LOS PRÓXIMOS VEINTE AÑOS

Inspirado en el clásico Rayuela, exponente del cronopio inventado por el ciudadano universal, el personaje de Julio Cortázar, me sorprende encontrar en mi diario escribir otra pista que me explique mi propio origen, que señale el destino porvenir. Porque el argentino por determinación es también maestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve en general. Porque como muchos, murió en los 80’s
“Todo es escritura, es decir fábula” sentencia Cortázar en la segunda página del libro primero, de la segunda forma de leer la Rayuela delirante, de palabras que saltan, recortadas, que brincan y se vuelven lenguaje. De algo así hay que ocuparnos y dejar de lado el recuerdo de un crimen contra un candidato del PRI a la Presidencia. Hay que dejarlo descansar, en la hora del crimen presente. Tampoco es tiempo de recordar la expropiación de 1938 y mejor dedicarse a enfrentar la expropiación presente, la del petróleo y de todo lo demás, a millones de mexicanos impávidos, acongojados, acosados, intimidados, amenazados y que olvidan que el Petróleo está consagrado, que pertenece a la nación, no al Estado y menos al gobierno en turno, sino a quienes habitamos en este país y nacimos aquí, porque nación lleva al nacimiento y el origen.
Hoy por hoy, que atisbo un poco, saco la cabeza y me agacho, combato y me recluyo, hago como que si y mejor no, al igual que Rayuela, hay que leer lo que dicen mis Cartas, de arriba abajo, de atrás para adelante, de ladito o por párrafos primos, o pares y nones. Que juegue el equipo de futbol de los Pumas de la UNAM con ocho jugadores no nacidos en México, el domingo 10 de marzo, que sea la primera vez que un equipo de futbol proceda de esta manera, aunque las leyes secundarias lo permitan, es parte del futuro hecho presente.
Que suman más de cincuenta los muertos por la violencia en San Pedro Tenayac ¡qué importa brama un burócrata de nombre Garcia Bejos! si, agrega, se reunieron 40 mil en Metepec y 50 mil en Toluca y habrá 100 mil la próxima semana en otro sitio que ya ni recuerdo, ni me interesa. Igual puede contar los 20 mil que se darán cita el 6 de abril próximo en Tejupilco, gritando, histéricos, eufóricos, idiotas. Son los jóvenes que corresponden en el deporte del futbol, a los que han dejado las edades reglamentarias para ser campeones sub 17 e incluso Olímpicos, contando con la asistencia de dos o tres buenos compañeros mayores de edad. Jóvenes hombres y mujeres entre los 20 y los 40 años en Tejupilco, como en México, son el estrato social más numeroso, en proporción y en números absolutos, y podría decirse en estulticia, en desesperación, en bestialismo, en derrotas. Como en el futbol, la juventud mexicana que llega a la edad de buscar trabajo, fundar una familia, pensar en el futuro, entra en pánico, se olvida de los sueños infantiles, acepta cualquier condición, vende oro, vende plata,  vende el cuerpo, se pierde, se vuelve parte del sistema, responde con ¿qué otra?, o dicen, ¡me corren! Deja en el baúl de los recuerdos el orgullo y la dignidad, se desvanecen los sueños y el amor, se alejan la imaginación y la aventura, y poco a poco, pasito a pasito, se convierten en burocracias públicas o privadas. Esclavos, empleados: la diferencia es que unos cobran por no servir y los segundos no sirven para cobrar.
Así como el Secretario del Trabajo del Gobierno del estado de México, el mentado Garcia Bejos, salió a despotricar contra las publicaciones que critican y denuncian el clima de violencia que priva en el territorio mexiquense, es el talante, el estilo en ¡Grande! Como responde el Coordinador de Imagen Institucional del Gobierno del Estado de México, Carlos Aguilar, (ofrezco disculpas al lector por el lenguaje vulgar y soez de Aguilar) en contra de ciudadanos que cuestionan o critican al Gobernador Eruviel Ávila. Estos son algunos tuits que este empleado público se puso a enviar a gente que sabe de la violencia contenida,  de los pactos secretos, sabe de las amenazas y las extorsiones, de los 714 secuestros en lo que va de 2014 (Sra. Wallace): @jorgecares75 “Ese es un pretexto pendejo. Te reto a q lo digas de frente y a que demuestres tus triunfos. Obvio, eres un frustrado y perdedor…  Pobre güey. Qué pena das. Quién es el puto? El que se esconde detrás de un Twitter? Si me conoces, puedes decirlo de frente. …  Si lleve 1 campaña, es por capacidad y preparación. Dudo que puedas hacer algo igual. Pongamos sobre la mesa los logros de cada uno. Qué lástima me da la gente frustrada, amargada y cobarde. Ojalá puedan ser realmente felices en algún momento de su vida”
