiento, mas de 5 millones que no pertenecen a algún partido político, presagia unas elecciones sorpresivas con victoria popular, de la gente insumisa, valiente y determinada a ser libre y no tener miedo.



Comments

Popular posts from this blog

LA MAFIA EN MÉXICO: EL GRUPO MONTERREY

PREMIO NACIONAL DE LIBRERÍA Mensaje de CRISTINA A. GARCIA

HAN PASADO TRES LUNAS