Monday, August 22, 2011

NUNCA ANTES...

Reproduzco a continuación una nota de primera plana, publicada en el periódico El País de España, aunque notas similares se leyeron en El Mundo o Marca también diarios españoles o en la BBC inglés.

“A México se le están acabando los "nunca antes...". Nunca antes había estallado en el país un coche bomba hasta que Ciudad Juárez vivió la explosión de uno; nunca antes se había lanzado una granada contra población indefensa hasta que las esquirlas enlutaron a Morelia; nunca habían matado a un candidato a gobernador que estaba a punto de ganar hasta que hace un año ocurrió en Tamaulipas; nunca habían asesinado a tantos alcaldes hasta que eso se volvió cosa de cada mes (ayer mataron a golpes a uno más –Eduviges Nava, de Zacualpan-), y nunca antes hasta hoy un partido de futbol de la primera liga se había suspendido porque el sonido de disparos hizo que jugadores y aficionados buscaran refugio.

Al minuto 40 del primer tiempo, el Morelia armaba una jugada para tratar de llegar a la portería de los locales, los Santos de Torreón. Quienes seguían el juego a través del televisor vieron y escucharon enseguida algo inédito: tras un silbatazo del árbitro, detonaciones. Los jugadores se echan al suelo; la mayoría corre como atletas en una pista de cien metros planos a guarecerse. La gente en las tribunas se apelotona en las gradas. La tarde suena a tiros. Las cámaras de la televisión recogen el desconcierto de los aficionados agachados. Cuatro minutos más tarde, cuando las armas callan, la gente decide invadir la cancha. El juego quedaba suspendido de manera definitiva.

El parte policial es tan seco como inútil: se escucharon tiros en la carretera que une a Torreón con San Pedro. Un policía resultó herido. Pero que las autoridades no informen, no aparezcan, no tranquilicen, eso a los torreonenses no les asombra en lo absoluto. Torreón es una ciudad vecina a Gómez Palacio, población que pertenece a otro Estado: Durango. En Torreón domina el grupo criminal de Los Zetas. En Gómez Palacio, el Cartel de Sinaloa. Un río divide esas poblaciones que un día sí y otro también atestiguan desde hace años los ataques de los criminales de uno y otro bando, que incursionan en territorio enemigo para matar rivales. Las autoridades prácticamente no existen.

Nunca los narcotraficantes habían secuestrado cuatro periodistas, hasta que en Gómez Palacio ocurrió hace poco más de un año. Nunca habíamos visto que de una cárcel salieran reclusos a cometer asesinatos y regresaran a ponerse a salvo tras las rejas, hasta que supimos que del reclusorio de Gómez Palacio salían criminales a matar a las calles de Torreón. Nunca se había transmitido un tiroteo en vivo y a todo el territorio nacional, (y en directo a EUA por ESPN) hasta que desde el estadio Corona en Torreón, todos vimos y escuchamos cómo los tiros de los criminales ganaban la partida. El juego quedó para mejor ocasión”

Hay muchos otros “nunca antes” por agregar y que están detrás de los hechos de este fin de semana en Torreón y en Zacualpan: Nunca antes México había estado sometido al poder, desde el gobierno de un “usurpador” y eso es esencial para deshebrar el embrollo espantoso en que se ha convertido la vida nacional. Ni en tiempos de Victoriano Huerta una asonada se cometió como la de Felipe Calderón. Aquel llego a la presidencia cometiendo un asesinato, mientras este llego legalmente al poder, sometido y condicionado por el PRI, pero sin legitimidad ninguna, sin reconocimiento y sin autoridad. Si al “chacal” Huerta se le podía hacer la guerra y llamar a la revolución nacional; al “pelele” no se le debe combatir por otra forma, que no sea a través de procesos electorales.

“Nunca antes”, un poder real pero subordinado a la nación, como las concesionarias de la señal de televisión, se habían entrometido tan descaradamente en los procesos políticos, a favor de unos y atropellando a otros. Nuevo fiel de la balanza, la televisión se ha convertido en un poder como nunca antes se había visto, construyendo su propio candidato, preparando al primer gerente general de México S.A. a modo, dócil, obediente, casado con una meretriz (mujeres que se unen por interés) exclusiva, como es el caso de Enrique Peña Nieto; nunca antes los medios concesionados se habían atrevido a desatar una campaña negativa, ofensiva, provocadora, tan prolongada, como la que a diario atizan contra Andrés Manuel López Obrador. Nunca antes un partido político opositor, como es el caso del PRI, había aprovechado las facilidades, de los vacíos de autoridad y del poder, para llevar la corrupción, el engaño y la mentira, la simulación y el crimen, al grado y extremo a que ha llegado este partido. Nunca antes el PRI había tenido el poder para condicionar y amenazar al Presidente de México por ser un usurpador y un “pelele” Nunca antes se había visto que la ineptitud repulsiva corrompiera un gobierno como Coahuila y además dejara en el “trono sucesorio” a su propio hermano: los Moreira, del magisterio. Nunca antes se había visto que un presidente acusara tal desprecio por la ciudadanía del estado donde nació, para militarizar Michoacán, consignar a mas de 40 funcionarios -finalmente exonerados- y todavía pretender imponer a su hermana como gobernadora. Nunca antes la educación en México había llegado a los extremos de ignorancia, mentira, falta de preparación, descomposición, simulación y soberbia enfermiza. Nunca el magisterio había sido un sector tan corrupto como mediocre. Nunca el presupuesto para la educación se había gastado en ejércitos electoreros, como los que “robaron” la votación en territorio mexiquense y ahora se aprestan a conquistar Michoacán, coludidos con los membretes delincuenciales locales, que son uno y lo mismo. Nunca antes la PGR había consignado casos tan relevantes para la opinión pública, como Greg, el candidato defenestrado de Quintana Roo y Carlos Hank, de Baja California y perder en tribunales, exponerse al ridículo, como tal parece que fuera el propósito ex profeso.

Nunca como antes se habian visto ejemplos de estudiantes chilenos, que se levantan contra la “educación de Pinochet (Elba Esther)” o los ingleses que se revuelven contra las policías que asesinaron a un joven negro. Nunca antes habrase visto a los españoles indignados por gastar 50 millones de euros, en pasear al Papa Ratzinger, con recursos públicos, con sus impuestos, en un país que se quiebra por los problemas de la economía.

No comments:

Mensaje de Criss Garcia de Librería LibrArte como Nueva Emprendedora AMATL 2018

Muy buenos días tengan todos ustedes. A nombre de mis hermanas Carmen, Claudia y de mi familia, deseo expresar a todas y cada una de la...