Somos gente frustrada, amargada, resentida, negativa, perdedora los que no tragamos las mentiras y los engaños, los que ni de lejos caemos en la zalamería y la abyección (Radio Roca 88.3). Incluso hay que preguntarse ¿qué mentira es peor o es mayor o menor? bueno ya ni sé que decir: ¿Las celebraciones concentradas en Toluca de Obama con un barniz cultural, por ser la capital? O las conclusiones de la Comisión Legislativa que investigó el caso Monex y los gastos de campaña de Peña Nieto.
Con tal de festejar y derrochar dinero para el circo –aunque no haya pan- los toluqueños, en la capital de chorizo y de las tortas, se empeñan en festejar el 492 aniversario de Toluca. Convertir a Toluca en una meca cultural, un sexenal faro de Alejandría, aunque no cuadren las fechas, ni los números. Son datos que se contradicen con todo y que me indique Pérez Santana muy amablemente, que son los datos asentados en diferentes "Historia del Estado de México" del Maestro y Cronista Alfonso Sánchez García y que me invite a acercarme al Archivo Histórico de Toluca donde, palabras más o palabras menos se establece que la fecha de la fundación de San José de Toluca es 1522. Sin duda que parecen investigaciones oportunas, datos a modo, fechas casualmente encontradas en el sexenio de Peña Nieto. Hay quienes ubican en 1527 la fundación de Toluca. Y, yo, que estuve presente en los festejos que conmemoraron el 450 aniversario de Puebla (1981). Y  yo, que soy negativo y además “ni soy mexiquense”, y si las cuentas no me fallan, quiere decir entonces que Toluca se fundó antes que Puebla ¡si chucha y tus calzonsotes!
Pero eso es peccata minuta, porque los cronopio somos, además de hippiosos, “criaturas ingenuas, idealistas, desordenadas, sensibles y poco convencionales” (wiki)  y hay que creer, esperar, mejor aplaudir la compra de la elección presidencial que permitió a Enrique Peña Nieto llegar a Los Pinos. Con dinero baila el elector. O dime cuánto tienes y te diré si te alcanza para ser Presidente, cuando el asunto es para avergonzarnos.  Hoy sabemos que la Comisión Legislativa que investiga el Caso Monex (y una retahíla de tarjetas parecidas) dictaminó el pasado 10 de marzo, de manera oficial, que la campaña presidencial de Peña Nieto rebasó el tope de gastos permitidos en… ¡4 mil 500 millones de pesos! Superó 13 veces lo permitido por la ley: Peña Nieto compró la pasada elección presidencial.
Es el futuro en tiempo presente, el pluscuamperfecto del verbo vivir (podría ser morir, ser, tener…). Son las fanfarrias que anuncian los nuevos tiempos, los del dinero, las fortunas bien (mal) habidas, el dinero blanqueado, las buenas conciencias. Es la fiesta de las finanzas, el mundo del dinero, es la advertencia dejada por Saramago, quien gritó ¡vayan y privaticen a su puta madre que les parió!
Si Roberto Saviano en Gomorra (20 millones de ejemplares vendidos) y ahora en CeroCeroCero, afirma que todos estamos inmersos en un mercado de cocaína, que las fortunas que genera este tráfico de sustancias es parte ya –lo fue siempre- del sistema financiero internacional, el de los grandes bancos, no hablamos de paraísos fiscales o de las Islas Caimán. Si el hombre más rico del mundo usa sus empresas de la telefonía y las comunicaciones, el futbol, el club León, los Sanborns y las tiendas Sak’s para “lavar” dólares y así acumular su inmensa fortuna, la que sumada a la de otros nueve multimillonarios “mexicanos” asciende a 1.8 billones, más que los 1.3 billones que se calcula suman los patrimonios familiares, del resto de  todos los mexicanos.

El futuro que depara el presente de futbol y de Tv Novelas, de ambiciones, deseos de lujo y de placeres, ostentación, triunfos y silencios es la ruta del dinero. Gobierno y dinero, partidos políticos y dinero, viajes y dinero, confort y dinero, superioridad, supremacía y dinero, éxito y dinero, felicidad y dinero. Todo es dinero, dinero especulativo, dinero de robos y abusos, dinero de sangre y de muerte, dinero de vicios y drogas. El Pasado fue del romanticismo, el presente es dinero. Ayer soñé con viajar. Hoy ponte a vender complementos dietéticos y vete a vender a otros países. Recuerdo que de niño… ¡ya carajo! ¿A quién le importa lo que paso ayer? Si en ese tiempo gramatical puede pasar todo, menos ganar dinero.

Comments