NARCOTRÁFICO EN MÉXICO


Pocas veces coinciden con tanta certeza las opiniones de dos personajes tan disímbolos, opuestos incluso, extraños y alejados, pero doctos en sus materias, además de ejemplares en muchos sentidos y muy simpáticos. Hablo de Fernando Savater, el gran maestro y pedagogo de la lengua castiza y Jorge Carrillo Olea, el militar y político que capturo al Chapo Guzmán.
El Filósofo (así con mayúsculas) Fernando Savater, en el marco de la Feria Internacional del Libro que se inauguro en Guadalajara, el pasado fin de semana, aprovechando la conmemoración del vigésimo aniversario de Ética para Amador, declaro una verdad contundente y absoluta, “La estrategia de convertir la lucha contra el narcotráfico en una cruzada "es un disparate que nace de Estados Unidos y los disparates que nacen en Estados Unidos son muy difíciles de combatir por el resto del mundo”
Autor de obras de obligada lectura como Política para Amador, Malos y Malditos, Diccionario de Filosofía o Las Preguntas de la Vida, Fernando Savater, de ninguna manera es el intelectual orgánico, el que vive de cobrar de los dineros públicos, aplaudiendo u opinando siempre a favor del visir o ministro que lo cobija  No, ya que Savater ha corrido el riesgo incluso, de enfrentar amenazas a su propia vida al combatir contra los militantes de la ETA, que  asolaron España durante mucho tiempo, con la ruta suicida del terrorismo.
Armado con el valor que da la claridad y el saber, el maestro Savater agrego que "El problema del narcotráfico es muy complejo, se debe a la irracional idea de la necesidad de perseguir la droga, que es un disparate que ha ido aumentando con el tiempo y revelándose cada vez mayor". Savater recordó cómo en los años veinte del siglo pasado los EUA se comprometió en una lucha similar contra el alcohol que terminó en fracaso.
Por ello se mostró partidario de dar a las drogas como la cocaína y la marihuana un tratamiento similar al que se le da al alcohol o el tabaco.
Luego, en entrevista que realizo Humberto Padgett,  el General retirado de infantería y licenciado en administración militar por la Escuela Superior de Guerra, además de estar considerado, “EL” Especialista en Seguridad Nacional y Servicios de Inteligencia, el ex gobernador defenestrado de Morelos, autor del salvamento del descalabrado Luis Echeverria Álvarez, cuando tuvo la torpeza de acudir a la UNAM a vociferar en contra de nosotros los estudiantes -yo estuve ese día ahí- en el Auditorio de la Facultad de Medicina. Todo eso y más es Jorge Carrillo Olea. Fundador del CISEN (Centro de Seguridad Nacional), que dirigió entre 1989-1990 y  titular del CENDRO, (Centro Nacional de Planeación y Control de Drogas), el organismo creado en 1994 con el objetivo de coordinar inter institucionalmente, los esfuerzos para combatir el narcotráfico.
Bien responde Carrillo Olea -a quien le acusan de haber combatido y a la vez protegido al narcotráfico, en especial al supuestamente fallecido Amado Carrillo, el célebre “señor de los cielos”-  a la Pregunta de Padgett ¿En qué momento se comenzó a desarticular la capacidad de la inteligencia mexicana para contener el narcotráfico? – y contesta Carrillo Olea: No, no, no. Usted parte del supuesto de que esa inteligencia existió. Nunca existió, nunca existió. Ahora, si por inteligencia vamos a hablar de chismes, llevadas, soplones, infiltrados… ¡no!... Una organización de inteligencia, técnicamente estructurada, capacitada y operada nunca existió en el pasado, hasta la creación del Cendro (de la PGR). Esta fue una organización especialmente creada con los recursos tecnológicos más avanzados del mundo. La prueba –afirma el general retirado– es que se logró la captura de El Chapo
Modificar de manera lamentable a los organismos encargados del combate al narcotráfico, como por ejemplo que al CENDRO se le descalificara por enfocarse únicamente a la tarea del narcotráfico, y  recibiera el encargo de perseguir delitos como fraude, secuestro, robo de autos, tráfico de armas, provoco que se desnaturalizara la institución y perdiera eficiencia.
Sometidos a los norteamericanos, sin voz ni voto frente al Departamento de Estado gringo, o las agencias como la DEA o ICE. Delegando tan importantes funciones de gobierno en manos de ineptos como el embajador Medina Mora o el ya famoso Alejandro Poire, actual Secretario de Gobernación, quienes se hicieron cargo del CISEN y la PGR. Con una Secretaria de Gobernación desmantelada, sin atributos de gobierno, de control, de inteligencia ni nada. Poiré tuvo la absurda idea de hacer que el Cisen se certificara por ISO 9001? “¡Como si fuera una lonchería!” (Como la UTSEM por ejemplo jeje)
Embarcados los gobiernos de Fox y de Calderón en la simulación y la mentira,  es el caso de la Secretaria de Seguridad Publica encargada a Genaro Garcia Luna, que lo mismo hace montajes para la televisión que presume incrementos en la planta de personal policiaco, a razón de 700 nuevos elementos al mes. Solo se puede esperar y concluir que la lucha en contra del narcotráfico esta completamente perdida, que no hay dirección ni rumbo, que no existe política al respecto, que no sean los intereses de los EUA, los que se solazan en colocar al El Chapo, como el número uno en la lista de perseguidos, tras la muerte de Osama Bin Laden. Hollywood para contentillo de los ciudadanos, que en la vida diaria se mueren de miedo. Con altísimos medios tecnológicos, como satélites, aviones no tripulados, avanzadísimos sistemas de intercepción de comunicaciones, si los EUA no han atrapado a El Chapo, debe ser porque tienen algún interés ahí.
El área de combate al narcotráfico paso de ocupar una dirección general en la Oficialia Mayor de la PGR, en tiempos de López Portillo, a pesar de que aun eran recientes las declaraciones de Lindon B Johnson respeto que México era “el trampolín de las drogas.”; y la rápida respuesta de Díaz Ordaz,  de que “porque los EUA eran la alberca”.
En cambio, la determinación de Felipe Calderón por sacar al ejercito de sus cuarteles, a la marina, provoco que el asunto del narcotráfico “le explotara en las manos a este hombre” Porque  provocó la violencia y la guerra fraticida, cuando lanzó al ejército y éste, de manera natural en su esencia, es violento y generó hechos que se multiplicaron hasta llegar a esta situación…
  


Comments